Formas de acceder a la universidad sin bachillerato

28 de febrero de 2021

Formas de acceder a la universidad sin bachillerato

Aquí tienes una guía sobre las diferentes formas de ingresar a la universidad como una persona adulta sin tener el título de bachillerato.

Actualmente, existen muchas personas que no fueron a la universidad porque no pudieron estudiar o culminar su estudios en el momento indicado, debido a diferentes razones.

Por motivos económicos, por tener que asumir otro tipo de responsabilidades o simplemente porque en ese momento determinado no tenían ni el interés ni la motivación suficiente para estudiar.

Sin embargo, aún se tiene oportunidad de estudiar y de tener una carrera universitaria.

Estudiar en la universidad no solo debe ser visto como una oportunidad de adquirir conocimientos y habilidades para desarrollar una carrera profesional, sino también como una fuente de satisfacción, que incide en el bienestar emocional y en el desarrollo personal.

Índice

    Cómo cursar estudios universitarios

    Cómo cursar estudios universitarios

    En otros artículos hemos explicado cómo es el acceso a las universidades en España.

    Existen diferentes opciones para ingresar a la universidad, tanto para aquellas personas que no cuentan con los estudios requeridos para hacerlo o que no quieren realizar el proceso formal para acceder.

    Para estudiar en la universidad de forma oficial existen las siguientes posibilidades:

    • Tener el título de Bachiller, debidamente otorgado por el sistema educativo español, o su equivalente.
    • Tener el título de Bachiller Europeo o también, el diploma de Bachillerato Internacional.
    • Contar con algún título, diploma o estudios de Bachillerato o Bachiller realizados en alguno de los países miembros de la Unión Europea, u obtenido en otro país con el que España haya establecido algún tipo de acuerdo o tratado internacional bajo el régimen de reciprocidad.
    • Tener un título, diploma o estudios homologados con el de Bachiller del Estado español, que haya sido obtenido en algún país que no forme parte de la Unión Europea, pero con el que se tenga algún tipo de acuerdo internacional que permita reconocer estos estudios.

    Otra forma de acceder a los estudios universitarios, es tener algunos de estos títulos oficiales, equivalentes, o encontrarse dentro de algunos de los siguientes casos:

    • Técnico Superior de Formación Profesional.
    • Técnico Superior de Artes Plásticas.
    • Diseño o de Técnico Deportivo Superior.
    • Tener una titulación diferente, obtenida en otro país, pero que pueda ser reconocida por el estado español.
    • Pueden acceder a la universidad las personas mayores de 25 años, luego de haber superado una prueba específica.
    • Las personas que tienen cuarenta años o más, que cuenten con experiencia laboral o profesional relacionada con los estudios que deseen realizar.
    • Personas de más de cuarenta y cinco años que superen una prueba específica.
    • Las personas que cuenten ya con un título universitario oficial de grado, máster o título equivalente.

    También pueden acceder a la universidad aquellos estudiantes que cuenten con alguno de los siguientes títulos universitarios oficiales, que corresponden al anterior ordenamiento jurídico relacionado con la educación universitaria:

    • Diplomado universitario.
    • Arquitecto Técnico.
    • Ingeniero Técnico.
    • Licenciado.
    • Arquitecto.
    • Ingeniero.

    Los estudiantes que cuenten con estudios universitarios parciales, realizados en el extranjero o que luego de haberlos concluido no son reconocidos por el sistema educativo nacional y quieran proseguir estudios universitarios, también puede acceder a la universidad, según sea el caso específico.

    Acceso a la universidad para mayores de 25 años

    Las personas mayores de 25 años pueden ingresar a la universidad, superando una prueba de acceso especialmente destinada para las personas que se encuentren en esta franja de edad y no cuenten con un título de Bachillerato.

    Examen para mayores de 25 años: para poder presentar esta prueba se deben haber cumplido lo 25 años o cumplirlos en el mismo año en que se realice la prueba. El otro requisito es no tener ninguna titulación con la que se pueda ingresar a la universidad a través de otros mecanismos.

    Esta prueba se puede presentar en la universidad de preferencia y es reconocida en todas las universidades del país. Lo recomendable es presentarla en la misma universidad en dónde se desea estudiar, debido a que muchos centros de estudio pueden otorgar algunos beneficios a quienes ingresen por esta vía.

    La prueba a presentarse se encuentra dividida en dos fases:

    Fase General, que está compuesta por cuatro materias comunes:

    • Comentario de Texto.
    • Lengua Catalana.
    • Lengua Castellana.
    • Lengua Extranjera.

    Fase Específica, que contiene materias que se encuentran vinculadas con las cinco opciones de acceso que existen, que son:

    • Artes y Humanidades: filosofía, geografía, historia contemporánea, historia del arte, literatura.
    • Ciencias: biología, física. matemáticas, química, estadística.
    • Ciencias de la salud: biología, física. matemáticas, química, estadística.
    • Ciencias sociales y jurídicas: economía de la empresa, estadística, geografía, historia contemporánea, matemáticas.
    • Ingeniería y arquitectura: dibujo técnico, economía de la empresa, física, matemáticas, química.

    Acceso a la universidad para mayores de 40 años por experiencia laboral

    Ingreso a la universidad para mayores de 40 años por experiencia laboral

    Para acceder a la universidad si ya se está en los 40 años o un poco más, se cuenta con experiencia laboral y profesional relacionada con el área de estudios, no se tiene ningún título académico habilitante que permita acceder a la universidad por otros métodos, como selectividad, acceso para mayores de 25 y 45 años, título de técnico superior en formación profesional o equivalente u otros títulos que den acceso, se puede acceder por la vía para personas de esta edad.

    Cada universidad cuenta con su propia oferta de estudios de grado.

    Las universidades deben incluir en la memoria del plan de estudios verificado, los criterios en los que se basa la acreditación, el ámbito de la experiencia laboral y profesional en relación con cada una de las materias a estudiar, de forma que permita ordenar el acceso de los solicitantes.

    Entre los criterios se incluye la realización de una entrevista personal con el interesado.

    Por lo que el acceso a la universidad para mayores de 40 años se estructura entonces en dos fases, una de valoración de la experiencia que se acredita y otra de entrevista personal.

    Fase de valoración de la experiencia profesional acreditada: Esta se debe formalizar en la matrícula a partir de la información y la documentación que la persona interesada presente a la universidad.

    Fase de entrevista personal: La universidad debe informar con anterioridad la fecha y la hora en que se realizará la entrevista personal.

    Cada universidad puede presentar criterios particulares para cada fase y dará a conocer los resultados de las fases y las calificaciones finales en su debido momento y utilizando los mecanismos que considere necesarios.

    Hay que tener en cuenta que la prueba de acceso a la universidad para personas mayores de 40 años se realiza una sola vez al año, por lo que si se encuentra interesado, hay que dirigirse directamente a la universidad o acudir al portal de la Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma en la que se van a realizar los estudios, para conocer las fechas de las convocatorias y la documentación que se requiere.

    En el caso de que no se logre superar la prueba, se puede repetir el proceso de admisión en las convocatorias que se realizan posteriormente.

    Es importante tener en cuenta que la universidad a la que se quiera ingresar cuente entre su oferta de estudios la carrera que se quiere estudiar, porque si no la tiene no se puede contar con la opción de conseguir el título que se quiere y que respaldaría la experiencia laboral alcanzada.

    Acceso por experiencia laboral en algunas universidades

    Estos son ejemplos de cómo es la prueba de acceso en la universidad para mayores de 40 años, por experiencia laboral:

    Universidad a Distancia de Madrid

    En el caso de la UDIMA, esta establece una prueba de dos fases:

    En la primera fase se realiza la evaluación del Currículum y la experiencia profesional, tomando en cuenta:

    • La afinidad de la experiencia laboral con los estudios a realizar.
    • El tiempo de experiencia profesional.
    • Nivel de competencias que se ha adquirido durante este tiempo.

    El candidato debe acreditar toda esta información con contratos de trabajo, certificados e informes de vida laboral.

    Evaluación de conocimientos y competencias: Consiste en la realización de una entrevista de trabajo en la que se evalúan los conocimientos y competencias con las que cuenta el aspirante en relación a los estudios que quiere realizar.

    Universidad Complutense de Madrid

    Si se quiere estudiar en la Universidad Complutense de Madrid, hay que tener en cuenta que antes de realizar el proceso de entrevista , con una duración de alrededor de 20 minutos y en la que se debe acreditar la experiencia profesional o laboral respecto a la carrera solicitada, se deben presentar una serie de documentos:

    • Impreso normalizado de inscripción.
    • Impreso normalizado de Curriculum vitae.
    • Informe de vida laboral.
    • Constancia laboral de las diversas empresas en las que se haya trabajado, en donde conste las funciones realizadas y el tiempo que se invirtió.
    • Documentación que acredite lo expuesto en el currículum.
    • Cualquier otro méritos que el candidato desee que sea tomado en cuenta.
    • DNI o Tarjeta de Identidad de Extranjero, si no se cuenta con la nacionalidad española.

    Estudios universitarios para personas mayores de 45 años

    Por lo general las universidades realizan una vez al año una convocatoria de prueba de acceso a la universidad dirigida a personas mayores de 45 años.

    Para consultar cuáles son las fechas de las convocatorias, la documentación requerida y el contenido de la prueba, hay que acudir directamente a la universidad dónde se va a matricular o al portal de la Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma.

    El aspirante puede asistir a sucesivas convocatorias con el objetivo de superar la prueba o mejorar la calificación obtenida. La universidad guarda la nota más alta que se haya obtenido en las diferentes convocatorias a las que se haya asistido.

    La prueba consta de dos fases:

    Fase General de la prueba que contiene únicamente tres materias comunes:

    • Comentario de Texto.
    • Lengua Catalana.
    • Lengua Castellana.

    Fase Específica que consta únicamente de una entrevista personal. Al superarse la prueba de acceso, esta tiene validez indefinida, mientras que en el caso de la entrevista personal, que tiene carácter obligatorio y con una respuesta final de apto, es válida solo el año que se realiza y para acceder a una sola universidad.

    Se debe tener en cuenta que en el momento de presentarse a la entrevista personal el candidato debe llevar los siguientes documentos:

    • Original DNI o un documento acreditativo correspondiente.
    • Curriculum vitae detallado.
    • Una carta de motivación en la que se justifique el interés en cursar el grado universitario seleccionado.

    Cambiarse desde otra carrera universitaria

    Si se tienen los estudios necesarios para acceder a la universidad, pero no se pudo cursar el grado seleccionado porque no se cuenta con el corte de la nota exigida, se puede elegir cursar otra carrera para luego poder volver a optar a cursar el grado inicialmente seleccionado.

    Los requisitos para realizar el cambio de carrera varían en cada universidad, pero la gran mayoría pone como condición, que se hayan superado por lo menos 30 créditos en la carrera que se está cursando. En todo caso, se debe realizar de nuevo la preinscripción para el nuevo grado universitario, y las probabilidades de conseguir una plaza van a depender del número de plazas que la universidad decida reservar para estos casos.

    Si se cuenta con un título de grado universitario o equivalente o se tiene un título universitario oficial de Diplomado, Arquitecto Técnico, Ingeniero Técnico, Licenciado, Arquitecto o Ingeniero, que corresponden a la anterior ordenación de las enseñanzas universitarias o un título equivalente, se puede solicitar el ingreso en el primer curso de otros estudios universitarios que sean conducentes a la obtención de títulos oficiales.

    Se pueden consultar los plazos y todos los detalles relacionados con este proceso en la página web de las consejerías de educación de cada Comunidad Autónoma o directamente en cada universidad dónde se desee cursar el grado.

    Según cada comunidad autónoma, se deben presentar la documentos solicitados a través del portal de preinscripción universitaria o directamente en la universidad. Si se llega a presentar el caso de que haya más solicitudes que plazas, podrán entrar primero aquellos estudiantes con mejor nota media del expediente de la carrera que ya han cursado.

    Requisitos para extranjeros

    En el caso de los estudiantes extranjeros, estos también pueden acceder a la universidad siempre y cuando cuenten con un título homologado o el equivalente a Bachillerato. Para ingresar a una universidad española, se tienen que cumplir con los requisitos de cada universidad y realizar el proceso de admisión a los estudios universitarios.

    Este proceso y los documentos que se deben presentar son diferentes, en función de si se es un estudiante de un estado miembro de la Unión Europea o con un Acuerdo Internacional o no.

    El acceso para estudiantes procedentes de países miembros de la Unión Europea y con Acuerdos Internacionales está abierta para los estudiantes que tengan una de las siguientes titulaciones:

    • Título de Bachillerato Europeo.
    • Diploma de Bachillerato Internacional.
    • Título, diploma o estudios equivalentes al título de Bachillerato del Sistema Educativo Español y proceder de un Sistema Educativo de un Estado miembro de la Unión Europea o con Acuerdos Internacionales.

    Con algunos de estos títulos se puede participar en el proceso de preinscripción para el acceso a la universidad, obteniendo previamente la acreditación para el acceso a la universidad que es emitida por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Esta acreditación proporcionará la calificación para la admisión, es decir, la nota de los estudios o prueba del país de procedencia trasladada al sistema español (una nota entre 5 y 10 puntos) y es válida para ingresar a la mayoría de las universidades del país.

    Acceso para los estudiantes con estudios homologados o equivalentes al bachillerato cursados en un sistema educativo fuera de la Unión Europea

    Esta modalidad de acceso a la universidad es válida para aquellos estudiantes con que cuenten con algunas de los siguientes títulos:

    • Estudios homologados o equivalentes al bachillerato cursados en un país fuera de la Unión Europea.
    • Estudios equivalentes al título de bachillerato cursados en un país de la Unión Europea, pero que no se cumplen con los requisitos para ingresar a la universidad en el país de origen.

    Los trámites a realizar para ingresar a la universidad, son los siguientes:

    Homologar los estudios del país de procedencia al título de bachiller español. Esta homologación se realiza a través del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

    Los estudiantes de las comunidades autónomas de Cataluña, Galicia y País Vasco, deben solicitar la homologación de los estudios extranjeros al bachillerato español en los órganos competentes de su respectiva Comunidad Autónoma.

    Superar la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) o de las Pruebas de Competencias Específicas (PCE). Si quieres mejorar tu nota, puedes presentarte a la fase específica de la EBAU.

    Se pueden encontrar algunas universidades que permiten el acceso de estos estudiantes con solamente realizar la homologación del bachillerato. En estos casos, se establece una prioridad específica de acceso, como por ejemplo, que únicamente se puede ingresar a la universidad en la convocatoria de septiembre, a los estudios en los que aún haya plazas libres y después de los estudiantes que hayan superado la EBAU.

    Acceso a la universidad como técnico universitario

    Acceso a la universidad como técnico universitario

    En el caso de que se cuente con el título de técnico superior de formación profesional, técnico superior de artes plásticas y diseño, o técnico deportivo superior, se puede entrar en la universidad sin necesidad de superar la prueba de acceso a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado. La forma de acceso es tomando en cuenta la nota media del ciclo formativo.

    La calificación del ciclo formativo de grado superior realizado, es una calificación que máximo puede alcanzar los 10 puntos. Además, existe un acceso preferente mediante la adscripción de cada uno de los ciclos formativos de grado superior con una o más ramas de conocimiento de los estudios universitarios. La nota para acceder a la universidad es de un mínimo de 5 y un máximo de 14.

    Las pruebas de acceso a la universidad se realizan dos veces al año y se puede presentar en convocatorias sucesivas con la finalidad de mejorar la calificación. La universidad guarda siempre la mejor calificación obtenida. Esta tiene validez para el acceso a la universidad por dos cursos académicos siguientes a la fecha de superación de la prueba.

    Proceso de admisión en la universidad

    Si ya se cumplen con todos los requisitos necesarios para poder acceder a la universidad, sin importar cuál sea la forma que se haya usado, el siguiente paso es solicitar el acceso a la universidad que se haya elegido, por lo que es importante conocer cuál es el proceso de admisión en la universidad.

    Por lo general, el proceso de admisión se suele llevar a cabo entre los meses de junio o julio, dependiendo de la universidad seleccionada. En la fecha en que inicie el proceso de admisión, se debe presentar la solicitud de admisión junto con el resto de documentos requeridos.

    En la solicitud se tiene que especificar cuáles son los grados universitarios que se quieren estudiar, listados por orden de prioridad.

    En las carreras en las que hay más solicitudes de acceso que número de plazas ofertadas, el criterio que prevalece es la nota de admisión del alumno, ordenando todas las solicitudes de mayor a menor nota hasta que se completen las plazas ofertadas.

    Nota de corte: La nota de admisión del último alumno es lo que se denomina nota de corte. Mientras mayor sea la demanda de plazas en la carrera, mayor es la nota de corte.

    Cada universidad reserva plazas de sus carreras destinadas a cubrir las diferentes vías de acceso. El porcentaje de plazas que se reserva para cada vía de acceso depende de cada universidad, pero por lo general son las siguientes:

    • Un porcentaje entre 1 y un 3% se encuentran reservadas para estudiantes universitarios que ya cuentan con una titulación.
    • Un mínimo del 2 % para los estudiantes que hayan superado la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años.
    • Entre un 1 y un 3 % para estudiantes mayores de 40 años con experiencia profesional y para aquellos estudiantes que hayan superado la prueba de acceso a la universidad destinada para mayores de 45 años.
    • Un 5 % para estudiantes con discapacidades.
    • Un porcentaje mínimo del 3 % para deportistas de alto rendimiento.

    El resto de plazas se encuentran destinadas para aquellos estudiantes que acceden a la universidad a través de la EvAU (antigua selectividad) y para los estudiantes que cuentan con titulación de Técnico Superior de Formación Profesional.

    Formación Profesional para acceder como alternativa a la universidad

    La Formación Profesional permite obtener una preparación más cercana a la realidad, lo que hace que al finalizar los estudios una gran cantidad de empresas tengan en cuenta las competencias profesionales que ha obtenido el alumno, aumentando las posibilidades de ser contratado frente a otro candidato, convirtiéndose en una alternativa a estudiar en la universidad.

    Una de las mayores ventajas de la Formación Profesional a corto plazo, es su accesibilidad. Solo son tres niveles de profesionalización para obtener un título de Técnico Superior sin necesidad de haber hecho el bachillerato.

    Otra ventaja que tiene esta formación es a nivel económico, debido a que estos estudios no tienen un costo tan elevado como los de estudiar una carrera en una universidad. La Formación Profesional tiene una duración de tres años, de los cuales tres meses son destinados a que el alumno realice prácticas en una empresa.

    Las prácticas en empresas es otra de las grandes ventajas de la Formación Profesional, debido a que el alumno puede llevar a cabo tareas relacionadas con su área profesional de manera real. De esta forma puede establecer el primer contacto con el mundo laboral y comenzar a ganar experiencia.

    Además cuenta con una gran variedad de opciones educativas, sin contar que con el grado obtenido de los estudios de Formación Profesional se puede solicitar el acceso a la universidad y puede continuar estudios universitarios.

    Carreras para estudiar en la universidad después de los 40

    Si bien no existen límites para estudiar en la universidad después de una determinada edad, se puede recomendar una serie de carreras que permiten acceder luego fácilmente al mercado laboral o trabajar como autónomo:

    Informática

    Es una de las carreras con más relevancia e importancia en la actualidad, en contante crecimiento en todos los sectores. La programación, las aplicaciones y los software se pueden encontrar en todas partes. Tiene una gran demanda y se puede ejercer como autónomo.

    Ingeniería Industrial

    La finalidad de un ingeniero industrial es la de optimizar los distintos recursos en una empresa, esto implica trabajar con el talento humano, mejorar los aspectos técnicos e informáticos, verificar el sistema, el proceso de gestión para incrementar la productividad y permite el trabajo como asesor independiente.

    Administración de Empresas y Finanzas

    Esta carrera posee un amplio campo para trabajar en diferentes sectores, realizando la gestión administrativa de las empresas. Es muy lucrativa y posee mucha demanda en España. El 4.6% de las ofertas de empleo son para profesionales de esta área.

    Community Manager

    El campo de la publicidad y el mercadeo es una opción muy rentable y con gran auge en la actualidad. Quienes estudian esta carrera pueden trabajar diseñando marcas personales o empresariales, desarrollando campañas publicitarias, asesorando a las empresas respecto a estrategias de mercado, haciendo estudios y mucho más. El requisito más importante es contar con mucha creatividad al momento de diseñar. Por otro lado, el auge y expansión de las redes sociales y su uso por parte de las marcas, ha hecho que sea una carrera con una alta demanda.

    Marketing Digital

    Si bien es similar a la profesión anterior, en este caso el énfasis recae en el uso de las TIC y en el diseño digital. Para aquellos que decidan estudiar esta carrera existen muchas oportunidades laborales al finalizarla. Además, son unos estudios que se pueden realizar bajo la modalidad online.

    Psicología

    Es una de las carreras más demandantes y exigentes en la universidad. Sin embargo es una profesión que es muy gratificante, pero en la que hay que invertir mucho tiempo de estudio. Si se decide por esta carrera ya de adulto, la recomendación es estudiarla con calma, aprobando las materias poco a poco, sin importar que tal vez se alargue, pero afectando menos el ritmo de vida y las responsabilidades que se tengan. Los psicólogos se encuentran capacitados para estudiar la conducta y los procesos mentales, aunque su campo de trabajo es mucho más amplio. Se puede trabajar haciendo terapia, en el ámbito clínico, en el sector académico o en una consulta propia.

    Formación Profesional en Farmacia y Parafarmacia

    Es una formación que brinda los conocimientos necesarios y requeridos para trabajar en una farmacia atendiendo al público. Permite acceder a la universidad para continuar estudios más especializados en el área.

    Enfermería

    Es una de las profesiones ideales para estudiar después de los 40 años, debido a que se requiere muy poca inversión de tiempo de asistencia a clase y además cuenta con una gran demanda laboral. Su porcentaje de empleabilidad ronda por el 94.6%. Las personas que se decidan estudiar enfermería adquieren los conocimientos necesarios para trabajar en centros de asistencia médica (públicos o privados), como cuidadores personales, entre otros sitios de trabajo.

    Fisioterapeuta

    El fisioterapeuta se encarga de ayudar a las personas que han quedado con algún tipo de problema físico debido a algún accidente o complicación médica, siendo quién realiza el proceso de rehabilitación para que se pueda recuperar la movilidad de las partes del cuerpo que se hayan afectado. Hasta hace poco tiempo, estudiar esta carrera era difícil y se requería de mucho puntaje en la nota de selectividad. En la actualidad existen muchas ofertas por parte de las universidades, por lo que hay mucha facilidad para estudiarla. Además, en el mercado laboral cuenta con una gran demanda.

    Esta carrera permite trabajar en un centro de rehabilitación, un hospital, clínica, o trabajar como particular prestando servicios individuales. Además, muchas universidades facilitan el proceso de inscripción en esta carrera a las personas con más de 25 años y si se cuenta con otra carrera universitaria, se puede facilitar el proceso de acceso.

    Ingeniería en Electrónica

    Esta carrera cuenta con una gran demanda laboral, siendo bastante exigente en el momento de realizar los estudios. Es una profesión que requiere una gran inversión de tiempo, por lo que no se recomienda a aquellas personas que ya cuentan con un ritmo de vida muy complicado o que tengan muchas responsabilidades que atender diariamente. Esta profesión tiene una alta demanda en el mercado laboral.

    Hoy en día la edad no es un problema para aquellas personas que quieran realizar estudios universitarios, así como tampoco lo es no contar con el título de bachiller, ya sea que no tengan una profesión o porque quieran tener otra carrera.

    Para quienes no cuentan con un título universitario, la idea de ir a la universidad y graduarse representa una forma de superarse a sí mismos y la oportunidad de lograr un objetivo que no pudieron alcanzar por diferentes motivos. Además, permite que se puedan adquirir nuevas herramientas que sirven tanto para mejorar su situación económica como su estatus social. Las universidades ofrecen diferentes formas de acceso para que una persona pueda cumplir esta meta.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir