Modelo de contrato para empleada de hogar

18 de marzo de 2021

Modelo de contrato para empleada de hogar

Se realiza un contrato para una empleada de hogar cuando se desea o necesita formalizar la contratación de una empleada del hogar o doméstico. Este personal se encarga de realizar las tareas del hogar como son todas las actividades que son necesarias para mantener en funcionamiento y en buen estado una casa, el cuidado o atención de los miembros de la familia e incluso el de realizar tareas de cuidado de niños o de jardinería.

Al igual que para los contratos en los que se aplica la normativa laboral común, el contrato para una empleada del hogar puede celebrarse de forma escrita u oralmente. Si es un contrato de duración determinada que sea realizado por un tiempo de duración superior a cuatro semanas, obligatoriamente debe ser realizado por escrito. Realizar un contrato otorga una gran seguridad jurídica a la relación entre la empleada y el contratante.

Índice

    A quién va dirigido el contrato para empleada del hogar

    A quién va dirigido el contrato para empleada del hogar

    El contrato para empleada del hogar se establece para que una persona particular realice la contratación de una empleada del hogar o doméstica, por lo que debido a esto, no entran en el ámbito de este contrato:

    • Aquellas relaciones que sean concertadas por personas jurídicas, ya sea en el ámbito civil o mercantil.
    • Las relaciones que sean concertadas por medio de empresas de trabajo temporal.
    • Las relaciones establecidas entre los cuidadores profesionales que son contratados por instituciones públicas o por entidades privadas.
    • Aquellas establecidas entre cuidadores no profesionales y que consisten en proporcionar atención a personas que se encuentran en situación de dependencia en su domicilio.
    • Las relaciones concertadas entre familiares para otorgar una prestación de servicios domésticos siempre y cuando quien preste los servicios no tenga la condición de asalariado.
    • Los trabajos que se realizan por motivos de amistad, por beneficencia o buena vecindad.

    Por lo tanto queda claro que para contratar a un empleado que se encuentre en otra categoría o grupo profesional, el contrato que se debe utilizar es el de trabajo.

    Tipo de contrato para empleada del hogar

    El contrato para empleada del hogar debe ser realizado por el titular del hogar familiar, y puede ser un contrato de tipo temporal o indefinido, en virtud del Real Decreto que es el que regula esta relación laboral. Sin embargo se debe establecer cuál es el mejor contrato, tanto para el trabajador como para el contratante.

    En el caso de esta relación laboral de carácter especial, los dos contratos son prácticamente lo mismo, debido a que lo que se debe pagar por extinguir la relación laboral es igual en los dos, con un mínimo de doce días por año trabajado, además, los derechos y obligaciones de cada una de las dos partes son iguales.

    En cualquier caso, existen tres tipos de contratos que pueden ser llevados a cabo para una empleada de hogar:

    Contrato indefinido

    En este tipo de contrato no se establece una fecha de finalización, sino que se encuentra pensado para cubrir una necesidad por un tiempo duradero en casa como empleada de hogar.

    Contrato temporal de obra y servicio determinado

    Este contrato se establece para cubrir una necesidad temporal. Por ejemplo, durante un periodo vacacional acuden unos familiares y se hace necesaria la contratación de personal para que preste el apoyo en la realización de las tareas domésticas.

    Contrato de interinidad

    Este contrato es realizado para cubrir a una empleada de hogar que cuenta con reserva de puesto de trabajo, ya sea debido a maternidad, incapacidad temporal o excedencia, u otras razones.

    En algunas ocasiones podemos encontrar un tipo conocido como contrato fijo discontinuo, el cual tiene algunas ventajas e inconvenientes.

    Datos del contrato para empleada de hogar

    Además de los datos generales que se deben encontrar en un contrato, se deben incluir la siguiente información en un contrato laboral para empleada de hogar:

    Datos del contratante

    Se deben incluir los datos del titular del hogar familiar, considerando como tal a la persona que resida en el lugar dónde se prestan o se van a prestar los servicios.

    Datos cuenta de cotización

    Se necesita que antes de realizar el contrato se disponga de un Código de Cuenta de cotización, que es el número que identifica al titular del hogar familiar en la Seguridad Social. Este número se puede solicitar en la página oficial de la seguridad social.

    Datos del trabajador

    Son los datos correspondientes a la empleada de hogar como el nombre, DNI o NIE, fecha de nacimiento, número de la seguridad social, entre otros.

    Cláusulas del contrato de trabajo

    Aquí se deben establecer los puntos específicos que regirán la relación laboral, como por ejemplo:

    • Prestar servicios como empleada del hogar, indicando el domicilio en dónde se realizarán sus funciones.
    • Asignación de una jornada completa o parcial: La jornada completa es de 40 horas a la semana, si son menos horas, será una jornada parcial.

    Una vez que se han completado los datos básicos de cualquier contrato de trabajo, hay que diferenciar si se va a establecer un contrato temporal o indefinido.

    Si se establece un contrato indefinido, se debe establecer si se realizan horas de presencia y cómo se van a compensar estas horas, con descanso o con salario. Así mismo se debe indicar si se van a abonar prestaciones salariales en especie o si se va a pernoctar en el hogar del empleador.

    En el caso de contrato temporal, hay que establecer qué tipo de contrato temporal es, y luego, al igual que en el caso anterior, si hay pernocta u horas de presencia y la compensación que se recibirá. Las horas de presencia no pueden exceder legalmente de las veinte horas semanales de promedio en un periodo de un mes, salvo que se pacte su compensación por descanso.

    e deben de abonar como si fuera una hora ordinaria. El periodo de prueba máximo no puede exceder de los dos meses, y puede establecerse que se realice un preaviso en caso de baja voluntaria de como máximo siete días.

    El salario de la empleada de hogar, no puede ser nunca inferior al Salario Mínimo Inteprofesional, establecido en 1.108,33 euros en doce pagas o 950 euros en 14 pagas, o la parte proporcional en caso de que se realice una jornada parcial.

    En cuanto a la duración de las vacaciones, deben ser como mínimo de 30 días naturales al año. Es indiferente la jornada o el número de horas que se realicen, siempre se tiene el derecho a 30 días al año de vacaciones remuneradas. También hay que recalcar que no existe un convenio colectivo de empleadas de hogar.

    Cuándo se debe realizar un contrato de empleada del hogar

    Cuándo se debe realizar un contrato de empleada del hogar

    Existen dos momentos que se consideran importantes cuando se realiza la contratación de una empleada para la realización de servicios o tareas en el hogar familiar, y que no deben ser confundidos entre sí, aunque en ambos casos el empleador debe asumir un rol activo en los mismos. Por un lado, se encuentra la intención de realizar la contratación, y que debe ser realizada a través de este documento, y por otro, cuando se debe realizar el alta de la empleada del hogar en la Seguridad Social, para lo cual es absolutamente necesario contar con este contrato.

    El contrato de empleada del hogar permite establecer aspectos de la relación contractual, que son tan importantes dejar bien claros y definidos, como son: el salario que se va a ganar, el horario de trabajo, la duración, si habrá un periodo de prueba o no, si se trata de un contrato para sustituir a un empleado, por una baja, y todas los demás cláusulas mencionadas anteriormente.

    De este contrato deben ser firmadas dos copias, una para cada parte involucrada. Para una mayor seguridad jurídica se debe firmar tanto en el espacio final habilitado para la firma, así como en el margen izquierdo del resto de las páginas que hacen parte del documento.

    Derecho aplicable en este contrato

    Al contrato para empleada del hogar o doméstica, le será aplicado en particular, los siguientes decretos:

    • El Real Decreto 1620/2011, del 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar.
    • El Real Decreto-ley 29/2012, del 28 de diciembre, en él se trata la mejora de gestión y protección social en el Sistema Especial para Empleados de Hogar y otras medidas de carácter económico y social.
    • Y de forma general, con carácter supletorio, el Real Decreto Legislativo 2/2015, del 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

    Modelo de contrato empleada de hogar

    El trabajo de empleada del hogar es un puesto que en los últimos años ha generado mucha demanda en los últimos tiempos, sobre todo en España.

    Esto se debe a que por muchos años, este servicio se ha prestado de manera irregular frente a las leyes de este país, obviando las leyes que regulan los contratos y frenan las irregularidades, por lo que se establecieron los contratos para empleadas de hogar.

    Debido a esto, el Régimen General de la Seguridad Social se dio a la labor de incluir a las empleadas del hogar en el Sistema Singular para Empleados de Hogar.

    Para contratar a una empleada del hogar, el empleador debe de ser siempre una persona física, por lo que no se admitirá bajo ninguna circunstancia que esta sea contratada por una empresa para efectuar las funciones de una empleada de hogar. Este tipo de contratos es de gran importancia, tanto para las empleadas, como para el que contrata los servicios.

    Todo contrato de trabajo debe estar apegado y enmarcado dentro de las leyes establecidas en el país. No contar con un contrato es desfavorable para ambas partes.

    Modelo de contrato empleada de hogar por horas

    La empleada del hogar es contratada para realizar su trabajo solamente por horas, prestando sus servicios en el domicilio del empleador por un tiempo de al menos 120 días al año. El costo mínimo por hora de trabajo será de 5,54 euros, cifra que debe incluir el prorrateo de las pagas, así sean excepcionales o vacacionales.

    En caso de que la empleada de hogar preste sus servicios en el mismo domicilio por un tiempo superior a los 120 días por año, su retribución o pago mensual no va a poder ser en ningún caso, inferior al Sueldo Mínimo Interprofesional. Esta clase de contrato es el más usado por jóvenes que están realizando estudios o no pueden acceder a otros puestos de trabajo.

    Modelo de contrato empleada de hogar indefinido

    Este modelo de contrato para empleada del hogar puede ser el más complejo de todos. En esta clase de contrato se establecen, todos los estatutos anteriores, con la diferencia que no se cuenta con una fecha de vencimiento en concreto o límites de duración de los servicios. Si alguna de las dos partes quiere dar por terminados los servicios, va a poder hacerlo, según lo que se haya estipulado en el contrato que firmó la empleada.

    Modelo de contrato empleada de hogar temporal

    Este es el contrato indicado si la personas quiere trabajar en casa de una familia haciendo los oficios del hogar como empleada, pero por un periodo de tiempo definido, o sea, un empleo temporal. En este caso la empleada del hogar cuenta con la misma protección y el resguardo de las leyes españolas.

    Este tipo de trabajo es una opción que toman quienes tal vez estén en temporada de estudio o cuenten con algún otro empleo, y pueda tener una base económica para sostenerse.

    El modelo de contrato para empleadas de hogar que quieran trabajar de forma temporal es muy sencillo. Cuándo se firma un contrato de este tipo, se debe tener en cuenta que el servicio se va a prestar por un tiempo previamente definido en un contrato, lo que quiere decir que cuenta con una fecha de vencimiento.

    Esta fecha solo puede ser cambiada con un nuevo contrato.

    Modelo de contrato empleada de hogar extranjera

    Si se llegó como inmigrante a España proveniente de otro país, y se quiere trabajar como empleada de hogar, el contrato a realizar debe ser algunos de los contratos citados anteriormente. Previamente a la firma del contrato, el empleador debe conocer cuál es la situación legal y si se tiene permiso para poder trabajar en España.

    Esto se puede validar con la Tarjeta de Identificación de Extranjero.

    Como inmigrante no se tiene ningún inconveniente para trabajar en España si se es miembro de la Comunidad Económica Europea. En caso contrario, solo se va a poder trabajar si se cuenta con una autorización temporal de residencia y trabajo en vigor, o una autorización de residencia de larga duración.

    Derechos de las empleadas de hogar

    Derechos de las empleadas de hogar

    Las empleadas del hogar tienen los mismos derechos y deberes que el resto de los trabajadores, pero con algunas especificaciones:

    • El periodo de prueba no puede superar los dos meses, salvo que se indique de forma expresa en el contrato otro tiempo.
    • Deben fijarse reglas especiales que puedan asegurar las condiciones básicas de seguridad y salud en el entorno de trabajo, debido a que el trabajo se realiza en un domicilio y no en una empresa. Los accidentes que se produzcan mientras se está trabajando en una vivienda, son considerados como accidentes de trabajo para la empleada del hogar, siempre y cuando sucedan mientras se encuentre trabajando.
    • La jornada máxima legal de trabajo, será también de 40 horas a la semana, pero se pueden establecer, además, tiempos de presencia en la casa. La duración y el pago de estos tiempos se tienen que acordar entre la empleada del hogar y el contratante cabeza de familia, y no pueden superar las 20 horas semanales, con la excepción que sean compensadas con un tiempo de descanso retribuido.
    • Entre cada jornada de trabajo, si se es una empleada del hogar interna, pueden pasar solo diez horas en lugar de doce, compensándose esas dos horas en periodos de descanso acumulativo.
    • La empleada del hogar interna tiene dos horas diarias para comer, además estas no se deben contar como tiempo de trabajo efectivo.
    • Se tiene derecho a disfrutar de 30 días de vacaciones, que pueden ser divididos en dos o más periodos, pero uno de estos periodos tiene que ser como mínimo de quince días consecutivos. El tiempo para que la empleada del hogar pueda disfrutar de estas vacaciones se tiene que pactar, y si no se llega a un acuerdo, quince días los decide quien contrata y quince días el trabajador. Si es una empleada interno, durante las vacaciones no tiene la obligación de permanecer en la casa.
    • Las empleadas del hogar no realizan cotización por desempleo y por lo tanto, al cesar en el trabajo no tienen derecho a paro, con la salvedad de que tuvieran cotizaciones acumuladas anteriores de otros trabajos en el régimen general y que fueran suficientes para cobrar un subsidio o una prestación contributiva.

    Ventajas del contrato para empleadas del hogar

    Algunas ventajas y beneficios por contratación de empleadas de hogar que puede obtener el contratante, son:

    • Todos los contratos de interinidad que se realicen en sustitución de aquellas bajas por riesgo de embarazo, tienen una bonificación del 100% en la cuota de empleador en la seguridad social correspondiente a la empleada de hogar que realiza la sustitución.
    • Las empleadas de hogar que se encuentren en la edad de jubilación con el tiempo cotizado exigible, y quieran seguir trabajando, el empleador de las mismas solo se verá obligado a pagar la parte de AT/EP.
    • Los contratos que se se establezcan por motivo de prejubilación a los 64 años del empleado actual serán también bonificados.
    • Disponer de una empleada de hogar en la casa sin darle de alta en la seguridad social, supone una multa económica.

    Extinción del contrato de empleada de hogar

    El contrato de trabajo de una empleada de hogar puede extinguirse por las mismas causas que afectan a cualquier trabajador ordinario, con la salvedad de tres supuestos, los cuales nunca pueden afectar a las empleadas del hogar:

    • Despido objetivo.
    • ERE.
    • Causa de fuerza mayor.

    Los dos supuestos que se presentan con más frecuencia en la extinción del contrato en la relación especial de empleadas de hogar son dos: Desistimiento del empleador y Despido disciplinario.

    El despido disciplinario puede ser realizado por el empleador cuando la empleada ha incumplido gravemente en sus obligaciones, como puede ser:

    • Faltas repetidas e injustificadas de asistencia.
    • Indisciplina o desobediencia en el trabajo.
    • Ofensas verbales o físicas.
    • Transgresión de la buena fe contractual o abuso de confianza.
    • Disminución voluntaria y continuada en el rendimiento del trabajo.
    • Acoso.

    Si la empleada de hogar considera que los hechos alegados por el empleador en la carta de despido no son ciertos, puede realizar la impugnación en un plazo de 20 días hábiles ante el servicio de mediación y arbitraje de la comunidad y posteriormente, a la jurisdicción social.

    Será un juez de lo Social el que se encargue de declarar si el despido disciplinario es procedente o improcedente. En caso de que el despido sea declarado improcedente, el empleador debe indemnizar a la empleada del hogar con 20 días de salario por año trabajado con el límite de 12 mensualidades.

    Desistimiento del contrato

    El desistimiento del contrato solo puede ser accionado por el empleador en dos supuestos:

    • Falta de confianza en el trabajador.
    • La familia ya no necesita o no puede contar con su empleada.

    Que la familia ponga fin al contrato del hogar por desistimiento no quiere decir que la empleada de hogar no tenga derecho a indemnización o que no haga faltar cumplir los requisitos legales que supone un despido.

    En este caso, para la indemnización es clave la fecha 1 de enero de 2.012, debido a que si el contrato se firmó antes de esta fecha, la indemnización será de siete días por año trabajado con un máximo de seis mensualidades. Si por el contrario, el contrato es posterior al 1 de enero de 2.012, la indemnización será el equivalente a doce días de trabajo por año trabajado, también con un máximo de seis mensualidades.

    Cuando se produce un desistimiento, la familia está obligada a cumplir con un preaviso a la empleada de hogar, que será de 20 días si el contrato se firmó hace más de un año, o de siete días si la relación laboral comenzó hace menos de un año.

    Preguntas frecuentes sobre el contrato de empleada doméstica

    ¿Cuántas son las horas de la jornada laboral para una empleada de hogar?

    La jornada laboral máxima es de cuarenta horas semanales. En ningún caso las horas ordinarias de trabajo efectivo diario pueden ser más de nueve.

    Duración del contrato de empleada de hogar

    Las partes pueden escoger cualquiera de las variantes en cuanto a la duración que admite el Estatuto de los Trabajadores. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que si no se establece un contrato escrito se presumirá que el contrato se ha celebrado por un año.

    El contrato se prorrogará tácitamente por años sucesivos si el empleador no notifica al empleado, al menos siete días antes del vencimiento del año, su voluntad de no prorrogar el contrato.

    ¿Cuántos son los días de vacaciones que se estipulan en el contrato de empleada de hogar?

    Puede contar con 30 días anuales de vacaciones. De estos, 15 tienen que disfrutarse obligatoriamente de forma continuada, y los otros 15 días pueden repartirse a lo largo del año.

    ¿Qué permisos se consideran en el caso de una empleada de hogar?

    Con previo aviso, se puede faltar al trabajo cobrando el salario entero, por los siguientes motivos:

    • Matrimonio: 15 días.
    • Accidente, enfermedad grave, hospitalización o muerte de parientes cercanos: (padres/madres, hermanos, cuñados, abuelos, hijos, suegros, nuera, yerno) dos días, ampliables hasta cuatro, si debe viajar a otra localidad.
    • Traslado del domicilio habitual: Un día.
    • Por el tiempo indispensable para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal.
    • Para realizar funciones sindicales.
    • Por el tiempo indispensable para la realización de exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto que deban realizarse dentro de la jornada de trabajo.

    ¿Cuál es la retribución anual para la empleada de hogar?

    La suma de los importes de retribuciones en dinero y en especie, más las dos gratificaciones extraordinarias en cómputo anual, no puede ser inferior a 7.988,40 euros, con jornada legal completa. A dicho importe debe sumarse la retribución por antigüedad, en caso de que proceda.

    Un contrato laboral no solo protege a la empleada de hogar, sino que también le ofrece ventajas y beneficios al empleador en caso de cualquier procedimiento que se tenga que realizar de carácter legal, por lo que se debe respetar su realización y sus procedimientos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir