Cómo ser fisioterapeuta

10 de septiembre de 2020

Cómo ser fisioterapeuta

La fisioterapia es una de las profesiones que ha tomado un gran auge en la actualidad, siendo un fisioterapeuta aquel profesional del sector de la salud que se encarga de buscar el alivio de diferentes condiciones físicas, siempre bajo un enfoque que hace énfasis en lo terapéutico, sin usar ningún tipo de medio farmacológico o quirúrgico, aunque en algunas ocasiones se use como complemento. Es una buena opción laboral para quien quiera ejercer en el campo de la salud, existiendo en la actualidad una enorme variedad de ofertas educativas en esta interesante profesión.

Cuando se presentan contracturas o fracturas probablemente se haya acudido a un fisioterapeuta con la finalidad de realizar una terapia física, para así recuperar la forma física. Para poder ejercer como tal es necesario realizar estudios especializados, además también tiene la opción de completar sus estudios con un máster, teniendo además diferentes especializaciones. Por todo esto, cuenta con diversas salidas profesionales, e incluso es una profesión que se puede ejercer por cuenta propia.

Índice

    Estudiar para ser fisioterapeuta

    Cómo ser fisioterapeuta

    Para poder ser un fisioterapeuta profesional se debe tener el Grado de Fisioterapia, una carrera de carácter universitario que tiene una duración de cuatro años. En el país actualemente existe una oferta formativa bastante amplia para formarse como fisioterapeuta contando con 88 grados de Fisioterapia que se imparten en todo el territorio nacional. De estos estudios, 37 son ofrecidos por instituciones públicas y el resto de la oferta es cubierta por las instituciones privadas.

    En el país, entre las mejores universidades para cursar estudios de fisioterapia, se encuentran las siguientes:

    La elección de la universidad dónde se realizarán los estudios para ser fisioterapeuta va a depender de la nota de corte y de cuáles son las posibilidades económicas personales, aunque no existe una diferencia muy grande en el costo de la matrícula entre estas universidades.

    Otra forma de realizar estos estudios es bajo la modalidad online, en los que solo se realizan de forma presencial las prácticas. Las universidades más conocidas y que ofrecen esta carrera con esta modalidad de estudio, son:

    Cuando se han finalizado los estudios y se obtiene el título de fisioterapeuta se puede realizar alguna de las diferentes especializaciones que existen, como por ejemplo la fisioterapia deportiva o para discapacitados. Si no se puede buscar trabajo directamente, puede ir a oposiciones, a centros de salud privados o abriendo un consultorio propio.

    Másteres para fisioterapeutas

    Algunas especializaciones que se pueden realizar como fisioterapeuta son:

    Máster en Terapia Miofuncional - Instituto Superior De Estudios Psicológicos ISEP Este máster impartido en Madrid se centra en la enseñanza de la terapia miofuncional, que es una de las aplicaciones de la logopedia que se orienta en la curación de cualquier tipo de alteración que se presente en las funciones musculares. En la actualidad es considerada una terapia de vanguardia y es un máster que cuenta con una alta demanda.

    Máster Universitario de Terapia Manual Ortopédica en el Tratamiento del Dolor - Universidad Europea: Es impartido en Valencia y se considera el primer máster interdisciplinario del país dentro del área de la terapia manual ortopédica, siendo pioneros en el abordaje del dolor desde una óptica integral de la farmacología, psicología y la terapia manual.

    Máster Universitario en Fisioterapia Deportiva - Escuela Universitaria Real Madrid Este es un máster de Terapia Física para Deportes que tiene como objetivo principal el proporcionar a los fisioterapeutas todas las habilidades, los recursos necesarios para la prevención, tratamiento de lesiones, y las formas para lograr una rápida recuperación de los deportistas cuando se lesionan, siempre bajo un enfoque multidisciplinario.

    Máster Universitario en Investigación en Actividad Física, Deporte y Salud - Universidade da Coruña: Este es un máster Interuniversitario de Investigación en Actividad Física, Deporte y Salud que tiene como finalidad formar investigadores de carácter multidisciplinario que cuenten con competencias en los diferentes ámbitos de las ciencias de la actividad física y del deporte.

    Razones para estudiar Fisioterapia

    La fisioterapia es una profesión que cuenta con bastante importancia en el sector de la salud, y se ocupa de la reparación y restauración de la movilidad física de aquellos pacientes que han sufrido algún tipo de trauma físico, por diferentes razones (enfermedades, accidentes, lesiones deportivas, entre otras). Normalmente, estos pacientes son atendidos en primer lugar por un médico, que realiza el diagnóstico y los remite al fisioterapeuta, para que en combinación con una terapia farmacológica y el seguimiento de ciertas pautas pueda recuperar la funcionalidad y la calidad de vida.

    Otras razones para ser fisioterapeuta son:

    • El fisioterapeuta, mediante la aplicación de diferentes técnicas y con el apoyo de dispositivos alivia diferentes dolencias.
    • Cuenta con reconocimiento profesional, al ser una enseñanza regulada y que cuenta con el apoyo de la comunidad de fisioterapeutas que conforman el colegio de profesionales, que juntos buscan el bien de todos en el área.
    • A diferencia de otras profesiones en el área de la salud, no hay que realizar guardias o trabajar en días feriados, pudiendo compaginar perfectamente el horario con la vida personal.
    • Tiene reconocimiento en casi todos los países, por lo que las oportunidades de trabajo son numerosas.
    • Se puede realizar una especialización en cualquiera de las áreas que existen, como por ejemplo fisioterapia deportiva, fisioterapia pediátrica o la fisioterapia neurológica, por solo mencionar dos de ellas.
    • Al ser fisioterapeuta se tiene la satisfacción de poder ayudar a las personas que lo necesitan y contribuir a que tengan una mejor vida. Tratar a pacientes de forma profesional, logra que estas personas mejoren y progresen en su curación, y es una satisfacción que pocas profesiones comparten. Sin duda, si se cuenta con el deseo de ayudar a los demás, esta es una buena carrera para ejercer.
    • La fisioterapia es una profesión que permite el ejercicio de forma independiente o asociada con otros profesionales. Esto logra mejorar las expectativas profesionales y poder empezar a trabajar de manera independiente.

    Perfil de un fisioterapeuta

    El perfil profesional de un fisioterapeuta debe reunir las siguientes características que le permitirán ejercer la profesión de forma exitosa:

    • Debe contar con un alto grado de empatía hacia los demás y un fuerte espíritu de servicio.
    • Es necesario que sea una persona que cuente con delicadeza, ya sea para el trato interpersonal como en las terapias físicas.
    • Debe tener la capacidad de escuchar con paciencia y de comprender las necesidades de las personas.
    • Se espera que tenga la capacidad de trabajar en equipo.
    • Algo esencial es que tenga la capacidad de observación y análisis.
    • Se requiere mucha destreza manual y corporal.
    • Un rasgo que predomina es gran interés por la ciencia, de forma particular por materias como la anatomía, física y química, además de tener mucha aptitud para el aprendizaje.
    • Su inclinación hacia la investigación y el aprendizaje de nuevas técnicas de tratamiento es notable.

    Funciones de un fisioterapeuta

    Cómo ser fisioterapeuta

    De forma general, un fisioterapeuta realiza sus funciones dentro de tres ámbitos:

    • Asistencial: Este es el ámbito en que se establece la relación sanitaria entre el fisioterapeuta y el paciente, con el objetivo de poder contribuir con la consecución del bienestar físico y mental del paciente que se encuentra afectado por algún tipo de dolencia. Tal vez sea el área que goza de más popularidad, debido a que es dónde el fisioterapeuta promueve, previene y cura.
    • Docente y de investigación: Los estudiantes que se preparan para ejercer esta carrera deben ser formados en sus estudios por profesionales en las universidades tanto públicas como privadas. Como docente también participa en diferentes propuestas formativas dirigidas a la formación continua del fisioterapeuta. Además, también se pueden encontrar fisioterapeutas que se dedican a realizar actividades de investigación con la finalidad de descubrir nuevos métodos o terapias.
    • De gestión y dirección: Algunos fisioterapeutas optan por dedicarse a la parte de gestión administrativa de centros de rehabilitación, educativos y colegios profesionales, ya sea de forma exclusiva o compartida con su ejercicio profesional.

    Dentro de estos ámbitos, las funciones que debe realizar este profesional son variadas, pero las principales son las que se llevan a cabo en el área asistencial, pues generalmente es el área en donde la mayoría de los profesionales se enfoca cuando se dedican a esta profesión:

    • Se encargan de leer y analizar los informes médicos que entrega el paciente para así determinar cuál es el mejor tratamiento para su dolencia.
    • Debe realizar una evaluación inicial del nivel de movilidad que presenta.
    • También debe diseñar un plan de tratamiento personalizado para cada uno de los pacientes.
    • Aplicar el tratamiento que ha diseñado, siguiendo el programa establecido.
    • Debe asistir a los pacientes cuando están realizando los diferentes ejercicios.
    • Dar la instrucción necesaria para la realización de los ejercicios y las rutinas que se diseñan para ser realizadas en el hogar y así obtener los mejores resultados.
    • Debe llevar un registro con el diagnóstico, las metas logradas y la evolución o mejoría presentadas.
    • Colaborar con compañeros, como los auxiliares de rehabilitación, y con los profesionales de la medicina, para rediseñar el tratamiento en forma conjunta, en caso de ser necesario.

    Especialidades para los fisioterapeutas

    La fisioterapia se considera una profesión que está llena de posibilidades, debido a que el cuerpo humano funciona como una máquina llena de complejidad, donde cada parte puede llegar a requerir de una de un tratamiento diferente. Debido a esto se han desarrollado diferentes especialidades, siendo las más frecuentes:

    • Neurología: La fisioterapia influye positivamente en la mejora de la calidad de la vida de las personas afectadas por algún trastorno neurológico, notándose la mejoría física con el seguimiento de un tratamiento regular. Existe la fisioterapia neurológica infantil y la fisioterapia neurológica para adultos.
    • Pediatría: En ocasiones hay niños que pueden necesitar la ayuda de un fisioterapeuta, ya sea porque presentan trastornos del desarrollo o por dolencias específicas. Se pueden tratar padecimientos de tipo músculo-esquelético, neurológicos, respiratorios, reumatológicos, entre otros.
    • Geriatría: En el proceso natural de envejecimiento suele provocar un aumento de los problemas de salud en diferentes aspectos. La fisioterapia es un medio efectivo para combatir los síntomas y también contribuye a mantener el bienestar corporal.
    • Ginecología: La fisioterapia puede ayudar a mantener la salud del suelo pélvico. Puede tratar algunas situaciones que se presentan en el preparto, el posparto, casos de incontinencia urinaria o en las disfunciones sexuales.

    Deporte: Este es un campo en dónde son muy requeridos los fisioterapeutas. Las personas que practican actividades deportivas hacen deporte de forma profesional o como afición regular, necesitan poder contar con un fisioterapeuta de confianza, no solo para el tratamiento de las lesiones, sino también para prevenirlas.

    Salud mental y psiquiatría: En el ámbito de la salud mental, la fisioterapia ayuda a disminuir las sensaciones de ansiedad y puede ser un método efectivo para encontrar el equilibrio cuerpo-mente.

    Traumatología: En este ámbito se realiza el tratamiento de las fracturas óseas, las luxaciones, los esguinces, las inflamaciones, entre otras situaciones que se pueden presentar.

    Oncología: Los enfermos de cáncer también pueden beneficiarse de un tratamiento de fisioterapia. La estimulación que se recibe contribuye a una mayor sensación de bienestar.

    Salidas profesionales de la Fisioterapia

    Una pregunta que se suelen realizar muchos estudiantes o interesados en estudiar para ejercer como fisioterapeuta es cuáles son las salidas profesionales. Algunas de las opciones más habituales que se pueden encontrar para trabajar son:

    • Centros de fisioterapia.
    • Centros sanitarios como hospitales, clínicas, centros de rehabilitación físicas, entre otros.
    • Gimnasios.
    • Entidades y clubes deportivos.
    • Residencias de ancianos y personas que presenten alguna discapacidad.
    • Universidad y centros de investigación científica.
    • Por cuenta propia.

    Sueldo de un fisioterapeuta

    Los fisioterapeutas pueden presentar diferencias de sueldo entre ellos, no solo por el área en el que se desarrolle cada uno profesionalmente, sino que también va a depender de diferentes factores como la antigüedad o el tipo de relación laboral en la que trabaje.

    Por lo general, el sueldo base de un fisioterapeuta en el país según la Disposición 2824 del BOE núm. 52 de 2018, se encuentra ubicado en los 1.236,35 € mensuales, a lo que hay que añadir otras cantidades, correspondientes a los días festivos y fines de semana, horas nocturnas o la disponibilidad. Todo esto hace que en total un fisioterapeuta pueda tener un sueldo de aproximadamente 1.300 € brutos mensuales.

    En cuanto a la parte salarial, no son las mismas condiciones laborales en un hospital privado que en uno público. En un centro privado el sueldo señalado será lo que se va a cobrar al principio, es decir, los 1.300 € que se acaban de indicar, y en el caso de un hospital público, puede que se llegue a ganar un poco más, pero eso va a depender del convenio colectivo que se haya firmado en cada una de las Comunidades Autónomas del país.

    Un fisioterapeuta también tiene la opción de trabajar por cuenta propia y declararse como autónomo poniendo un centro propio de fisioterapia. Esta opción puede ser mejor retribuida económicamente, pero los diversos gastos que se deben realizar pueden reducir considerablemente el sueldo que se va a ganar. Por ejemplo si un fisioterapeuta puede cobrar por hora 30 € y trabajar con ocho clientes al día por cinco días a la semana, podrá ganar al final de mes unos 4.800 €. A esta cantidad se le debe descontar la cuota de autónomos, el alquiler del local y otros gastos producto de la actividad independiente, este ingreso bajaría a unos 2.200 € al mes.

    En resumen, un fisioterapeuta recién graduado puede cobrar 1.300 euros brutos al mes, en el caso que trabaje por cuenta ajena. Los autónomos, por lo general cobran entre los 25 y 35 euros por sesión, estableciendo estas sesiones de entre 45 y 60 minutos. Por supuesto estos márgenes son variables y los ingresos que se perciban al final van a depender de muchos otros factores, como las localidades del trabajo, el cargo y a las fluctuaciones económicas del país. En total se puede llegar a ganar unos 24.000 euros al año.

    Oposiciones de Fisioterapia

    Cómo ser fisioterapeuta

    La oposicione para fisioterapeuta es una de las que cuenta con más demanda en el país. Debido a que al lograr superar las oposiciones, se puede acceder a un puesto de trabajo en el sector público de por vida.

    Las plazas de esta oposición se pueden dividir en plazas de acceso libre, plazas para promoción interna y  para minusválidos. En el caso de que las dos últimas plazas queden vacantes durante el proceso de oposiciones, estas pasarán directamente a sumarse a las plazas de libre acceso.

    A su vez, existen dos tipos de procesos selectivos en la oposición de fisioterapia, que se explican a continuación:

    • Oposición libre de fisioterapia: En este tipo de oposición no suman ningún tipo de puntuación los títulos ni los trabajos, sino solo se toma en cuenta la nota que se haya obtenido en el examen. Por lo que si no se cuenta con experiencia como fisioterapeuta y se está buscando una oportunidad laboral en el sector público, se debe superar esta oposición.
    • Concurso-oposición de fisioterapia: Este es el proceso que se realiza con más frecuencia, en el que sí aportan una puntuación los méritos académicos y profesionales que tenga el candidato; puntuaciones que se van a sumar a las obtenidas en el examen.

    Cómo montar una clínica de Fisioterapia

    Si ya se cuenta con el título para trabajar como fisioterapeuta y se ha optado por gestionar un negocio propio se deben conocer cuáles son los pasos para hacerlo. Estos son los pasos necesarios para montar una clínica de fisioterapia y trabajar de forma individual:

    Espacio de la clínica de rehabilitación: El primer paso es conseguir un lugar en dónde situar la clínica. Se debe contar con un local propio o en alquiler, que tenga las dimensiones adecuadas y con las instalaciones necesarias para las labores de fisioterapia. Antes de seleccionar el local se debe tener en cuenta la zona en la que se encuentra, la facilidad para llegar, si hay competencia en la misma zona, entre otros factores. El principal objetivo es que los posibles pacientes acudan a él, por lo que no es recomendado instalar la clínica en los alrededores de la ciudad o en un sitio con problemas de transporte.

    Contar con el presupuesto necesario: Uno de los factores más importantes al abrir un negocio propio, es la inversión inicial. Por ejemplo, el presupuesto es el que decidirá en qué zonas de la ciudad se hará la instalación, qué reformas se deben hacer en el local, el material y el personal de apoyo, entre otros. Es importante respetar el presupuesto en todo momento, porque de lo contrario, se pueden tener pérdidas económicas que sean difíciles de afrontar, sobre todo al principio del emprendimiento.

    Tener los permisos necesarios: La parte de obtener los permisos necesarios es sin duda la más desmotivadora, pero es necesaria si se quiere tener un negocio legalmente establecido. Si el local necesita una reforma, hay que solicitar el permiso de obras correspondientes. También es necesario contar con la licencia de apertura, que se debe solicitar al Ayuntamiento, y por supuesto, la licencia sanitaria.

    Contar con el material y el equipo humano: Según sea el tamaño de la clínica, será necesario hacer una inversión en equipos, en material y en personal para poder comenzar a trabajar. También se tiene que pensar en cuáles serán los servicios que se ofrecerán y adquirir el material acorde, siendo lo recomendable comenzar por lo más básico e ir creciendo poco a poco.

    Preparar la gestión de la clínica: Antes de realizar la apertura de la clínica y se comience a recibir pacientes, es recomendable que se pongan en orden cuál será la forma de realizar la gestión de la clínica, por ejemplo con la instalación de un programa de gestión de datos. Se debe gestionar la clínica de fisioterapia manteniendo los datos de los pacientes y llevar al día la administración y la contabilidad.

    Si se siguen estos pocos pasos se puede comenzar a ejercer la profesión rápidamente, teniendo en cuenta que se debe tener mucha paciencia, debido a que todos los negocios tardan en dar fruto y este no es una excepción.

    Consejos para ser un buen fisioterapeuta

    Si aún no se han iniciado los estudios para ser fisioterapeuta, ya se está estudiando o se acaba de egresar, aún no se han conocido todos los detalles de la profesión y no se han podido desarrollar todos los aspectos que permiten convertirse en un buen fisioterapeuta.

    Para lograr ejercer la carrera y ser reconocido como un buen profesional, se debe aprender a combinar una serie de habilidades personales y profesionales, como las siguientes:

    Ser una buena persona: Este es el principal y más importante requisito de la profesión. De esta capacidad depende que se pueda ejercer con honestidad, respetando al paciente en todo momento, sin proporcionar información falsa sobre los tratamientos con el fin de retener al paciente.

    La fisioterapia, al igual en que todas las profesiones, no puede ni debe ser ejercida engañando a las personas con la finalidad de obtener un beneficio económico. Durante el ejercicio de la profesión se podrán conocer profesionales que actúan sin ética y actúan practicando una fisioterapia que se basa en el engaño, que perjudica la percepción de los pacientes de la profesión. Otra forma de engañar a los pacientes, es no teniendo en cuenta las limitaciones que se tienen como profesional. El fisioterapeuta debe asumir que no puede abarcar toda la complejidad del cuerpo humano, por lo que asumir esta limitación es un primer paso para practicar la profesión con honestidad.

    Estar dispuesto a estudiar y tener una formación constante: Se debe tener en cuenta que se deben invertir muchos fines de semana, periodos vacacionales y realizar una constante inversión económica en permanecer actualizado en la profesión. Un fisioterapeuta no puede desarrollar su carrera si no estudia y conoce cómo aplicar distintas técnicas, cómo dar orientaciones y puntos de vista que puedan ir creando una forma propia de ejercer la fisioterapia.

    Al final, el aprendizaje será poder para aplicar todos los conocimientos que se tienen y combinarlos perfectamente con la propia experiencia profesional, lo que hace que se tenga con el tiempo sus propias técnicas y métodos.

    Tener capacidad de empatizar con otras personas e interés en ayudar: Un fisioterapeuta debe tener un genuino interés personal por el otro, debido a que si no tiene la capacidad de ser empático con las dificultades y sufrimiento del paciente, será difícil que pueda tener un verdadero impulso y deseo por ayudar, que debe ser la base principal de todo acto terapéutico que quiera ser realmente efectivo y obtener resultados permanentes.

    La fisioterapia no debe ser vista solamente como la aplicación de un conjunto de técnicas en base a unos principios establecidos y que tienen como fin obtener resultados estables, fiables y repetibles. La fisioterapia tiene una implicación psicológica, en la que cada gesto, mirad y palabra del fisioterapeuta entra en juego en su interacción con el paciente, para poder obtener resultados.

    Cuando un fisioterapeuta siente un verdadero deseo de ayudar a otras personas, se esmera por ofrecer no solo la correcta aplicación de una técnica, sino que también establece una relación con el paciente que posibilita que se produzca el restablecimiento del equilibrio y la salud.

    Tener la capacidad de ir un poco más allá de lo aprendido: Lo que se aprende durante toda la carrera y los límites de lo científicamente conocido son un buen punto de partida, pero no se puede convertir en una frontera cuando se quiere conocer o aplicar otras técnicas que si bien puede que aún no cuenten con todo el reconocimiento, pueden servir en el ejercicio profesional.

    Un fisioterapeuta para convertirse en un buen profesional, necesita tener una excelente formación y disfrutar de esa capacitación también es un buen motivo para elegir estudiar fisioterapia. Las asignaturas del plan de estudio permiten realizar una gran cantidad de prácticas, unas simuladas entre compañeros y otras reales con pacientes.

    Los programas están diseñados específicamente para que paulatinamente se vayan adquiriendo los conocimientos que permiten atender y tratar de forma efectiva a los pacientes y adquirir de igual manera las habilidades y destrezas para que esos tratamientos sean eficaces y persistentes. El nivel de exigencia para estudiar la carrera es alto, pero se va a tratar con pacientes que presentan una desmejora en su calidad de vida y se merecen el mayor de los esfuerzos y dedicación.

    Código de conducta de un fisioterapeuta

    La relación del fisioterapeuta con los pacientes, colegas y organismos profesionales se encuentra reglamentado en el Código Deontológico de la profesión, del que se pueden resaltar los siguientes aspectos:

    La fisioterapia y las personas

    • Las funciones asistenciales, docentes, de investigación y de gestión que realiza el fisioterapeuta se derivan de la misión de la fisioterapia en la sociedad y se llevan a cabo de acuerdo con los siguientes principios: respeto al paciente, protección de los derechos humanos, sentido de la responsabilidad, honestidad, sinceridad, prudencia en la aplicación de instrumentos y técnicas, competencia profesional y solidez en los fundamentos para justificar sus intervenciones como profesional.
    • El fisioterapeuta debe mantener en forma confidencial toda información personal del paciente.
    • No realizará ni contribuirá con prácticas que puedan atentar contra la libertad e integridad física y psíquica de las personas. Tampoco participarán como investigadores, asesores en prácticas crueles o inhumanas.
    • El fisioterapeuta debe proteger al paciente mientras esté a su cuidado, de cualquier trato humillante, degradante o de cualquier tipo de afrenta en contra de su dignidad personal.
    • La actividad del fisioterapeuta tiene como fin supremo la salud del paciente.

    El fisioterapeuta y la práctica clínica

    • El fisioterapeuta es personalmente responsable y debe rendir cuentas de su práctica de la profesión y del mantenimiento de su competencia mediante la formación continua.
    • Debe mantener una buena salud personal, de forma que no comprometa su capacidad para dispensar atención fisioterapéutica.
    • El fisioterapeuta tiene el derecho de juzgar la competencia de las personas, y por lo tanto de aceptar y delegar responsabilidades.
    • Debe observar en todo momento buenas normas de conducta personal que no perjudiquen a la profesión y fomenten la confianza del público.
    • Cuando realice los tratamientos, el fisioterapeuta debe asegurarse de que el empleo de la tecnología y los avances científicos son compatibles con la seguridad, la dignidad y los derechos de las personas.
    • Debe mantener siempre una actitud colaboradora y respetuosa con los diferentes profesionales de la salud que intervengan con él en la atención asistencial.
    • El fisioterapeuta no debe bajo ningún concepto facilitar a personas no competentes todo tipo de material de fisioterapia para su uso o aplicación.
    • La relación entre los fisioterapeutas debe ser regida por el respeto mutuo y la consideración. Las actuaciones profesionales no deben en ningún momento ser descalificadas de manera pública o menospreciable por un compañero.
    • Si el paciente no se encuentra en las mejores condiciones de prestar su consentimiento a la actuación del fisioterapeuta y no se puede de ninguna manera obtener el consentimiento de la familia o de representantes legales, el fisioterapeuta debe prestar los cuidados que dicte la profesión para evitar un daño irreparable en la salud del paciente y que comprometa su calidad de vida.
    • No debe aceptar el cumplimiento de una responsabilidad que no se encuentre dentro de su competencia, en demérito del cumplimiento de sus propias funciones o las de otros profesionales sanitarios.
    • El fisioterapeuta nunca deberá delegar en cualquier otro miembro del equipo de salud que no cuente con la preparación adecuada, funciones que le sean propias.
    • Nunca debe iniciar un tratamiento que no pueda atender debidamente o del que no se sienta seguro en su tratamiento.

    El fisioterapeuta y la profesión

    • El fisioterapeuta, a través de las organizaciones profesionales, debe participar en la creación y mantenimiento de condiciones de trabajo, que sean social y económicamente equitativas y seguras en el ejercicio de la fisioterapia.
    • El fisioterapeuta tiene la función principal al establecer y aplicar normas aceptables de práctica clínica, gestión, investigación y formación de fisioterapia.
    • El profesional de la fisioterapia debe contribuir de forma activa al desarrollo de un núcleo de conocimientos profesionales que se encuentren basados en la investigación y en la evidencia científica.
    • El fisioterapeuta no debe prestar bajo ninguna circunstancia su nombre o su firma a personas que de manera ilegal, sin la titulación y preparación correspondiente, realicen actos de ejercicio de la profesión, y está en la obligación de denunciar cualquier caso de intrusismo del que pueda llegar a tener conocimiento. Tampoco debe encubrir con su titulación actividades vanas o engañosas.
    • Ningún fisioterapeuta debe trasladar, con fines de lucro, pacientes del centro público o aquel en el que ejerza por cuenta ajena la actividad profesional, a una clínica privada propia o de otros compañeros.
    • El fisioterapeuta tiene la obligación en todo momento de promover la calidad de la fisioterapia y de evitar el intrusismo y no realizar competencia desleal.
    • Todos los profesionales de la fisioterapia deben cumplir lo establecido en los Estatutos y Código Deontológico del organismo colegial correspondiente, así como también deben respetar las decisiones de los órganos de gobierno y de los miembros que lo componen.

    El fisioterapeuta y sus compañeros de trabajo

    • El fisioterapeuta debe mantener en todo momento una relación de cooperación con las personas con las que trabaje en la fisioterapia y en otros sectores sanitarios.
    • El profesional debe adoptar las medidas adecuadas para preservar a las personas, familias y comunidades cuando un compañero u otra persona pongan en peligro su salud.

    El papel de un fisioterapeuta es fundamental para la recuperación del paciente del diversas enfermedades o situaciones que desmejoran su calidad de vida. Así mismo tienen un papel fundamental en el mundo del deporte, por lo que los estudios de esta carrera deben ser considerados por quienes quieren tener una carrera en la que lo primordial es ayudar a los demás.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir