Cómo ser administrador de fincas

12 de junio de 2020

Cómo ser administrador de fincas

La persona que ejerce como Administrador de fincas es quien se encarga de la gestión de fincas, ya sean urbanas o rústicas, bajo petición de los propietarios, siendo quien maneja los asuntos técnicos, legales, financieros y económicos de la misma, atendiendo de igual manera el mantenimiento del inmueble.

Cada finca tiene sus propias responsabilidades y características comunes, pero existe una serie de funciones generales que debe realizar el Administrador de fincas en diferentes ámbitos, y que permiten que la gestión de las mismas se realice de forma exitosa.

Índice

    Responsabilidades del Administrador de fincas

    Algunas de sus responsabilidades son:

    Ámbito legal: Como parte de sus funciones, el administrador ha de encargarse de realizar la gestión de cualquier evento que ocurra en la propiedad y contactar al seguro en caso de que este afecte a la finca. Debe asegurarse de que las normas arquitectónicas y urbanísticas se cumplan y llevar un registro de las inspecciones técnicas que se deban realizar. Debe estar capacitado para brindar asesoramiento en materia legal al propietario de la finca, si tiene algún requerimiento al respecto.

    Ámbito económico: Dentro de sus funciones también debe gestionar los pagos y los cobros, de forma continua y respetando las fechas establecidas para hacerlo. También debe estar al tanto de pagar los distintos servicios y mantener la liquidez en las cuentas, siempre con transparencia y honestidad. Debe elaborar un Plan de ingresos y un informe económico, en donde se registre toda la actividad económica de la finca, dentro de un periodo de tiempo concreto.

    Control de la eficiencia: El administrador debe garantizar al propietario el mantenimiento del buen estado de la finca, tanto de los servicios como de las instalaciones, asegurando de esta manera la conservación de la propiedad y su mantenimiento, teniendo en cuenta en todo momento el valor patrimonial del mismo.

    Liderazgo y mediación: Si la finca se encuentra dentro de una comunidad de vecinos, el papel del administrador es establecer una buena relación con los vecinos y asumir el rol de mediador ante cualquier conflicto que se presente, así como también aclarar cualquier problema que se presente con un propietario, siempre con la mejor disposición y evitando que los conflictos escalen o escapen de su control.

    Requisitos para ser Administrador de fincas

    Para ser un buen Administrador de fincas y llevar con éxito su gestión, se deben cumplir una serie de requisitos, tanto a nivel personal como profesional:

    • Debe contar con una gran capacidad para la gestión y para establecer relaciones personales, ya que es fundamental para comunicarse con otros administradores y con los propietarios, y exponer su opinión, así como explicar su trabajo.
    • Debe ser una persona física que cuente con la cualificación profesional necesaria y que tenga el reconocimiento legal para ejercer esta actividad. La cualificación profesional se consigue formándose en áreas como contabilidad, administración, gestión inmobiliaria, dirección de empresas, entre otros estudios, que le permitirán realizar de forma eficiente las actividades propias del sector.

    Los requisitos legales para ser Administrador de fincas se encuentran regidos por el artículo 13 de la Ley de Propiedad Horizontal.

    Salario de un administrador de fincas

    Cómo ser administrador de fincas

    El Administrador de fincas no tiene un salario o tarifa establecida, sino que él mismo establece el monto de sus servicios según la oferta y la demanda. Este monto debe estar sujeto al baremo que establece el colegio profesional.

    Actualmente, el costo de una hora de servicio de un Administrador de fincas se encuentra en 38 euros, dependiendo el salario mensual a las horas que se dediquen al mes en dicha actividad, igualmente al número de fincas que tenga bajo su administración y los servicios adicionales que ofrezca.

    Los gestores que trabajan como empleados en una empresa de Administración de fincas suelen recibir un sueldo medio de 13.000 euros brutos anuales. Con todo, esta remuneración puede subir con otros complementos como antigüedad en una gestoría, número de viviendas o comisiones.

    Formación para administradores de fincas

    Para ejercer como Administrador de fincas, existen algunos estudios de formación o requerimientos que le permitirán ejercer esta actividad en cualquier ciudad. Si se quiere ejercer como Administrador de fincas colegiado, se cuenta con dos opciones:

    • Obtener un título que sea expedido por el Ministerio de Fomento, que le habilite para ser colegiado, como por ejemplo Arquitecto Técnico.
    • Incorporarse al Colegio Oficial que corresponda según la Comunidad Autónoma donde desarrolle sus funciones.

    Si se quiere conseguir un título universitario de Administrador de fincas, existen algunos planes de estudios que se encuentran certificados por el Colegio Profesional de Administradores de Fincas, siendo los más relevantes:

    • Formación Superior en Administración de Fincas, impartido por la Universidad de Alcalá de Henares.
    • Título Propio de la Universidad de Málaga de Estudios Inmobiliarios, que está reconocido por el Consejo Europeo de Profesiones Inmobiliarias (CEPI) y por el Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Málaga.
    • Curso Superior de Estudios Inmobiliarios, impartido por la Universidad de Burgos.

    El Ministerio de Fomento cuenta con un plan de estudios en la Escuela Oficial de Administradores de Fincas, donde también se puede obtener un título. Se puede encontrar en varias universidades del país, obteniéndose un título propio, con una duración de tres años.

    Existen en el mercado algunas ofertas formativas que permiten adquirir conocimientos que ayuden a cumplir de una mejor manera con las funciones propias de un Administrador:

    Curso de Administrador de fincas: Dictado por Implika, es un curso mucho más específico. Se da en sus ocho sedes y tiene una duración de 300 horas académicas. Brinda la posibilidad de especialización en la administración de inmuebles y todas las actividades relacionadas con esta actividad.

    Curso de Administrador de fincas con prácticas garantizadas: También es impartido por Implika, es un curso de tipo presencial, impartido en las sedes de Pamplona, Valladolid y Zaragoza. Este curso permite aprender todo lo necesario para la gestión inmobiliaria y permite realizar prácticas profesionales en empresas del sector.

    Curso de Administración de fincas y Gestión de comunidades: Impartido por Tago Estudios con formato online o semipresencial y una duración de 225 horas.

    Con este curso se puede ejercer como gestor de comunidades de vecinos y en la administración de fincas. Este curso está orientado tanto para personas que ya se dedican al área inmobiliaria y quieren ampliar y renovar conocimientos como para iniciados que quieren dedicarse a la administración de fincas.

    Programa Superior en Administración de fincas: El curso es impartido por la Asociación Nacional de Administradores de Fincas AAFF, bajo modalidad online, tiene una duración de 1.200 horas. Es gratuito, para los miembros de la asociación. El curso proporciona una formación homologada para ejercer como Administrador de fincas en todo el país.

    Curso de Administrador de fincas homologado Euroinnova: Con este curso se aprende sobre la legislación vigente y su aplicación en la administración de fincas y gestión de comunidades de vecinos, además se obtienen las competencias necesarias para ejercer como gestor de fincas.

    El curso no solo va enfocado a aquellos profesionales del sector que necesiten reciclar conocimientos, sino que también es igualmente válido para aquellos que se quieran iniciar en la administración de fincas, ya sea de forma individual, o bien como empresa. Se trata de un curso universitario homologado para ejercer como profesional, así como para presentarse a oposiciones.

    Curso Administrador de fincas: Dictado por la Fundación Tripartita, de forma online y totalmente gratis permite obtener una acreditación profesional legalmente reconocida para ejercer las funciones propias de un Administrador de fincas de acuerdo a la legislación vigente. Se puede trabajar como Gestor de Comunidades de Propietarios llevando a cabo el cabo tareas tales como: la constitución de Comunidades, el arrendamiento de bienes inmuebles, subcontratación de servicios, control de costes, cobro de recibos y contabilidad de comunidades, entre otras actividades.

    Este curso puede mejorar el perfil laboral de aquellas personas que se encuentren trabajando en este momento, dado que la metodología ofrecida es compatible con el trabajo habitual.

    Curso Administrador de fincas: Es un curso con modalidad online y a distancia de GES Formación. Este curso permite obtener la capacitación para ejercer como Administrador de fincas según la ley en vigor. El alumno puede escoger realizar este curso de forma online, dónde estudiará a través de la plataforma virtual, o bien a distancia, donde recibirá el material físico para estudiar desde casa y a su ritmo.

    El curso se compone de un total de 11 temas en el que se hace especial hincapié en los procedimientos judiciales en la Ley de Propiedad Horizontal, legitimaciones, intervención, postulación procesal, procedimiento monitorio y fase ejecutiva.

    Curso Gestión de fincas y comunidades de vecinos: Impartido por AEGAI, con este curso se obtienen todas las herramientas necesarias para ser capaz de llevar a cabo eficazmente la gestión administrativa de comunidades gracias a que estos conocimientos están enfocados al mercado inmobiliario.

    El temario incluye 17 temas actualizados donde se adquiere el conocimiento de las leyes que rigen el sector, así como competencias básicas del Administrador de fincas tales como la contabilidad, gestión de nóminas y financieras. Una vez terminado el curso se obtendrá el título de Administrador de fincas y comunidades, además del título del Curso de Prevención de blanqueo de capitales.

    Responsabilidades de un Administrador de fincas

    Cómo ser administrador de fincas

    Entre las responsabilidades principales de un Administrador de fincas, se encuentran:

    • Gestionar todas las incidencias legales y ponerse en contacto con el seguro en el caso de que ocurra algún hecho que afecte a la seguridad del inmueble que esté a su cargo.
    • Atender llamadas o avisos de averías, siniestros y solventar la situación a través de los servicios técnicos recomendados en cada caso, evitando en la medida de lo posible que se produzcan daños graves a la propiedad.
    • Contratar nuevos servicios y suministros o sustituir los antiguos según los acuerdos que se hayan establecido en la comunidad o con el propietario del inmueble.
    • Gestionar y reclamar el cobro de todos los recibos generados por cualquier concepto y que se encuentren pendientes de pago, procurando que se realicen en la fecha prevista.
    • Elaborar los contratos civiles o mercantiles que sean necesarios para el normal desarrollo de la actividad de la comunidad.
    • Realizar la valorización de los inmuebles para la contratación de los seguros correspondientes.
    • Supervisar obras y trabajos de conservación y mantenimiento ordinario, gestionando presupuestos de los servicios con los distintos proveedores o técnicos, eligiendo siempre la mejor opción, que beneficie a los intereses de la comunidad o del propietario.
    • Confeccionar y enviar convocatorias para las juntas tanto ordinarias como extraordinarias, detallando las horas y fechas establecidas.
    • Redactar y enviar circulares, cartas, escritos, solicitudes, apercibimientos o notificaciones escritas a los propietarios y a organismos oficiales, entidades privadas, proveedores, entre otras comunicaciones.
    • Tenencia, custodia y actualización de los ficheros de datos de los propietarios que conforman la comunidad y del libro de actas.
    • Prestar asesorías a la comunidad de propietarios en materia de propiedad horizontal y en cualquier otra materia para la que requieran asesoramiento.

    Ventajas de ser Administrador de fincas

    Ser un Administrador de fincas colegiado tiene múltiples ventajas:

    • Como miembro del Colegio de Administradores de Fincas, se dispone de un seguro de responsabilidad civil, el cual cubre cualquier daño que pueda sufrir la comunidad por una mala práctica profesional.
    • Acceso a servicios que aporta el Colegio de forma exclusiva a sus miembros, sobre temas urbanísticos y  fiscales, o productos como software especializado, para realizar una mejor gestión.
    • El Colegio tiene comisiones disciplinarias, que le permite supervisar que los Administradores de fincas realicen de forma correcta sus funciones. También ofrece jornadas de formación, para mantener los conocimientos constantemente actualizados.

    Salidas profesionales

    La ocupación más común de quien realiza los cursos formativos, es la de Administrador de fincas dentro de una empresa o en una agencia de gestión de propiedades. También puede trabajar como administrador por cuenta propia, prestando sus servicios en una comunidad de propietarios, dedicándose a la gestión económica de las fincas o prestando asesorías sobre decisiones comerciales o inmobiliarias.

    Otra salida profesional puede ser en el ámbito de la inversión, trabajando al servicio de promotoras inmobiliarias o como gestor de fincas que hayan sido adquiridas por fondos de inversión o inversores particulares.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir