La Guerra de Corea: Causas, consecuencias y resumen del conflicto

1 de febrero de 2021

guerra de corea, Causas, consecuencias y resumen

La Guerra de Corea (1950-1953) conformó uno de los conflictos armados más sangrientos de la segunda mitad del siglo XX. El escenario en el que se desarrolló fue la Península Coreana y, como resultado del conflicto, el país quedaría permanentemente dividido en Corea del Norte y Corea del Sur hasta el día de hoy.

Quédate con nosotros para averiguar todo lo que necesitas para comprender uno de los conflictos clave en la gran red geopolítica global del siglo XX, cuyas consecuencias han llegado hasta nuestros días.

soldados coreanos frente a un tanque

Índice

    Origen del conflicto

    El año 1950 supuso el punto de inicio del conflicto armado de la Guerra de Corea; sin embargo, sus orígenes deben ser rastreados 3 años antes, con motivo del estallido silencioso de la Guerra Fría en 1947 que polarizó el mundo con el enfrentamiento entre dos potencias enfrentadas: por un lado, Estados Unidos, representante supremo del Capitalismo y, por otro, la Unión Soviética, cuna por excelencia del Socialismo.

    El apelativo de "Fría" es de lo más adecuado, ya que estos gigantes jamás libraron una guerra abierta en sus respectivos territorios; lo que sí hicieron, sin embargo, es trasladar su disputa a otros países "satélite" en los que vertieron toda su influencia. Uno de estos territorios satélite fue, sin duda, Corea. De hecho, la consecuencia final del conflicto coreano derivó en una división irreconciliable del país entre la zona norte (socialista) y la zona sur (capitalista), pero esto lo analizaremos mejor un poco más adelante.

    La Guerra de Corea supuso, además, el primer conflicto armado de la Guerra Fría generando un estado de espanto y desasosiego entre la población mundial ya que la implicación en segundo plano de las dos grandes potencias (EEUU y la Unión Soviética) jugueteó peligrosamente con la posibilidad de una guerra nuclear.

    Causas de la Guerra de Corea

    Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial y tras la derrota japonesa en el conflicto, las tropas orientales se batieron en retirada de los territorios coreanos, de manera que el país quedó en manos de dos de las potencias vencedoras de la guerra: la zona norte de Corea sería ocupada por la Unión Soviética (socialista), mientras que el sur pasaría a estar bajo la influencia norteamericana (capitalista). Corea quedaría, así, dividida definitivamente, una división que no solo sería física, si no que fragmentaría, asimismo, la cordialidad y la unión entre el pueblo coreano: el conflicto estaba servido. Las dos Coreas terminarían enfrentándose, entre otros motivos, porque Corea del Norte no podía permitir que la influencia americana-capitalista estuviera a las puertas de su territorio puesto que eran enemigos irreconciliables y viceversa. Ambos sistemas mundiales ansiaban con controlar el territorio coreano al completo.

    un soldado apunta a tres niños que tienen los brazos alzados

    Así pues, la tensión entre las dos Coreas fue intensificándose, y, tras diversos intentos fallidos de derrocar el gobierno de Corea del Sur por parte del bando norcoreano, Corea del Norte invadió Corea del Sur el 25 de junio de 1950. Así, Seúl, la capital de Corea del Sur sería ocupada por las tropas norcoreanas dando inicio a la contienda cuyo objetivo principal consistió siempre en unificar el territorio bajo la bandera comunista.

    Antecedentes del conflicto coreano

    La invasión extranjera siempre tuvo entre sus principales puntos de mira a la península de Corea desde los albores del siglo XX, con especial énfasis entre los japoneses; no debemos olvidar que Japón había anexionado la península a su territorio en 1910. Así pues, con la ocupación japonesa de Corea quedaría ratificada la firma del Acuerdo de Anexión de Corea-Japón. Esta firma se traduciría como el punto de inicio de la ocupación japonesa de Corea.

    Dicha ocupación se llevó a cabo mediante el establecimiento de colonias japonesas en suelo coreano. Japón se hacía, poco a poco, con las tierras productivas hasta ese momento ocupadas por los coreanos, obligando a éstos a realizar trabajos forzados en sus propias tierras o en Japón, donde eran enviados como prisioneros.

    Uno de los capítulos más negros de la historia de la ocupación de Japón fueron, sin duda, los sucesivos abusos y crímenes sexuales que sufrieron las coreanas a manos de los soldados japoneses.

    De hecho, fue tal la violencia llevada a cabo por Japón que llevó a los coreanos a participar en la Segunda Guerra Mundial de parte de los aliados y contra las potencias del eje, entre las que se encontraba Japón. Al fin y al cabo, lo único que anhelaban los coreanos era poner fin a la tiranía japonesa ejercida contra su pueblo y ser independiente, al fin, de la opresión y ocupación oriental; sin embargo, Corea no pudo prever ni en sus más aciagas pesadillas, en aquel momento, que su participación en la guerra la conduciría a un escenario mucho peor.

    La derrota final de los japoneses en la Segunda Guerra Mundial significó el fin de la ocupación de Corea por parte de Japón; no obstante, en la Conferencia de Potsdam, celebrada al poco del fin de la contienda, se pactaría la división de Corea en dos zonas de influencia: el norte, socialista, y el sur, capitalista.

    El punto físico de escisión entre ambas áreas estaría marcado por el paralelo 38º, que dejaría la zona norte bajo la influencia soviética y el sur quedaría en manos norteamericanas.

    mapa de las dos coreas

    1948 sería el año que marcaría el nacimiento de los dos nuevos países a partir de la división de la Corea primigenia: la República Popular Democrática de Corea, en el norte, liderada por el Kim Il-sung, abuelo del actual mandatario, y la República de Corea, en el sur, con Syngman Rhee en el gobierno.

    La Guerra de Corea: Inicio, desarrollo y final

    Inicio

    La Operación Pokpoong (que significa Tormenta) el 25 de junio de 1950 marca el inicio de la Guerra de Vietnam. La estrategia se concretó con la invasión del sur de Corea por parte de las fuerzas norcoreanas bajo el pretxto de que ellos habían sido atacados previamente por los soldados sureños en la frontera; sin embargo, la realidad (que se descubriría más adelante) es que los norcoreanos habían estado preparando la ofensiva durante meses.

    La invasión fue llevada a cabo con éxito, de manera que Corea del Norte se hizo con Seúl (capital de Corea del Sur), si bien su dirigente, Syngman Rhee, pudo escapar con vida junto con su gobierno y el resto de sus tropas.

    Desarrollo

    Como consecuencia de la invasión norcoreana, el gobierno de Estados Unidos enviaría tropas a través de una decisión respaldada por la ONU con el fin de expulsar a los soldados socialistas de la región y devolver Seúl a los surcoreanos.

    soldados coreanos en una barricada

    Pese a lo sucedido apenas veinte años antes, el socialismo y el capitalismo se enfrentarían con decisión provocando el riesgo de una posible tercera guerra mundial. Así las cosas, las tropas norteamericanas proseguirían su avance sin apenas dificultades por la costa oeste (que permanecía en manos socialistas) hasta llegar a Seúl gracias, entre otros motivos, a su número de fuerzas mucho mayores a las norcoreanas (ciento cuarenta mil soldados americanos frente a sesenta mil). La estrategia que siguió Norteamerica fue idéntica a la norcoreana pero en sentido inverso: recorrieron el paralelo 38º obligando a los norcoreanos a replegarse y coronando la capital de Corea del Norte, Pynogyang.

    Las tropas surcoreanas y los aliados aunaron fuerzas, haciendo retroceder a los invasores hasta el punto de traspasar el paralelo 38º, algo que disgustaría y asustaría a partes iguales a un gigante oriental: China enviaría tropas de auxilio a Corea del Norte ante el riesgo de que los estadounidenses venciesen y, en el clamor de la victoria, decidieran continuar su avance y conquistar el territorio chino.

    La entrada de China en la contienda con un ejército de más de trecientos mil hombres inclinaría nuevamente la balanza de parte de Corea del Norte, de manera que surcoreanos y estadounidenses serían empujados fuera del territorio norcoreano y consiguiendo, además reconquistar Seúl para el socialismo el 4 de enero de 1951.

    Nuevos apoyos de refresco estadounidense equilibrarían nuevamente las fuerzas en una suerte de pulso entre las dos potencias que se alargaría a lo largo de los dos años siguientes.

    Final

    El punto y final del conflicto coreano llegaría con la amenaza estadounidense de introducir en el juego armado el uso de armas nucleares contra China y Corea del Norte en el caso de que la guerra no se daba por finalizada mediante la rendición norcoreana.

    Tras tres años de guerra de desgaste, China finalmente retiraría sus tropas y Corea del Norte aceptaría su propia rendición en julio de 1953. Con el fin de la contienda armada, llegarían las negociaciones y reparaciones de una guerra que habría segado las vidas de cerca de cuatro millones de personas, la gran mayoría de los cuales, civiles.

    guerra de corea, Causas, consecuencias y resumen

    El acuerdo de Panmujón, que sería firmado por ambos contendientes al final de la guerra, sería, tan solo un alto al fuego, porque, a día de hoy, el tratado de paz aún no ha sido firmado; de hecho, en la actualidad, ambas Coreas siguen separadas por el área demilitarizada del paralelo 38º, que pese a ostentar dicho apelativo, sigue siendo víctima de múltiples conflictos.

    Guerra de Corea: Características

    • Conflicto entre 2 ideologías políticas enfrentadas: capitalismo vs socialismo
    • División del país en dos por el Paralelo 38º.
    • Amenaza de ataque nuclear por parte de Estados Unidos.
    • Diferencias Sociales entre ambas Coreas: Corea del Norte se caracteriza por la inexistencia de la libertad de expresión y por las enormes dificultades que tienen sus habitantes para abandonar el país de forma legal. En cuanto a Corea del Sur, sí existe la libertad de expresión, sus habitantes son libres para escoger sus corrientes de pensamiento; en definitiva, una mayor libertad se ha traducido en el crecimiento de una potencia mundial en términos tecnológicos.

    Consecuencias del conflicto

    • Numerosas bajas en ambos bandos: 36.000 norteamericanos muertos más heridos, 400.000 surcoreanos heridos y muertos; China y Corea del Norte, 1.500.000 entre heridos y muertos.
    • Mantenimiento de la división mediante el paralelo 38º hasta hoy, lo que afianza las diferencias y conflictos que se arrastran hasta la actualidad

    guerra de corea, Causas, consecuencias y resumen

    • Corea del Norte: régimen político socialista y dictatorial muy cerrado, llevó a cabo la nacionalización de la economía. El presidente Kim il-Sung mantuvo alianza con China y la URSS. En 1990, la ONU aprobó la admisión del país como miembro; sin embargo, a partir de 1991 la economía norcoreana entraría en crisis debido a la eliminación del apoyo económico soviético y, especialmente, del petrólo.
    • Corea del Sur: régimen capitalista, democrático y aliado de Estados Unidos, economía boyante y con apoyo de inversión extranjera japonesa. A partir de la década de 1970 y 1980 comenzaría un fuerte desarrollo de los secotres como el textil, el de productos químicos y, especialmente, los sectores industriales y los de equipos eléctricos y electrónicos. En la actualidad, Corea del Sur es uno de los principales exportadores de componentes para ordenadores, automóviles, buques y productos electrónicos en general.

     

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir