Delegado sindical: ¿Cuáles son sus funciones y obligaciones?

27 de febrero de 2021

Un sindicato en un organismo en donde se encuentran representados diferentes interlocutores sociales, incluyendo entre ellos a los trabajadores y sus empleadores. El objetivo principal de un sindicato es defender los derechos de los trabajadores así como sus intereses, siendo imprescindible el papel del Delegado Sindical.

Durante décadas los sindicatos estuvieron desterrados dentro de las empresas, hasta que en la constitución de 1978 se permitió que los trabajadores se agruparan y pudieran tener representación en los sindicatos.

En nuestro país, los sindicatos se encuentran regulados por la Ley Orgánica de Libertad Sindical (LOLS), que establece que toda aquella persona que se encuentre afiliada a un sindicato, tiene el derecho de crear una sección de este en su lugar de trabajo.

Cuando varios trabajadores de una misma empresa se reúnen en un mismo sindicato y por derecho crean una sección sindical, deben contar con la figura de un Delegado Sindical, cuyo trabajo es representar a esa sección sindical en específico en la relación que mantiene con la empresa, así como con los trabajadores y terceros.

El Delegado Sindical es el punto de contacto de todos los trabajadores con el sindicato, los directivos y propietarios de la empresa, por lo tanto debe estar dotado de excelentes habilidades de comunicación y de mediación, para poder llegar a acuerdos entre los diferentes actores y transmitir esta información de forma efectiva a los trabajadores.

Para que pueda haber un Delegado sindical en una empresa, se deben reunir los siguientes requisitos:

  • La empresa debe contar con más de 250 trabajadores.
  • El sindicato al que pertenece el delegado debe estar representado en el comité de la empresa o dentro de la junta de personal.

Si la empresa cuenta con menos de 250 trabajadores, también puede tener secciones sindicales y trabajadores que pueden ser denominados como delegados sindicales, pero que no cuentan con los mismos derechos legales que la Ley Orgánica de Libertad Sindical les atribuye. Pero a través de los convenios colectivos una empresa de menos 250 trabajadores puede contar con delegados sindicales que cuenten con todas las atribuciones legales que la LOLS establece.

Índice

    Diferencias entre Delegado sindical y Delegado personal

    Estos dos términos suelen confundirse con mucha frecuencia, aunque se trata de dos figuras diferentes con obligaciones y derechos particulares. Un Delegado personal representa a los trabajadores de la empresa o entidad de trabajo, mientras que un Delegado sindical se encarga de la representación del sindicato. Las funciones, los derechos, las obligaciones e incluso la forma en que son electos es totalmente diferente entre los dos.

    Elección del Delegado Sindical

    Elección del Delegado Sindical

    Legalmente se establece que las empresas o centros de trabajo que cuenten con 250 a 750 trabajadores en su nómina, deben tener un único delegado por sección sindical. Si se cuenta con 751 a 2.000 trabajadores, dos delegados; de 2.001 a 5.000, tres delegados y si el número de empleados supera los 5.001, se podrá contar con cuatro delegados sindicales.

    Esta representación puede ser ampliada mediante los convenios colectivos, pero nunca se puede reducir el número de delegados sindicales. Si la nómina de trabajadores se reduce a menos de 250, el delegado sindical pierde su condición, pero es una decisión que debe ser tomada por los tribunales competentes.

    Si la sección sindical no obtuvo el 10 % de los votos en las elecciones de sindicato, solo puede contar con un solo delegado sindical, sin importar el número de empleados. Para elegir al delegado sindical, los trabajadores que se encuentren afiliados a un sindicato lo hacen mediante el voto directo.

    Los candidatos deben ser trabajadores de la empresa y del mismo centro de trabajo y deben encontrarse afiliados al sindicato.

    Proceso de elección

    Son elegidos a través de una votación que realizan los trabajadores, siendo el voto de carácter confidencial. Todos los trabajadores de la empresa pueden ejercer el voto si son mayores de 16 años y cuentan con al menos un mes de antigüedad en la empresa.

    Puede ser candidato cualquier trabajador mayor de 18 años con una antigüedad de por lo menos seis meses en la empresa, este tiempo puede variar en caso de que el Convenio Colectivo estipule una antigüedad inferior, y no debe ser el administrador de la empresa o formar parte de la directiva de la misma.

    No importa si el trabajador es de nacionalidad española o si es extranjero con permiso de trabajo.

    Los Delegados sindicales son elegidos para realizar sus funciones durante un periodo de 4 años. La empresa cuando recibe la notificación de que se realizarán elecciones, debe cumplir con dos obligaciones: una es la de informar, por lo menos siete días antes, de la constitución de la mesa electoral, constituida por el presidente de la mesa, dos vocales y un secretario.

    En segundo lugar, debe hacer entrega del censo electoral y facilitar los medios para realizar la convocatoria a elecciones. Las elecciones se llevarán a cabo en la empresa o en el centro de trabajo durante la jornada laboral.

    Obligaciones del Delegado Sindical

    El Delegado sindical es quien ejerce el papel de interlocutor entre la directiva de la empresa y el Comité de la misma, siendo sus principales obligaciones:

    • Una de sus obligaciones principales es la de formarse adecuadamente para poder cumplir eficientemente sus funciones.
    • Debe gestionar las quejas formales que presenten los trabajadores pertenecientes al sindicato.
    • Prevenir en la medida de lo posible las fricciones entre la directiva y el sindicato.
    • Por ser el máximo representante del sindicato en la empresa, debe encargarse de difundir la información y las noticias relacionadas con las actividades del sindicato, para que todos los trabajadores puedan estar debidamente informados.
    • Debe organizar las reuniones de la sección sindical, preparando detalladamente el orden del día y dirigiendo y controlando los distintos debates que vayan surgiendo para evitar confrontaciones.
    • También deben alentar a los trabajadores que no se han inscrito en el sindicato a que lo hagan, dando a conocer las actividades que realiza en pro de su bienestar laboral; y que de igual manera participen con sus sugerencias y opiniones.

    Garantías con las que cuentan

    El Delegado sindical, por ley tiene los mismos derechos que el Estatuto de Trabajadores les reconoce a los miembros del comité de la empresa, siendo estos:

    • Debe ser oído en los casos en los que a un trabajador afiliado al sindicato se le abra un expediente contradictorio por haber cometido una falta que se considere grave o muy grave.
    • Su permanencia en la empresa o centro de trabajo está garantizada cuando se finalicen contratos o se suspendan, por causas económicas y relacionadas con la tecnología.
    • Mientras se encuentre en ejercicio de sus funciones, no puede ser despedido ni sancionado, así como tampoco en el año siguiente a la finalización de su mandato, excepto que haya sido despedido por causas disciplinarias.
    • Puede opinar libremente en los temas que se relacionen con la representación de los trabajadores, pudiendo dar a conocer información que sea de interés sobre beneficios sociales o laborales, siempre que esto no afecte al desarrollo de las actividades productivas.
    • Tendrá disponible un crédito de horas al mes para ejercer las funciones propias de su cargo.

    El tema del crédito de horas siempre genera controversias, ya que legalmente deben ser dedicadas a las actividades propias de sus funciones como representante de los trabajadores. Pero estas funciones de representación pueden dar origen a actividades que se realizan en diferentes sitios, como locales o espacios públicos, situación que ha establecido el Tribunal Supremo en diversas ocasiones.

    La Organización Internacional del Trabajo también estipula que la figura del Delgado sindical debe disponer de un tiempo libre retribuido, que le permita asistir a reuniones, cursos de formación, conferencias y cualquier otra actividad que se encuentre relacionada con el ejercicio de su función.

    Pero el Tribunal Supremo también ha convenido que el Delegado cometerá un acto ilícito si usa el tiempo de su crédito horario para realizar simulaciones de actividades de representación, invirtiendo ese tiempo en actividades ajenas a sus funciones.

    Sea como sea, el Delegado debe notificar previamente a la empresa y justificar su ausencia. En la mayoría de los Convenios Colectivos se señala este requisito.

    Derechos derivados de la LOLS

    Los Delegados sindicales no solamente cuentan con las garantías que se establecen en el Estatuto de los Trabajadores, sino que según la LOLS cuentan además con los siguientes derechos.

    • Tienen el derecho de acceder a la misma información y documentación que la empresa ponga a disposición del comité de la empresa.
    • Pueden asistir a las reuniones del comité de la empresa, de los órganos encargados de la salud e higiene laboral y de cualquier otro órgano de representación. En estas reuniones tendrá voz pero no podrá ejercer el voto.
    • Deben ser oídos por la empresa ante de que se tomen decisiones de carácter colectivo que puedan afectar a los derechos de los trabajadores o a los que se encuentren afiliados al sindicato. En casos de despidos y sanciones a los trabajadores afiliados al sindicato, deben ser también escuchados.
    Un Delegado Sindical cuenta con los mismos derechos que cualquier trabajador dentro de la empresa donde realice su trabajo.

    ¿Cuánto gana un Delegado sindical?

    Lo que se gana por ejercer como Delegado sindical está directamente relacionado con el sueldo que este gane como trabajador de la empresa. Como se ha mencionado, los Delegados sindicales tienen estipuladas un número de horas para ejercer sus funciones, las cuales forman parte de su horario laboral.

    Este número de horas, que son conocidas como horas sindicales, puede ser de 15 a 40 horas mensuales y son incluidas dentro de la nómina, de modo que es la empresa la que realiza el pago y no el sindicato como tal.

    Errores que cometen los Delegados sindicales

    Errores que cometen los Delegados sindicales

     

    Hay ciertas acciones que un Delegado sindical debe evitar para no perder la credibilidad y la confianza de los trabajadores:

    • Alcanzar acuerdos a puerta cerrada.
    • No organizar de forma debida los reclamos y sugerencias de los trabajadores.
    • Tomar decisiones apresuradamente, sin realizar un análisis para ver si es la decisión que los trabajadores están esperando y en caso de no serla, explicar el porqué es la más conveniente.
    • Perder el contacto con los trabajadores, especialmente con los que son de nuevo ingreso. El Delegado sindical debe establecer una buena comunicación con ellos, para que se afilien al sindicato y formen parte de la lucha que este realice para la obtención de beneficios laborales y sociales.
    • No cumplir con los horarios y no respetar los tiempos establecidos en común acuerdo con la empresa.
    • No presentar y desestimar las quejas y reclamos de los trabajadores.
    • No conseguir que los acuerdos que se realicen sean por escrito.
    • Transferir la responsabilidad que tiene a otro miembro del sindicato.
    • No trabajar en equipo.
    • No informar a los trabajadores de los beneficios logrados ni del avance de las negociaciones en las distintas áreas en caso de que se produzcan.

    Retos de los Delegados Sindicales

    Actualmente los sindicatos no cuentan con el mismo prestigio que en tiempos anteriores, ya que para muchas personas, incluyendo trabajadores, se han orientado más hacia la parte política que a la defensa real de los derechos de los trabajadores, siendo parte de los retos a los que se enfrenta un Delegado sindical, devolver la credibilidad y el prestigio sindical:

    • En los últimos años los trabajadores han ido perdiendo derechos que ya se encontraban consolidados, siendo un objetivo que tienen los sindicatos el recuperar esos derechos y trabajar para conseguir nuevos derechos y garantías en el campo social, como por ejemplo la igualdad salarial entre géneros y las medidas que permitan conciliar la vida personal y laboral.
    • Otro de los retos es seguir luchando para lograr la disminución de los accidentes laborales.

    Para poder llevar adelante y renovar las luchas sindicales, es necesario que cuenten con el apoyo de los trabajadores afiliados, siendo tal vez el mayor reto, el conseguir que los trabajadores se interesen de nuevo en la actividad sindical.

    De igual manera, debe asegurar que los beneficios y logros alcanzados sean perdurables en el tiempo y alcancen al mayor número de trabajadores.

    1. Avatar JUAN CARLOS MONJE dice:

      PUEDE UN CAPATÁZ, O PERSONAL JERÁRQUICO DE UN LUGAR DE TRABAJO OFICIAR EL CARGO DE DELEGADO O SECRETARIO ADJUNTO DE UN GREMIO DETERMINADO?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir