Cómo actuar en una entrevista de trabajo

19 de septiembre de 2020

Cómo actuar en una entrevista de trabajo

Antes de presentarse a una entrevista de trabajo, es necesario saber cómo actuar y comportarse, porque es la forma de causar una buena impresión al entrevistador y, además, actuar adecuadamente puede ser lo que determine que se logre superar de forma exitosa el proceso de selección. El entrevistador no solamente se limita a leer el currículum de cada candidato para evaluar si el perfil se justa al puesto de trabajo ofertado, si no que también toma en cuenta otros factores, como la actitud o el lenguaje corporal, para tomar su decisión.

En algunos casos la forma de comportarse durante la entrevista de trabajo puede llevar al entrevistador a dejar de lado los estudios o experiencia que pueda acreditar el candidato, debido a que podrá valorar la personalidad del mismo a través de su comportamiento durante la entrevista, tomando en cuenta detalles en la forma de saludar o de sentarse, entre otros. Lo que se transmite verbalmente durante la entrevista es importante, pero hay que tener en cuenta que la mayor parte de lo que se dice se hace sin palabras.

Índice

    Comportamiento en una entrevista de trabajo

    Cómo actuar en una entrevista de trabajo

    Es indiscutible que para poder superar con éxito un proceso de selección, es fundamental comportarse adecuadamente. Para conseguir comportarse de forma correcta se debe conocer todo lo que se puede y se debe hacer para mejorar la oportunidad de conseguir el puesto de trabajo, pero también es necesario conocer lo que no se debe hacer durante la entrevista de trabajo:

    • Cuando se saluda al entrevistador, se debe tratar de usted. Durante la entrevista el entrevistador indicará si se puede tratar más informalmente.
    • Desde el inicio se debe demostrar el interés por el trabajo. Pero se debe evitar parecer desesperado o rogar por ser seleccionado para el trabajo, eso crea una situación bastante incómoda y genera desconfianza, y en el momento decisivo no aportará nada positivo al resultado.
    • Debe hablar con un tono de voz apropiado, que transmita seguridad y confianza, sin alzar la voz.
    • Hay que estar calmado y hablar de forma clara.
    • Expresarse de forma natural, sin usar palabras del lenguaje coloquial.
    • No es recomendable usar monosílabos para responder, solo se deben usar en los casos que es imprescindible. De igual manera tampoco es recomendable utilizar palabras que transmitan inseguridad.
    • En las respuestas deben usarse palabras que transmitan valores esenciales en el aspecto laboral, como por ejemplo: retos, experiencia, superar, compromiso, estabilidad. Si se usan adecuadamente se logra dar una buena impresión al entrevistador.
    • Nunca se debe hablar de más, hay que pensar bien las respuestas y responder siempre con seguridad, y de forma concreta sobre lo que se pregunte. Siempre hay que dejar que el entrevistador sea quien dirija la entrevista de trabajo.
    • Se puede caer en la tentación de usar un lenguaje más culto del que se usa normalmente, usando palabras rebuscadas. Solo debe usarse si la ocasión lo amerita.
    • Se debe estar preparado para argumentar y defender los puntos fuertes y los débiles. Durante la entrevista se debe procurar contestar y comportarse de forma positiva.
    • Si se percibe que el entrevistador está perdiendo el interés, se puede reavivar la conversación usando cambios de tono, como una forma de llamar de nuevo su atención.

    Saludar de la forma correcta en la entrevista de trabajo

    Saludar de la forma correcta en una entrevista de trabajo es muy importante si se quiere conseguir el puesto, además de ser la forma de causar una buena primera impresión. Se debe tener en cuenta que la entrevista no comienza cuando se empiezan a responder las preguntas, sino que la evaluación comienza desde el mismo momento en que se saluda.

    Cuando se acude a una entrevista de trabajo los primeros veinte segundos son fundamentales, por lo que saludar correctamente es muy importante si se está decidido a lograr conseguir el puesto de trabajo. La primera recomendación es tratar de conocer el nombre del encargado de la entrevista, para dirigirse a él en el saludo inicial. Por lo general, al oír su nombre, seguido de unas palabras de agradecimiento por haber sido llamado a la entrevista, hace surgir de forma inmediata una conexión.

    Hay que dejar que el entrevistador inicie el saludo, para no dar la sensación de ser una persona muy confiada y controladora al asumir el protagonismo de la situación. Se debe responder al saludo de forma inmediata, mirando siempre a los ojos y con una sonrisa sincera.

    Este es el primer contacto entre el entrevistador y el candidato, y puede influenciar y hasta determinar el curso de la entrevista. Hay que conocer cómo debe ser ese saludo y lo que se transmite cuando se da un apretón de manos.

    Tipos de saludos y que transmiten

    • Dar la mano de forma delicada y blanda transmite la sensación de ser un profesional débil y con tendencia a la pasividad, fácilmente maleables y con muy poco carácter.
    • Apretar en con mucha fuerza los nudillos es típico de quien quiere dar la apariencia de ser personas duras y dominantes, que no se dejan influenciar fácilmente ni les gusta obedecer órdenes.
    • Dejar el brazo rígido cuando se estrecha la mano es una señal de control. Por lo general estas son personas son agresivas, autoritarias y les gusta el poder.
    • Algunas personas, en lugar de apretar la mano entera, solo usan los dedos, dejándolos flácidos sobre la mano del entrevistador. Este gesto inofensivo, muy propio sobre todo de quien quiere aparentar delicadeza, muestra a un profesional sin confianza ni autoestima.
    • Saludar envolviendo la mano de la otra persona por lo general es usado cuando se quiere expresar gratitud y sinceridad, aunque en las entrevistas de trabajo puede ser tomado como desconfianza.

    La forma de dar la mano antes de comenzar la entrevista de trabajo y durante la despedida debe ser de forma neutral, con un apretón de manos firme y seguro. No se debe realizar demasiada fuerza, pero tampoco dejar la extremidad dormida, esto puede incluso causar rechazo en el entrevistador.

    • Se debe recodar que el aspecto físico y la forma de vestir, forma parte de la comunicación no verbal, por lo que hay que acudir bien presentado, vistiendo de forma adecuada y tratando sobre todo, de dar tratar de causar una excelente primera impresión.

    Si se actúa con seguridad durante la entrevista de trabajo y se tiene un comportamiento respetuoso, positivo, enérgico y entusiasta, se podrán aumentar las posibilidades de conseguir el puesto de trabajo. Cuando se finaliza la entrevista de trabajo, hay que despedirse igual como se saludó. Se debe sonreír y agradecer el tiempo dedicado, se puede pedir el correo o tarjeta profesional, luego enviar una carta de agradecimiento por la entrevista y la oportunidad que brindada.

    La comunicación no verbal en una entrevista de trabajo

    Gran parte de lo que se transmite cuando se establece una comunicación se hace a través del lenguaje corporal, todos los movimientos que se realizan de forma voluntaria o involuntaria transmiten alguna información sobre lo que realmente se quiere decir.

    Por eso es importante ser consciente de las cosas que se deben evitar hacer y las que se deben realizar en una entrevista de trabajo:

    • Mirar a los ojos, pero evitando parecer agresivo. También se puede procurar mirar las cosas que se encuentran en la oficina, pero sin bajar la mirada o dar la sensación de estar distraído.
    • Siempre se debe sonreír, sobre todo en el momento de saludar y de despedirse. Es una manera de crear empatía, pero debe ser algo que se haga de forma natural, nunca se debe exagerar o fingir.
    • Cuando se camina hacia la silla, se debe hacer erguido, caminando con seguridad y mirando hacia delante. Hay que sentarse con la espalda recta, pero sin estar rígido, con las piernas paralelas. Se debe encontrar una forma de sentarse que sea cómoda, sin que parezca que se está tenso o desanimado.
    • Se debe dejar una distancia entre la silla y el escritorio, nunca se deben poner los codos sobre el escritorio o acercarse demasiado, evitando así invadir el espacio personal del entrevistador.
    • No se deben cruzar los brazos ni cerrar los puños, hay que relajarse y deja las manos libres. Cuando se está hablando se puede gesticular con las manos, como una forma de apoyar lo que se está diciendo, esto ayuda a expresar las ideas y potenciar el mensaje, pero siempre sin exagerar.
    • Acciones como mirar el reloj, morderse las uñas, tocarse el cabello de forma constante, rascarse la cabeza o la cara, golpear el suelo con el tacón, se interpretan como un comportamiento inseguro, nervioso o distraído.
    • Nunca se debe comenzar la entrevista de trabajo con el móvil encendido. Si se contesta una llamada durante la entrevista, se está dando a entender que la misma no tiene ninguna importancia y sobre todo es una falta de respeto hacia el entrevistador.

    Normas de conducta en la entrevista de trabajo

    En una entrevista de trabajo se evalúa detalladamente la actitud que se tiene durante la conversación, los gestos y lo que transmite el lenguaje no verbal, existiendo además ciertas cosas que no se deben hacer en una entrevista.

    Es conveniente seguir una serie de normas de conducta que permiten superar exitosamente este momento:

    Puntualidad: Una de las cosas que nunca se debe hacer es llegar tarde a la entrevista de trabajo. La falta de puntualidad puede ser incluso motivo de que se descarte la postulación al puesto de trabajo. Se aconseja llegar unos diez minutos antes de la hora pautada para la entrevista. Si se llega tarde es inevitable dar una mala imagen.

    Preparar la entrevista previamente: No importa si la entrevista es convocada de un día para otro, es importante que sea preparada cuidadosamente para aumentar las posibilidades de conseguir el trabajo. Se debe estar informado sobre la empresa, las características del puesto ofertado y la filosofía de la compañía.

    Se debe recordar todo lo que se encuentra en el currículum para evitar cualquier malentendido con el entrevistador e intentar preparar las respuestas de la entrevista. Se debe ensayar también una breve presentación y pensar muy bien los motivos por los cuales se quiere trabajar en esa empresa en particular. Aprender cómo venderse en una entrevista de trabajo es fundamental.

    La imagen es importante: La primera impresión es uno los factores que más suman o restan en una entrevista de trabajo. Según el puesto al que se esté postulando, se debe vestir de una forma u otra, debido que no es el mismo código de vestimenta para una entrevista para un puesto como abogado que una entrevista para creativo. Hay que arreglarse según el código de la empresa y siempre se debe vestir de manera que se muestra una imagen profesional.

    Cortesía y respeto. Se deben recalcar los aspectos básicos para actuar con cortesía y respeto hacia el entrevistador:

    • Saludar siempre al entrevistador con un apretón de manos.
    • Dirigirse a él como usted.
    • Mirar a los ojos al entrevistador cuando esté hablando.
    • No interrumpir.
    • Prestar atención a las preguntas.
    • No usar expresiones vulgares o demasiado coloquiales, en una entrevista de trabajo hay que dar un discurso serio, coherente y preparado, acompañado del lenguaje apropiado.

    Controlar la actitud: Cualquier señal de desgano, arrogancia o pesimismo pone en peligro la oportunidad de ser contratado. Si hay cosas con las que no se están de acuerdo o hay algo del trabajo que no resulta convincente, hay que evitar hacer algún comentario inapropiado y más bien tratar de despejar las dudas.

    Es fundamental mostrase como un candidato amable y optimista para crear una buena conexión y trasmitir confianza y seguridad al entrevistador. Hay que dejar de lado los nervios y las actitudes arrogantes, tomando siempre una actitud educada y positiva, que demuestre interés por el puesto y, sobre todo, confianza en sí mismo, son actitudes valoradas positivamente en una entrevista de trabajo.

    Cómo actuar en una entrevista en grupo

    En algunas ocasiones la empresa realiza una entrevista grupal como un paso previo a una entrevista de trabajo personal, y es considerada como un recurso complementario en el proceso de conocer cuál candidato se ajusta al perfil que la empresa está buscando para el puesto de trabajo.

    Sin embargo esto implica que superar un proceso de selección es cada vez más complejo por la cantidad de factores que se deben tener en cuenta. Un entrevistador debe recopilar una gran cantidad de información de cada candidato, en procura de poder realizar la mejor selección.

    Por este motivo se debe conocer cómo actuar en una entrevista de grupo, para poder demostrar el potencial que se tiene y poder afrontar el proceso de selección con mayores posibilidades de éxito:

    Ser natural: Hay que mostrarse natural, sin ningún tipo de artificios. Cuando se trata de aparentar un comportamiento que no es el que se tiene normalmente, solo se logrará perjudicar cualquier posibilidad. La espontaneidad es una forma de darse a conocer realmente.

    Argumentar las ideas de forma correcta: Nunca se debe decir todo aquello que se está pensando, se debe reflexionar y hacer comentarios coherentes. En una entrevista grupal, la persona decide cuándo participar, procurando aportar valor en cada intervención. Se debe opinar con criterio, análisis y determinación. Hay que demostrar que se tiene capacidad de persuasión.

    Procurar ser creativo: Los planteamientos que se den deben ser con argumentos sólidos, pero también tienen que ser innovadores y creativos. Por eso se debe tener una actitud relajada y tranquila.

    Cuidar la imagen: En una entrevista grupal también se debe tener en cuenta todos los detalles relacionados con la imagen. Hay que cuidar la postura corporal, el estado de ánimo y el tono de voz. Hay que mostrar agrado por participar en la entrevista de grupo y sobre todo, ganas de colaborar.

    Respetar a los compañeros: Tener una actitud respetuosa hacia los compañeros puede hacer que se sea bien valorado por el entrevistador. Hay que escuchar al resto de participantes de la entrevista de trabajo de una forma activa, mostrando siempre interés en lo que dicen. Cuando se intervenga, no hay que manifestar hostilidad hacia los demás compañeros, recordando que son rivales, pero no enemigos.

    El lenguaje no verbal en una entrevista grupal: A la hora de presentarse a entrevista grupal es crucial lo que se dice, pero también la forma en la que se dice, siendo este último aspecto decisivo. Se debe prestar al lenguaje no verbal mucha atención y controlar lo que los gestos expresen desde el principio hasta el final de la entrevista.

    Hay que participar de forma activa, escuchar a los demás y llamarlos por su nombre: En una entrevista de grupo es tan perjudicial hablar demasiado como no hablar. Se debe respetar el turno de palabra de los demás participantes y escuchar atentamente lo que los demás tienen para aportar.

    Otro de los aspectos que son valorados por el entrevistador en el momento de las intervenciones en las entrevistas de grupo es que se realice el esfuerzo de memorizar el nombre de los otros candidatos y dirigirse a ellos de manera personalizada. Este gesto demuestra interés y, al mismo tiempo, respeto hacia las demás personas.

    Aptitudes más valoradas: En el transcurso de una entrevista de trabajo en grupo se pueden presentar diferentes situaciones en las que se tienen que usar los puntos fuertes que se tienen como candidato y que se valoran de un modo especial, como por ejemplo la capacidad de liderazgo, el control emocional, la iniciativa, el nivel cultural, la capacidad de persuasión y resolución de conflictos.

    Preparar la entrevista grupal: La empresa siempre debe comunicar al candidato que se va a realizar una entrevista de grupo antes de acudir a la misma, aunque en algunas ocasiones no es así. Muchas empresas no informan a los candidatos con la debida antelación este tipo de entrevistas, con la finalidad de que actúen con naturalidad.

    En el caso de que sí se realice la convocatoria a la entrevista de grupo previamente, se puede preparar con antelación, aunque nunca se puede hacer totalmente, sobre todo porque no se maneja la información de qué tipo de dinámica se va a usar, la temática y el equipo con el que se va a a interactuar.

    Sin embargo, siempre se pueden desarrollar una serie de puntos, como por ejemplo:

    • Control de los tiempos de la dinámica.
    • La orientación al grupo al objetivo planeado.
    • El refuerzo de las ideas de los compañeros, aunque se tenga una opinión diferente.
    • La retroalimentación con las ideas de los demás participantes.

    Entrevista por videollamadas u online

    Cómo actuar en una entrevista de trabajo

    En la actualidad los procesos de selección están muy condicionados por la tecnología, siendo las videollamadas una de las opciones para realizar la entrevista de trabajo, evitando que el candidato se desplace de un lugar a otro y ahorrando recursos a la empresa. En muchas ocasiones son utilizadas como un proceso previo a una entrevista presencial. Sin embargo, en las entrevistas de trabajo por videollamada también se debe procurar transmitir la imagen adecuada.

    Si se ha pautado una entrevista de trabajo online para un puesto de trabajo, se deben seguir los procedimientos habituales para una entrevista personal, solo que incorporando algunas estrategias adicionales para lograr conseguir el éxito en la entrevista.

    Estos consejos pueden ayudar a que se supere la entrevista virtual:

    Sentirse cómodo sin excederse: Si bien las entrevistas de trabajo a través de videollamadas pueden ser realizadas en la comodidad de la casa, no implica que sean informales o poco serias. Se debe crear un ambiente que transmita profesionalismo, con un mobiliario que permita sentarse como se haría en una entrevista personal. Eso quiere decir que no se debe hacer semisentado en un sofá o apoyado en almohadones desde una cama.

    Hacer una entrevista de trabajo online recostado da una imagen de falta de energía, poca preparación e informalidad. Hay que sentarse derecho delante de una mesa, de forma tal que se pueda manejar una portátil y tomar notas con facilidad.

    Prepararse para una entrevista de trabajo online también implica asumir un estado de ánimo apropiado para negociar. Se debe estar preparado mentalmente para actuar como si la entrevista se estuviera llevando a cabo en una oficina.

    Vestirse apropiadamente: El lugar dónde se va a estar sentado termina perdiendo importancia si durante la entrevista online se está en ropa playera o en pijamas. Esto solo demuestra al entrevistador que no se está tomando la entrevista en serio. La ropa que se usa afecta psicológicamente la forma de actuar. Por lo que hay que vestirse adecuadamente, así el entrevistador no vea que se está usando.

    Si se logra crear una buena impresión en una videollamada hará que el entrevistador pueda decidirse a contratar o realizar una entrevista personal. Incluso puede causar que pase por alto respuestas poco adecuadas si percibe que se ha dedicado tiempo a prepararse para la entrevista vistiendo apropiadamente. Este consejo es válido para cualquier trabajo, e incluso si estás solicitando un trabajo a distancia.

    Comprobar que no haya problemas técnicos: Lo más probable en una entrevista virtual es que se tenga que utilizar un software con el que no se está familiarizado o no se cuente con experiencia de uso. Ya sea que se conozca o no, se debe estar familiarizado con las características y funciones en el momento de la entrevista. Cualquier problema que se tenga con el software o con su uso no debe ser solucionado momentos antes de la entrevista.

    También hay que prever si se presentan problemas asociados con el vídeo, el sonido, o la conexión a Internet. La mayoría de los programas como Zoom, Skype y similares, ofrecen opciones de comprobación que permiten verificar que el sonido está activado. Se debe probar el volumen de la entrada de audio y de la salida de micrófono.

    Hay que hacer también una comprobación de la emisión de vídeo para asegurarse de que la imagen no está pixelada o no tiene nitidez. Se deben tener opciones en caso de que haya una falla de conexión a Internet, como por ejemplo usar la zona wifi del móvil, por si se presenta una interrupción de la conexión habitual doméstica.

    Es recomendable saber cuánto tiempo puede durar la entrevista de trabajo para prever si la batería del portátil va a alcanzar, por lo que para tener mayor seguridad, se debe tratar de mantenerlo conectado o con el máximo de batería. Además se debe comprobar cuánto tiempo gratuito ofrece la plataforma a usar. Zoom por ejemplo, proporciona hasta 40 minutos gratis, que es más o menos el tiempo promedio de duración de una entrevista.

    Elegir un fondo neutro: No es necesario que el entrevistador durante la entrevista de trabajo online, mire las fotos familiares o una estantería. Se debe seleccionar una habitación y pared que no ofrezca distracciones, para hacer un escenario lo más neutral que se pueda, lo recomendable es una pared blanca.

    Eliminar distracciones: El lugar en dónde se realiza la entrevista de trabajo debe ser tranquilo, evitando a toda costa las interrupciones de niños, mascotas o el mundo exterior. Se debe procurar la fluidez de la entrevista, por lo que hay que apagar el móvil para impedir las llamadas. La entrevista no debe verse afectada en ningún momento por interacciones personales, mostrando así que se es una persona profesional. Si la oferta de trabajo es para trabajar desde la casa, se demostrará que se tiene el lugar apropiado para trabajar.

    Prestar atención a la luz y a los ángulos de la cámara: Se debe tener la iluminación adecuada para evitar que el entrevistador pueda pensar que no se quiere mostrar la cara. Esto hace que se parezca una persona tímida, y disminuirá la confianza del entrevistador, además de poner en duda el profesionalismo.

    Se debe usar luz natural procedente de una ventana si es posible, para tener mayor claridad, o bien probar con una luz blanca que no altere los rasgos o complexión. También se debe vigilar el ángulo de la cámara, para evitar salir viendo desde arriba o con media frente cortada. Hay que poner la cámara del portátil de modo tal que sea visible todo el rostro y los ojos deben situarse a nivel de los del entrevistador. Tampoco es recomendable acercarse mucho a la cámara.

    Preparar notas: Para evitar cualquier duda cuando se van a responder preguntas en una entrevista de trabajo online, antes de la misma se deben responder preguntas habituales y resumirlas en notas post-it. Disponer de esta ayuda junto al portátil es algo que solo se puede hacer en una entrevista online, por lo que se debe aprovechar esta ventaja.

    Prestar atención al lenguaje corporal: Es normal ponerse nervioso durante una entrevista de trabajo, sea presencial o una videollamada, pero se debe dar la mayor sensación de seguridad que sea posible. En una entrevista online, las expresiones del rostro, la mirada, el tono de voz, la forma de sentarse, e incluso de gesticular, son percibidas por el entrevistador y tomadas en cuenta, por lo que se debe procurar transmitir en todo momento seguridad y confianza.

    La mejor manera de que una entrevista de trabajo online de trabajo resulte exitosa, es practicar las habilidades de comunicación. Cuando se es una persona que sabe cómo comunicarse de forma efectiva y natural, se puede superar cualquier tipo de entrevista, especialmente las digitales, en donde una buena comunicación es vital.

    Qué hacer después de una entrevista de trabajo

    Luego de finalizada la entrevista de trabajo, hay una serie de acciones que se deben realizar, con la finalidad de ir un paso más allá, se recomienda seguir en alerta durante un tiempo y procurar mantener el contacto de alguna manera con la empresa.

    Si se ha conseguido llegar hasta un proceso de selección en una oferta de empleo, una vez se haya realizado la entrevista de trabajo, se deben seguir una serie de pasos, que ayudan a demostrar el interés, sin ser agobiante:

    Ponerse en contacto con la empresa a través de las redes sociales: Para esto se puede usar LinkedIn o cualquier otra red, ya sea personal o profesional. El objetivo es recordar que se está a la espera de una respuesta. Eso sí, esto debe realizarse manteniendo el respeto a nivel personal y estando completamente seguro de que las redes sociales personas dar una buena imagen como profesional.

    También a través de las redes sociales, se podrá enviar un mensaje de agradecimiento por la entrevista y el tiempo dedicado a realizarla. Para esto se puede escribir un correo o mensaje privado, siempre en tono profesional y mantenido el respeto y la actitud debida.

    Tener en cuenta los tiempos propios del proceso de selección: En todos los procesos de selección se cuenta con unos tiempos lógicos para poder realizar entrevistas a otros candidatos, evaluar todas las candidaturas y tomar decisiones. Puede que para un candidato el tiempo pase muy despacio, pero la empresa tiene que cumplir con su tarea de contratación de personal. Así que se debe tener paciencia.

    Contactar si ha pasado mucho tiempo: Esta es una manera de que la empresa note que se está realmente interesado. Eso sí, siempre se deben respetar los tiempos, no se debe ser insistente. Y, si finalmente no se ha sido seleccionado, hay que agradecer por haber tenido la oportunidad de realizar la entrevista de trabajo.

    Preguntar en la entrevista de trabajo: Durante la entrevista de trabajo se pueden hacer preguntas sobre el propio proceso de selección con la finalidad de mantenerse informado, preguntas como el tiempo que se tiene estimado para la incorporación, si el proceso de selección es continua, si aún quedan más entrevistas, o con quién hay que ponerse en contacto en caso de ser necesario, demuestran que se está realmente interesado en el puesto de trabajo.

    Tomar notas: En el momento de salir de la entrevista de trabajo se debe realizar un listado con las preguntas realizadas durante la entrevista, al igual que se debe analizar la forma en cómo se respondieron y que tal se actuó en el transcurso de la entrevista. Esto permite prepararse para otros procesos de selección en caso de no ser seleccionado. En definitiva, se trata de hacer un análisis de lo que ha preguntado el entrevistador y de cómo se ha reaccionado.

    Lo que no hay que hacer en una entrevista de trabajo

    Cómo actuar en una entrevista de trabajo

    Cuando se va a enfrentar una entrevista de trabajo, cada persona lo hace aplicando sus trucos, estrategias y sus métodos para lograr transmitir lo mejor de sí y dar una buena impresión. Todos los consejos que se dan no garantizan totalmente que se va a lograr el puesto, debido a que también influyen otros factores más allá de la preparación del candidato. Sin embargo, sí existe una serie de cosas que se deben evitar hacer para no perder la oportunidad.

    Estas son las cosas que no se deben hacer en una entrevista de trabajo:

    • Llegar tarde: La falta de puntualidad transmite la peor de las imágenes. A pesar de que se ha mencionado anteriormente lo negativo de ser impuntual, es un error que muchos siguen cometiendo. Es la mejor forma de perder una oportunidad laboral y tener un precedente negativo en una empresa.
    • Presentarte vestido de forma inapropiada o sin arreglar: Hay que reiterar que la imagen dice mucho de la persona, así que cuando se acuda a una entrevista de trabajo, se debe tener en cuenta la imagen de la empresa y arreglarse conforme a ella. No es obligatorio acudir siempre de traje a una entrevista, esto depende de cada empresa, pero sí es necesario mostrar siempre una imagen profesional y confiable.
    • No haber preparado la entrevista de trabajo: Este es el paso fundamental para enfrentar una entrevista de trabajo de forma exitosa, sin embargo muchos se siguen escudando en el desconocimiento de las preguntas que se van a realizar, para no preparar la entrevista. No hacerlo implica que se caiga en improvisaciones, errores, imprecisiones y otros errores que pueden hacer que una candidatura sea descartada.
    • Ir acompañado: Aparecer en la entrevista de trabajo acompañado de amigos, padres, familiares o la pareja da una imagen de poca independencia e iniciativa. Nunca se debe hacer.
    • Provocar interrupciones: Siempre que se asista a una entrevista de trabajo se debe apagar el móvil, porque puede sonar a mitad de la entrevista, provocando una situación incómoda. Hay que mentalizarse que en ese momento lo más importante es la entrevista.
    • Mostrar los nervios, la ansiedad o el estrés: Hay que evitar realizar acciones que demuestren el estado de ansiedad o nervios. Anteriormente se ha expuesto la importancia del lenguaje no verbal, por lo que acciones como estar pendiente del tiempo y mirar constantemente el reloj transmite una imagen de ansiedad y de que se tienen cosas más importantes que hacer que estar en la entrevista.
    • Mostrar desgana, desprecio o pesimismo: Puede que en el proceso de preparación de la entrevista se hayan encontrado elementos que hagan sentir que la empresa no era lo que se esperaba o que no se está de acuerdo con ciertas acciones en el proceso de selección, a pesar de esto siempre se debe ser positivo y presentarse con el mejor ánimo, para generar empatía.
    • Solo hablar del tema económico: La entrevista de trabajo no es convocada con el fin de negociar las remuneraciones ni los salarios. Preguntar demasiado por este aspecto causa una mala imagen ante el entrevistador y por lo general es contraproducente. Si es necesario, se puede preguntar, pero con discreción.
    • Ser descortés: Dejar los modales y la cortesía de lado no es una buena práctica. Se debe agradecer a la empresa y al entrevistador la oportunidad brindada. Ya sea que se quede seleccionado o no, se deben resaltar los aspectos positivos que generó la experiencia de asistir a una entrevista de trabajo.

    Acudir a una entrevista de trabajo implicar comenzar un proceso de preparación para enfrentar con éxito esta situación. Cometer cualquier error por no saber cómo actuar o comportarse, puede implicar quedar fuera del proceso de selección de forma automática. Por eso es necesario prepararse adecuadamente, tomando en cuenta el tipo de entrevista que se va a realizar, el lenguaje corporal y cada una de las partes de la entrevista, para asegurarse que va a ser superada y se va a conseguir el puesto de trabajo al que se postuló.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir