Origen y evolución del hombre: Etapas y características

01/02/2021 00:00

Origen y evolución del hombre: Etapas y características

La evolución del ser humano, también llamada hominización, define las etapas por las que ha debido transitar la especie humana desde sus primeros antepasados hasta el día de hoy, de forma que comprende todo el proceso evolutivo que originó a los seres humanos y los diferenció como especie. Acompáñanos en este fascinante viaje a través de la evolución del género homo y descubre cuáles son sus etapas y características más importantes. ¡Comenzamos!

Índice

    Origen del Hombre y proceso evolutivo

    Frente a la teoría creacionista sustentada en la idea de que el ser humano se originó gracias a la potestad creadora de un ser divino, el evolucionismo se vertebra en el principio de que el hombre conforma el resultado de un largo y complejo proceso de cambios, y su tesis motora es la siguiente: los seres vivos (entendidos como tales plantas y animales, entre los que se incluyen los seres humanos) surgieron a partir de la evolución de criaturas mucho más simples.

    Las características que definen la especia humana fueron modelándose paulatinamente a lo largo de miles de años, a través de la evolución de los primates. En esta línea, emerge con fuerza la figura de Charles Darwin, primer estudioso en proponer una posible relación de parentesco entre los grandes monos, los antropoides, y los seres humanos.

    En la actualidad, los investigadores consideran la posibilidad de que estos antropoides y la especia humana guardaran relación mediante un ancestro común, en torno a 8 y 5 millones de años atrás. La gran semejanza entre monos antropoides -como el chimpancé- y seres humanos conforma la evidencia de esta creencia.

    proceso evolutivo a partir de los esqueletos

    La evolución de la especie humana comenzó hace, al menos, 6 millones de años: durante esta larga etapa, una población de primates del noroeste de África se ramificó en dos grandes linajes que comenzaron a evolucionar de manera independiente:

    • Un primer grupo se dirigió hacia entornos dominados por selva tropical y de ahí emergieron los chimpancés.
    • En cuanto al segundo grupo, este se adaptó a espacios más abiertos, como la sabana africana, dando como resultado al Homo Sapiens (tras un largo proceso evolutivo); es por este motivo por el que, a día de hoy, el continente africano es conocido como la cuna de la humanidad.

    Etapas de la evolución del hombre

    Las primeras especies del hombre, es decir, sus primeros ancestros, recibieron el nombre de homínidos. En los albores de la humanidad, estas primeras especies se dividieron de manera que se originaros dos especies distintas:

    • Los Australopithecus
    • El Género Homo

    Australopithecus

    Los primeros homínidos formaban parte del género Australopithecus  y se distinguían de los demás primates debido a su postura erguida, la locomoción bídepa y una arcada aproximada a la de la especie humana actual.

    Este género constituyó un grupo diversificado; sus características definitorias más importantes fueron: la postura erguida, la locomoción bípedea, la dentición primitiva y la mandíbula más semejante a la de la especie humana.

    Estos homínidos fueron los primeros en dominar el fuego, lo que les dió las herramientas fundamentales para expandirse hacia otros territorios así como también practicar nuevas habilidades como la cocción de los alimentos que, al estar más blandos, permitieron la reducción de los músculos faciales y de la dentadura.

    El género Australopithecus fue, poco a poco, aglutinando una serie de cambios en su camino evolutivo, de manera que surgieron diferentes tipos a través de los años:

    Australopithecus Afarensis

    Esta especie fue encontrada en Etiopía, Camerún y Tanzania hace 3,4 millones de años. El hallazgo más importante de esta época fue, sin duda, el del Lucy, un esqueleto perteneciente a este género Australopithecus en Etiopía en 1974.

    lucy, australopithecus

    Gracias a su descubrimiento y a su posterior reconstrucción, los científicos han podido dar respuesta a cuáles son las principales características que definen al Australopithecus Afarensis:

    • Forma de los dientes más próximos a los del hombre actual que las criaturas anteriores;
    • La mandíbula comenzó a modelarse de forma parabólica, tal y como se caracteriza la humana;
    • Estableció plenamente la bipedalidad;
    • El cerebro guardaba ciertas semejanzas con el del ser humano.

    Australopithecus africanus

    Es muy probable que este tipo de australopithecus habitase la tierra hace alrededir de 2,8 y 2,3 millones de años atrás. Se desplazaba de forma erguida y empleaba las manos con el objetivo de recoger frutos y lanzar piedras para cazar animales.

    Paranthropus Boisei

    Se trata de uno de los primeros homínidos que habitaron en Europa hace, aproximadamente, 2 millones de años.

    Los rasgos de su cara eran ciertamente peculiares, caracterizados por disponer de una frente muy reducida y grandes y potentes dientes; por este motivo, el Paranthropus Boisei se le conoce también como "cascanueces".

    La creencia generalizada entre los investigadores es que todos estos australopithecus coexistieron y compitieron entre sí; sin embargo, todas ellas terminaron extinguiéndose, todas, salvo el antepasado del género Homo, que prosiguió su largo camino evolutivo hasta el día de hoy.

    El Género Homo

    La emergencia de un nuevo linaje tuvo su punto de inicio -y posible causa- en la extinción de la mayoría de los Australopithecus. El género Homo conforma la muestra clara del desarrollo de la inteligencia y del sistema nervioso. Asimismo, mostraba adaptaciones evolutivas, tales como el bipedalismo.

    Lo cierto es que el Género Homo inició y desarrolló su evolución en diversos pasos a tavés de diversas especies, tales como:

    Homo Habilis

    Gracias al estudio de los fósiles, en la actualidad los investigadores han llegado a la posible conclusión de que el Homo Habilis podría conforma el primer homínido del género Homo. Habitó en la tierra en torno a 2,2 millones a 780 mil años atrás. Se dedicó a la fabricación de instrumentos simples de piedra, a la construcción de cabañas y, existen posibilidades de que desarrollara un lenguaje rudimentario.

    Su habilidad en la construcción de herramientas le han valido el nombre y la calificación de posible primer antepasado directo y real de los humanos.

    Además, estas habilidades le permitieron sobrevivir a las condiciones extremas del entorno y a conseguir adaptarse a los enormes cambios climáticos que sacudían el planeta en los albores de los tiempos, de manera que lograron dar continuidad a nuestra especie. Las huellas del paso de este grupo solo se  han localizado en África.

    Homo Erectus

    homo erectus

    Hace 1,8 millones de años y 300.000 años atrás surgió el Homo Erectus, descendiente del Homo Habilis que abandonó las tierras africanas para extenderse por Europa, Asia y Oceanía. Se caracterizó por la fabricación de instrumentos de piedra mucho más complejos y por el hecho de cubrir su cuerpo con pieles de animales. Se movía en grupos de entre veinte y treinta miembros y empleaba un lenguaje algo más sofisticado que el de su habilidoso antepasado.

    Entre sus características más importantes cabe señalar el descubrimiento del fuego, hito que supondría un salto evolutivo fundamental, entre otros motivos, para protegerse de un entorno las más de las veces hostil, con poderosos predadores y cambios climáticos extremos. Además, esta especie disponía d eun cerebro dos veces mayor que el de un chimpancé.

    Homo Ergaster

    Existen pocos datos acerca de este grupo; los investigadores lo suelen clasificar como una sub-especie de Homo Erectus; su surgimiento puede deberse al hecho de las emigraciones del anterior a diversas partes de Europa y Asia, lo que daría como resultado la emergencia de diversas especies.

    Homo neanderthalensis:

    También conocidos como neandertales, esta especie se habría adaptado al frío abrigando su cuerpo mediante gruesas pieles de animales que cazaban, no contaban con barbilla y su frente era reducida y se inclinaba hacia abajo; las piernas y brazos eran más largos que los de los humanos actuales.

    Los estudiosos apuntan a que los neandertales fueron, probablemente, descendientes del Homo Erectus y que vivieron en torno a 200.000 y 30.000 años. Fabricó numerosas herramientas y armas a partir de restos de huesos de animales y abrigos con sus pieles. Practicó el enterramiento y la sepultura de sus semejantes en cuevas, disponiendo alrededor del fallecido flores y objetos. Asimismo, presentaron una comunicación verbal rudimentaria y cierta organización social.

    Llegó a convivir con los primeros hombres modernos pero desapareció por motivos que no se han descubierto todavía.

    En la actualidad, las investigaciones señalan que los seres humanos modernos surgieron en África hace entre 200.000 y 150.000 años, posiblemente de las cepas del Homo Ergaster.

    Homo sapiens (Hombre Moderno)

    Origen y evolución del hombre: Etapas y características

    Hace entre 100.000 y 50.000 años, surgió el Homo Sapiens u Hombre Moderno. Se extendió por toda la tierra dejando a su paso numerosos objetos y herramientas construidos a base de piedra, hueso y marfil. Asimismo, desarrolló las técnicas artísticas de la pintura, la escultura y el desarrollo de la música.

    El Homo sapiens sapiens es el nombre científico del hombre moderno. Frente a todos sus antepasados, la característica fundamental que distingue esta especie de todos sus antepasados es la evolución y el desarrollo del cerebro, que le permitió modelar un lenguaje comprensible, con sentido y significado y fue capaz de generar abstracciones.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir