Cómo trabajar en seguridad privada

Cómo trabajar en seguridad privada

Seguro que has visto muchas películas en las que personajes importantes, como el presidente de un país, un actor famoso o cualquier músico, llevan sus propios guardaespaldas. Se trata de un trabajo muy arriesgado y peligroso, pero muy gratificante al poder prestar tus servicios a los demás. Estos trabajadores pertenecen al sector de la seguridad privada y su función principal es velar por la seguridad de personas, inmuebles (públicos o privados), establecimientos, eventos y/o bienes materiales.

Si tienes en mente dedicarte a este empleo, es necesario que sepas de antemano cuáles son los requisitos, si necesitas estudios específicos previos o cómo alcanzar el puesto de trabajo. Aquí te ofrecemos toda esta información.

Índice

    Requisitos para trabajar en seguridad privada

    • En primer lugar, deberás cumplir con la edad mínima establecida, que es 18 años.
    • Contar con la nacionalidad de algunos de los estados pertenecientes a la Unión Europea o al Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, o ser nacional de un tercer Estado que tenga suscrito con España un convenio internacional.
    • Poseer el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria (ESO), de Técnico, u otros equivalentes o superiores.
    • Completar el test psicotécnico.
    • Obtener un certificado médico.
    • Carecer de antecedentes penales (por delito doloso).
    • No tener condenas por intromisión ilegítima en el ámbito de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, del secreto de las comunicaciones o de otros derechos fundamentales en los cinco años anteriores a la solicitud.
    • No tener sanciones en los 2 años anteriores por infracción grave o en los 4 años anteriores por infracción muy grave, en materia de seguridad privada.
    • No haber sido separado del servicio en las Fuerzas Armadas o en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los 2 años anteriores.
    • Poseer la certificación acreditativa de haber superado el curso o cursos en los centros de formación de seguridad privada autorizados por la Secretaría de Estado de Seguridad.
    Requisitos seguridad privada

    Qué estudiar para trabajar en seguridad privada

    Para poder convertirte en un profesional de la seguridad privada, deberás realizar un curso de 180 horas y después superar las pruebas TIP, convocadas por la Secretaría de Estado de Seguridad. Este examen consta de dos partes: una parte de aptitudes físicas y otra parte teórica-práctica. Si superas estas pruebas de manera positiva, conseguirás la Tarjeta de Identidad Profesional, obligatoria para poder trabajar como vigilante.

    Primera prueba (aptitud física)

    Los aspirantes deberán realizar varios ejercicios, explicados a continuación, debiendo igualar o superar las marcas e igualar o reducir los tiempos establecidos. La calificación de esta prueba será de "Apto" o "No apto" y si no se supera alguno de los ejercicios, se eliminará definitivamente del examen al candidato.

    Para poder realizar los ejercicios, el aspirante deberá ir vestido con indumentaria deportiva y entregar a los examinadores un certificado médico, expedido dentro del periodo de tiempo comprendido entre la fecha de comienzo del plazo de presentación de instancias de la convocatoria y el día de realización de las pruebas de aptitud física, en el que se haga constar que la persona aspirante reúne las condiciones físicas precisas para realizar las referidas pruebas deportivas.

    Esta prueba física consta de los siguientes ejercicios:

    • Potencia tren superior:
      • Flexión de brazos en suspensión pura (hombres): se deberá flexionar los brazos, evitando el balanceo del cuerpo y/o ayudarse con movimientos de piernas. Se considera una flexión válida cuando la barbilla supere la parte superior de la barra, partiendo siempre de la posición de suspensión pura.
      • Lanzamiento de balón medicinal (mujeres de todas las edades y hombres desde 40 años): los aspirantes tendrán que lanzar el balón medicinal sujeto con ambas manos y por encima de la cabeza tan lejos como se pueda.
    • Potencia tren inferior:
      • Salto vertical (hombres y mujeres): la persona candidata se separará un mínimo de 20 centímetros de la pared o aparato, saltará tan alto como pueda y marcará nuevamente con los dedos el nivel alcanzado.
    • Carrera 400 metros lisos (hombres y mujeres): los candidatos deberás realizar esta distancia de 400 metros en el menor tiempo posible. El tiempo invertido se medirá en minutos y segundos.

    Segunda prueba (conocimientos teórico-prácticos)

    En esta parte los aspirantes a profesionales de seguridad privada tendrán que responder a un cuestionario de 100 preguntas en un tiempo de 50 minutos. Habrá tres opciones de respuesta, pero solo una será correcta y los errores penalizarán, conforme a la siguiente fórmula:  A – [E / (n-1)], siendo «A» el número de aciertos, «E» el de errores y «n» número de alternativas de respuesta. Esta prueba será calificada de 0 a 10 puntos, debiendo conseguir 5 puntos como mínimo para poder superarla.

    El temario de dicha prueba está conformado por cuatro áreas de conocimiento: área jurídica, área socioprofesional, área técnicoprofesional y área instrumental. A estas se les suman los módulos profesionales de la especialización que cada aspirante elija, como vigilantes de explosivos, vigilancia de urbanizaciones, polígonos, transportes y espacios públicos, vigilancia de centros comerciales, etc.

    Qué hacer una vez superadas las pruebas

    Tras consultar los resultados de la convocatoria para ser vigilante de seguridad en la página web de la Policía Nacional, se debe acreditar los requisitos en los siguientes 10 días a la publicación del Acuerdo del Tribunal. Esto se realizará entregando toda la documentación necesaria en las dependencias policiales, cuarteles de la Guardia Civil o por correo. De esta manera, también habrá que pedir la habilitación de la Tarjeta de Identidad Profesional.

    Salario de vigilante de seguridad privada

    Salario de vigilante de seguridad privada

    Como pasa en muchos casos, el sueldo de un trabajo es lo que motiva a una persona a dedicarse a ello o no. Por esto, te ofrecemos las cifras que un vigilante de seguridad privada podría llegar a ganar.

    El sueldo base se sitúa en 992,94€ al mes, pero a esto habrá que sumarle los pluses, como el plus de peligrosidad, de transporte o de vestuario. Finalmente, el sueldo de estos profesionales podría establecerse en 1227,37€ mensuales.

    Artículos relacionados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Este sitio utiliza cookies para optimizar su experiencia en la navegación, entender cómo usa nuestro sitio y personalizar la publicidad. Para mayor información haga clic en más información. Si está de acuerdo, pulse en aceptar nuestra política de cookies. Leer más