Los beneficios de hacer prácticas universitarias

Los beneficios de hacer una práctica universitaria

Una de las mejores formas de adquirir experiencia laboral cuando se están realizando los estudios universitarios es a través de una práctica universitaria o profesional. La finalidad de estas prácticas es brindarle al estudiante los conocimientos y experiencias que completan la formación que se obtiene durante el proceso de estudio.

Dentro de nuestro país, el Estatuto del Estudiante Universitario establece que las prácticas y pasantías que realizan los estudiantes se denomina prácticas y se encuentran en dos modalidades diferentes: prácticas externas curriculares y prácticas extracurriculares.

Índice

    Beneficios de las prácticas universitarias

    Los beneficios de hacer una práctica universitaria

    Establecer una red de conexiones profesionales

    Los beneficios que se reciben al hacer una práctica universitaria no se basan solo en la adquisición de los conocimientos del mundo laboral que se van aprendiendo y ejerciendo. Otro de los grandes beneficios es la gran cantidad de profesionales del mismo sector de estudios y otros relacionados que se pueden conocer y con los que se puede establecer una red de contactos, que puede resultar de gran utilidad una vez terminada la carrera. Mientas más gente se llega a conocer al realizar las prácticas, más oportunidades en el mercado laboral se pueden presentar después. 

    Conocer cómo es la cultura empresarial

    Sin importar la cantidad de conocimientos técnicos que pueden llegar a recibir durante los estudios, los beneficios que se obtienen de hacer una práctica universitaria van más allá, porque se convierte en una introducción para el estudiante en el mundo real. De esta forma, se pueden desarrollar habilidades y competencias de una forma mucho más sencilla que en un salón de clases.

    Adquirir nuevas competencias

    Por más conocimientos que se tengan de la teoría, siempre queda un gran recorrido por hacer. Hasta que no se forme parte de una empresa, no se le concede importancia al aprendizaje de ciertas competencias, ni se pueden aprender estas de un modo que pueda resultar tan eficaz. Los beneficios que aporta hacer una práctica universitaria no solo están relacionados con el poder ver una mejora en las habilidades, sino también en el desarrollo de otras nuevas que se pueden ampliar y mejorar el perfil profesional de cara al mercado laboral.

    Compensación económica

    Sin restarle importancia a lo valioso de la formación que se recibe, teniendo una perspectiva mucho más amplia y realista de los beneficios de hacer una práctica universitaria, también se puede tener en cuenta la compensación económica que se recibe en muchas prácticas. Por lo general, no se recibe una paga muy alta, pero sí puede ser una ayuda económica muy bienvenida para los estudiantes, debido a que no solo puede contribuir a mejorar su economía, sino que también proporciona la satisfacción de saber que el dinero que se ha ganado ha sido gracias al trabajo que se ha realizado.

    Aumenta la posibilidad de ser contratado

    Uno de los beneficios destacables de hacer una práctica universitaria es la posibilidad de ser contratado por la empresa en la que se está realizando la práctica, tal vez no de inmediato, pero sí en un futuro. Si logra causar una buena impresión a los compañeros de trabajo y a los superiores durante el período de prácticas, es muy probable que cuando la empresa realice un proceso de búsqueda de personal, se reciban recomendaciones para estar entre los candidatos.

    Por estas razones, mostrar interés, entusiasmo y responsabilidad durante las prácticas, no solo puede hacer que logre obtener una calificación, sino que puede hacer que cuando se esté en búsqueda de empleo, esta sea mucho más corta y efectiva.

    Desventajas de las prácticas universitarias

    Sin embarog, a pesar de todos los beneficios que aportan estas prácticas, también existen desventajas. Antes de comenzar a realizar prácticas universitarias, se deben conocer estos puntos negativos para poder realizar una valoración de su conveniencia o no a los intereses de un futuro profesional:

    La retribución económica en las prácticas

    Muchos de los estudiantes que realizan prácticas no reciben ningún sueldo. Otros, sin embargo, pueden recibir una especie de pago cada semana o de forma mensual, pero esto, generalmente no es suficiente para que se pueda considerar un sueldo digno. Muchas veces quienes realizan prácticas universitarias tienen que realizar sus propios gastos de estudio y manutención, ya que durante las prácticas no cuentan con el tiempo suficiente en sus horarios para poder realizar otro trabajo que les permita poder mantenerse por sí mismos.

    Falta de cumplimiento  

    Las prácticas a veces no son lo que parecen. Algunas empresas atraen a quienes desean realizar prácticas con ocupaciones que no brindan una oportunidad de aprendizaje y, mucho menos, tienen un componente profesional que les aporte un beneficio. En ocasiones, las empresas se pueden beneficiar de estas prácticas asignando tareas de poca importancia y que no aportan nada profesionalmente a estos estudiantes. Si este llega a ser el caso durante una práctica, se le debe comunicar a los superiores y de forma conjunta, plantear metas u objetivos para completar antes del final de la práctica universitaria.

    Movilizarse

    Puede que las prácticas que quieras realizar no se encuentren cerca del lugar de residencia. En ese caso, se debe movilizar para poder realizar la práctica, lo cual puede significar un gran gasto. Movilizarse hace que la práctica sea un poco más difícil, debido al cambio de vivienda y el estar en un área que puede ser desconocida.

    Otros artículos relacionados con las prácticas:

    Artículos relacionados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir