¿Cómo funcionan las prácticas y pasantías en España?

30 de enero de 2021

¿Cómo funcionan las prácticas y pasantías en España?

Para los estudiantes hacer prácticas profesionales mientras están realizando sus estudios se ha convertido en una actividad esencial. Las prácticas y pasantías en España están reguladas por ley, a diferencia de muchos países, por lo que se han convertido en la mejor opción para adquirir experiencia, así tener más posibilidades de entrar al mercado laboral.

El objetivo principal de las prácticas y pasantías es dar al alumno la posibilidad de adquirir conocimientos y experiencia que complementan a los que se obtienen en el aula de clases. Representan más que una ganancia económica, en cuanto a la experiencia que se obtiene al hacer una actividad de este tipo.

En el país todos los programas de prácticas y pasantías son llamadas bajo el nombre común de prácticas externas y se encuentran bajo dos modalidades diferentes: prácticas externas curriculares y prácticas externas extracurriculares.

Índice

    Documentos necesarios para realizar la práctica en España

    ¿Cómo funcionan las prácticas y pasantías en España?

    Con la finalidad de darle legitimidad a las prácticas que se van a realizar, es necesario que se haga un documento que se conoce como Convenio Universidad-Empresa, que hace que la situación del alumno en la empresa sea totalmente legal.

    El objetivo de este documento es el de evitar que se establezca un vínculo laboral entre el alumno y la empresa, y de este modo poder asegurar que las prácticas se podrán convalidar con los respectivos créditos universitarios. En ocasiones en el convenio se contempla la cobertura de un seguro, que es otorgado por la Universidad, para cubrir al alumno ante cualquier eventualidad que se pueda presentar.

    Si no se tiene este documento se puede dificultar la convalidación de la práctica por créditos de libre elección. En cuanto a la empresa, esta se puede ver sancionada en caso de una inspección de trabajo, al no tener como demostrar que la relación establecida con el estudiante no es contractual.

    Los documentos que se requieren para las prácticas pueden variar, pero por lo general se solicitan los siguientes:

    • Curriculum vitae y certificado de calificaciones.
    • Carta de recomendación.
    • Carta en donde se expliquen los motivos personales para realizar la práctica.
    • Copia del diploma de la universidad o certificado de que se es un alumno regular.
    • Fotografías.

    Tipos de prácticas en España

    En el país se pueden encontrar las siguientes modalidades de prácticas:

    Prácticas no laborales

    Este tipo de prácticas tiene dos modalidades:

    Prácticas académicas externas durante los estudios universitarios

    Estas pueden ser curriculares, que se encuentran integradas en el plan de estudios de la carrera y son obligatorias; o ser extracurriculares, que están fuera del plan de estudios y son de carácter voluntario.
    Estas prácticas requieren que se establezca un convenio entre la universidad y la entidad colaboradora, sea del tipo que sea.

    La duración de estas prácticas es variable: está es impuesta por el plan de estudios, y en el caso de las extracurriculares se establece que deben tener una duración mínima de 150 horas y máxima de 900 horas, o 135 días por curso académico.

    La remuneración se establece en cada caso en particular, pero siempre debe reflejarse en el convenio. Es necesario que el estudiante conozca cuándo las puede hacer: si cuando haya superado el 50 % de los créditos de la carrera, teniendo la oportunidad de realizarlas, hasta antes de recibir el título durante el último curso de la universidad. Y si se han terminado los estudios, no se puede realizar esta modalidad de prácticas.

    Prácticas no laborales para jóvenes con titulación y sin experiencia

    Estas prácticas están enfocadas en los jóvenes egresados que no cuentan con experiencia laboral. Se pueden realizar si se tiene entre 18 y 25 años, y si no se ha tenido una relación laboral o alguna otra experiencia profesional de más de tres meses.

    La duración de estas prácticas es de tres a nueve meses, y se debe establecer un convenio entre la empresa, institución receptora y el servicio público de empleo del estado o autonómico. En estas prácticas siempre hay remuneración, así sea poca. Se debe pagar como mínimo 426 €.

    En ambos casos, si hay algún tipo de remuneración, la empresa debe cotizar en la Seguridad Social con una cuota única al mes, de alrededor de los 40 €, y el practicante debe aportar alrededor de 6 € cada mes. Está es para contingencias comunes y profesionales, pero no sirve para cotizar por desempleo ni para formación profesional.

    Prácticas laborales

    Si existe una relación laboral, el tipo más común de prácticas es el que se conoce como Contrato en prácticas, que se celebra entre las personas que ya cuenten con un título universitario, obtenido en los últimos cinco años, o siete en el caso de que se tenga alguna discapacidad o más de 30 años.

    La finalidad de este tipo de prácticas es la de complementar la formación con la realización de prácticas adecuadas al nivel de estudios y se debe firmar un contrato de trabajo en que estén reflejados los estudios, la duración y el puesto que se va a ocupar.

    La remuneración que se recibe durante el primer año es como mínimo del 60% y durante el segundo año de un 75%, de lo que recibiría normalmente un trabajador que se encuentre dentro de la misma categoría profesional. Nunca debe ser menor al salario mínimo.

    Durante la duración del contrato se tiene derecho a la Seguridad Social. Y si cuando se finaliza el contrato se entra a formar parte de la nómina de la empresa, el tiempo de la práctica se contabiliza como antigüedad en la misma.

    Características de los contratos de prácticas

    ¿Cómo funcionan las prácticas y pasantías en España?

    Los contratos de prácticas se deben formalizar por escrito, y en él hay que especificar el título del trabajador, la duración del contrato, el puesto de trabajo que se va a ocupar, las horas de trabajo y la distribución de las horas en el caso de que la jornada es parcial. La jornada también puede ser a tiempo completo. La empresa tiene un plazo de diez días para comunicarle al SEPE la firma de este contrato.

    Un contrato de prácticas debe tener una duración mínima de seis meses y máxima de dos años. Solo se pueden hacer dos prórrogas, que nunca deben ser inferiores al período del contrato original, en el caso de que éste haya sido menor a los dos años. En caso de baja, se deja de hacer el cómputo de la duración del contrato y si se llega al final del mismo, ese se considerará prorrogado de forma automática.

    En esta modalidad de prácticas también existe un período de pruebas, que es de un mes si el aspirante cuenta con una titulación de grado medio, certificado de profesionalidad de nivel uno o dos, de dos meses si tiene un grado superior o certificado de profesionalidad tres.

    El contrato se da por terminado al finalizar el período que se estableció cuando se formalizó. Pero la empresa y el trabajador pueden dar por terminado el contrato con 15 días de preaviso, en el caso de que sea superior a un año. También se puede finalizar el contrato si el candidato no logra superar el período de pruebas, si recibe un despido disciplinario o por causas objetivas.

    Cuando se finaliza el contrato, la empresa debe entregar el certificado de prácticas al trabajador, en el que se incluye el tiempo de duración de la práctica, el puesto de trabajo que ocupó y las tareas que desempeñó en ese tiempo.

    Si el trabajador es despedido por medidas disciplinarias no tiene derecho a indemnización (solo que se produzca un despido por causas objetivas), pero sí tiene el derecho de un total de 30 días de vacaciones por cada año que trabaje.

    La empresa cuando ofrece un contrato de prácticas, debe asegurarse de que el candidato cumpla con los requisitos que requiere y con sus responsabilidades, además de tener las siguientes obligaciones:

    • La empresa debe otorgarle al trabajador un puesto que le permita obtener experiencia profesional, según el nivel de estudios que tenga. Es decir, que pueda aplicar todos los conocimientos de los que adquirió durante su formación académica.
    • Ajustar las funciones y responsabilidades del trabajo al título del trabajador.
    • Solicitar al practicante la fotocopia del título, para poder acreditar el nivel de estudios y la validez del contrato de prácticas.
    • La empresa también está en la obligación de comunicar a los trabajadores con contratos de prácticas de todas aquellas vacantes que haya para otros puestos disponibles en la empresa, con la finalidad de que puedan ofrecer igualdad de oportunidades.

    Información que se debe saber sobre las prácticas y la Seguridad Social

    Cuando se quiere realizar prácticas en una empresa es normal que siempre surjan dudas e inquietudes sobre la Seguridad Social, que son necesarias despejar antes de comenzar las prácticas.

    Por lo general las dudas e inquietudes más comunes que se presentan son las siguientes:

    Cotizar a la Seguridad Social si se es becario con convenio de prácticas

    Lo que se debe conocer principalmente es:

    • En el caso de las prácticas remuneradas es completamente obligatorio cotizar a la seguridad social; en cuanto a las prácticas no remuneradas, no es necesario.
    • Cuando las prácticas son remuneradas el estudiante puede comenzar a obtener todos los beneficios relacionados con la Seguridad Social, como es el aporte a la jubilación.

    Requisitos para cotizar estando en prácticas

    Los requisitos que debe presentar un practicante para cotizar en la Seguridad Social son:

    • Contar con un convenio de prácticas, ya sean curriculares o extracurriculares.
    • Debe recibir una remuneración.
    • Contar con la identificación nacional, que puede ser el DNI, NIE o pasaporte.
    • Tener un número de cotización a la seguridad social.

    Monto de la cotización a la seguridad social de un estudiante de práctica

    La base de cotización que se utiliza es la misma que la establecida en el Régimen General para los contratos de formación, que por lo general es de 50 euros y se paga entre la empresa y el estudiante.
    Se debe tener en cuenta que estas cantidades son fijas y que no están relacionadas ni dependen de la duración de las prácticas o la paga que reciba el estudiante.

    Bonificación por la cotización a la seguridad social de estudiantes en prácticas

    Si las prácticas son externas curriculares y la empresa otorga una remuneración al estudiante, la empresa obtiene una bonificación del 100%. Al contrario de lo que pasa en otros países de Europa, en el país no es obligatorio que las empresas otorguen algún tipo de remuneración a los estudiantes que están realizando su práctica.

    Buscar prácticas en España

    En el país existen varias formas para buscar prácticas. La primera búsqueda que se debe hacer es localizar las empresas que tienen sede en el país y enviarles una solicitud espontánea, tal cual como se hace cuando se está en la búsqueda de empleo. Luego se deben consultar las ofertas de prácticas que se pueden encontrar en los diferentes portales web especializados, también se puede solicitar información en alguna agencia de contratación o práctica.

    Además, en las universidades también se puede solicitar información sobre dónde realizar prácticas, debido a que en muchas ocasiones han establecido convenios de prácticas o acuerdos universitarios. También existe la posibilidad de que se pueda completar la práctica en calidad de autónomo, teniendo en cuenta que los primeros seis meses, las tarifas de registro como autónomo en el país son muy asequibles, representando una alternativa bastante atractiva.

    Algunas de las prácticas más solicitadas del país son las siguientes:

    • Becas del Santander de prácticas en PYMES: Estas becas de prácticas son las más populares en el país. Están destinadas para estudiantes de grado y máster de universidades españolas. Ofrecen una dotación mensual y tienen una duración máxima de tres meses.
    • Becas de prácticas en el BBVA: Se ofrecen a estudiantes de grado, máster o postgrado destinadas para que conozcan cómo funcionan las diferentes áreas del sector bancario. La duración de las prácticas puede ser de seis a doce meses.
    • Becas Arquia para estudiantes de Arquitectura: Se ofrecen a estudiantes y titulados en la carrera de Arquitectura. Los universitarios tienen que tener aprobado más del 60% de los créditos del grado. Las prácticas se realizan en estudios de Arquitectura de Europa, y también para colaborar en proyectos que lleve a cabo la Fundación Metrópoli. Las prácticas son remuneradas.
    • Becas Avenir: Son prácticas en empresas de Francia para estudiantes de último curso de carreras como Ingeniería, Telecomunicaciones, Recursos Humanos o Marketing, entre otras. Los aspirantes deben contar con un nivel B2 de francés, ser de nacionalidad española y tener competencias de los perfiles que buscan las empresas.

    Requisitos para extranjeros al solicitar prácticas en el país

    Cómo funcionan las prácticas y pasantías en España

    Se pueden encontrar oportunidades de prácticas para personas extranjeras que se encuentren realizando sus estudios cuando hagan la solicitud. Si el estudiante extranjero ya se encuentra estudiando en el país, y ya tiene la autorización de estancia por estudios, debe tener en cuenta que si son prácticas externas curriculares, estas son actividades que están regladas y tuteladas, que hacen parte del plan de estudios, por lo que se pueden realizar las prácticas debidamente autorizadas de estancia por estudios sin ser necesaria una autorización adicional.

    Si los estudios se están llevando a cabo en el extranjero, sí es necesario que se solicite una autorización de residencia para realizar prácticas.

    Además, se debe tener en cuenta lo siguiente:

    Convenio de prácticas

    Se debe firmar un convenio de prácticas o un contrato de trabajo en prácticas en el que se contemple la realización de una formación tanto teórica como práctica.

    Este convenio tiene obligatoriamente lo siguiente:

    • Una descripción detallada del programa de prácticas, en el que se indique el objetivo educativo o cuáles son los componentes que hacen parte de las prácticas.
    • El tiempo de duración de las prácticas.
    • Las condiciones en las que se van a desarrollar las prácticas y cómo se hará la supervisión.
    • Las horas de prácticas.
    • La relación jurídica que se va a establecer entre la persona en prácticas y la entidad receptora.

    Ámbito de realización de las prácticas

    En cuanto al ámbito en el que se van a realizar las prácticas, es obligatorio que se realicen en el mismo campo de estudios y que tengan el mismo nivel de cualificación que el título de educación superior que se haya obtenido o el programa de estudios de educación superior que se esté cursando en ese momento.

    Seguros y financiamiento

    Los estudiantes extranjeros que realicen prácticas en el país, deben cumplir con el requisito de tener un seguro de enfermedad, que puede ser tanto un seguro público o privado de enfermedad, que pueda cubrir cualquier eventualidad que ocurra.

    En cuanto al requisito de disponer de los recursos suficientes, se deben aportar medios de prueba en los que se indiquen cuáles son las fuentes, si son medios propios, provienen de familiares, de alguna subvención, ayudas o beca. También hay que presentar una declaración de toma a cargo de la entidad receptora. En relación con el monto de estos recursos, estos deben ser suficientes y se verificará que cuenta con ellos para su manutención.

    Antecedentes penales

    Hay que presentar una certificación de antecedentes penales en su país de residencia, de los últimos cinco años, y que se soliciten en la autorización de residencia. Si ya son titulares de otra autorización previa de más de seis meses, no es necesario que se presente el certificado de antecedentes penales.

    También es necesario tener en cuenta que la entidad receptora en donde se va a realizar la práctica tiene que acreditar su personalidad jurídica, estar al día con todas sus obligaciones tributarias, la Seguridad Social y deberá abonar la tasa correspondiente.

    Procedimiento para solicitar las prácticas profesionales

    El procedimiento que deben seguir los estudiantes extranjeros que quieran realizar prácticas en el país, son los siguientes:

    • La solicitud de autorización de residencia para realizar prácticas debe ser presentada por la entidad receptora, bajo la modalidad online.
    • Con la solicitud se debe presentar la documentación que acredite que se cumplen los requisitos, al igual que el pasaporte, que esté plenamente vigente.
    • La solicitud se debe dirigir a la Delegación o Subdelegación de Gobierno de la provincia en que se vaya a realizar el programa de prácticas, y ser competente para tramitar esta solicitud en el plazo de 30 días. De no resolverse en ese plazo, la autorización se considerará aprobada.

    Tiempo de duración de la autorización

    El tiempo de duración de la autorización de residencia para prácticas va a depender del convenio de acogida por el cual la persona extranjera se vincule a la entidad receptora. En el caso del convenio de acogida, la duración de residencia es de seis meses o igual al tiempo de duración del convenio, si esta es inferior. Solo se puede renovar la autorización de residencia una sola vez, no pudiendo exceder nunca un año del periodo total.

    En el caso del contrato de trabajo en prácticas, la duración de la autorización es la que esté prevista en el contrato de acuerdo con la legislación laboral. Se debe recordar que actualmente este contrato nunca va a ser inferior a seis meses ni pasar de dos años.

    Situación de los familiares del estudiante en prácticas

    Legalmente no se encuentra prevista la posibilidad de que se produzca la reagrupación familiar para los estudiantes extranjeros que realicen prácticas en el país. Aunque el estudiante puede solicitar esta autorización puede ser a favor de una persona que ya se encuentre de forma regular en el país.

    Prácticas remuneradas y no remuneradas en empresas

    Por lo general las prácticas en empresas no se consideran como una experiencia laboral como tal, sin embargo, las prácticas remuneradas, que son aquellas en las que el becario recibe una pequeña retribución, son las más solicitadas por los estudiantes. Pero no siempre se consiguen ofertas de prácticas en esta modalidad, debido a que las no remuneradas son las que son más comunes en este tipo de contratos y convenios.

    Los estudiantes deben conocer y tener bien claro cuáles son los distintos tipos de prácticas que existen, con la finalidad de que aprendan a identificar las prácticas remuneradas de las no remuneradas en las empresas. De este modo se pueden valorar las diferentes opciones y elegir aquella que más se ajuste a los intereses profesionales y personales.

    Las prácticas y pasantías en España son una buena opción para adquirir la experiencia necesaria e ingresar al mercado laboral. Conocer cuáles son las regulaciones legales de las mismas, duración y derechos de los practicantes, es fundamental para poder realizarlas con éxito.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir