Metodología

El objetivo de la metodología de aprendizaje es facilitar la aplicación real de los contenidos de estudio, de forma que la superación del curso signifique una mejora en la empleabilidad del alumno. Un entrenamiento eficaz ayuda al alumno a reforzar los procedimientos adquiridos, optimizando su retención y aplicabilidad. La metodología didáctica se apoya en los siguientes principios

  • Proceso autodirigido self-controlled: los participantes ser conocedores desde el primer momento de la situación didáctica global, del por qué de la solución formativa que se les ofrece y de la necesidad de llevarla a término con aprovechamiento.
  • Aplicamos a nuestras sesiones el Método del caso (¨learning by doing¨): el aula se convierte en un taller de experiencias en contextos simulados semejantes a situaciones reales.
  • Máxima aplicabilidad de los conocimientos adquiridos. El aprendizaje resultará tanto más eficaz cuanto más clara sea la percepción de directa aplicabilidad de lo aprendido en la vida profesional.
  • Motivación: porque formar no es solo entrenar, sino entrenar motivando, uno de los factores básicos de nuestro trabajo es la necesidad de fomentar un ambiente motivador al impartir los cursos de formación.
  • Espíritu colaborativo: en nuestros talleres y aulas, las dinámicas de grupo van encaminadas a fomentar un ambiente de colaboración, en el que se compartan las experiencias de los distintos participantes, consiguiendo de este modo un aprendizaje global de mayor nivel para los alumnos. La misión de nuestra formación es permitir generar conocimientos y habilidades en los alumnos, motivando su actuación futura.