Cuánto cobra un controlador aéreo

11 de marzo de 2021

Cuánto cobra un controlador aéreo

La mayoría de las personas cuando piensa en trabajos que se relacionan con la aviación piensan directamente en cómo ser piloto o azafato, dejando de lado la que sin duda alguna es crucial cuando se trata de la aviación y el tráfico aéreo y que garantiza que un vuelo sea totalmente operativo: el controlador aéreo.

Sin estos profesionales el funcionamiento de los aeropuertos sería un caos y son quienes pueden dar garantía de la seguridad en los vuelos. Además, de las decisiones que tome un controlador depende la seguridad de los pasajeros y del personal de los aviones que despegan y aterrizan en el aeropuerto.

Un controlador aéreo es quien se encarga de gestionar el tráfico aéreo durante todos los días en un aeropuerto, ejerciendo sus funciones desde las torres de control de los aeropuertos. Debe evitar colisiones entre aviones o con posibles obstáculos que se puedan interponer de imprevisto en la pista o en la zona dónde se encuentren las aeronaves.

En la actualidad, en el país existe una gran demanda de controladores aéreos, y se estima que siga en aumento para los próximos años.

Índice

    ¿Cuál es el sueldo de un controlador aéreo en España?

    Cuánto cobra un controlador aéreo

    En España un controlador aéreo puede llegar a ganar una media 170.000 euros al año, teniendo en cuenta que este monto puede aumentar significativamente, a unos 334.000 euros al año, debido a la suma de horas extras y otros complementos adicionales.

    En AENA, empresa pública que gestiona los aeropuertos del país, se encuentran trabajando aproximadamente 2.400 funcionarios, de los cuales no todos están activos, estando solo laborando aproximadamente 2.380 y de estos, solamente algunos ganan un sueldo de más de 900.000 euros al año, quienes se consideran que son el grupo de más experiencia y capacitado entre los controladores.

    Un grupo un poco más abajo en la escala, gana entre 600.000 y 700.000 y por último se encuentra el grupo que gana entre 334.000 y 540.000 euros anuales. Si se hace un cálculo con el número de trabajadores de cada grupo, se puede obtener que el sueldo medio de un controlador aéreo en el país se ubica en los 334.000 euros al año. Esta cantidad hace referencia a un controlador aéreo que labore el máximo de horas permitidas, 1.750 más las 80 horas extras.

    El sueldo de un controlador aéreo se basa en que es una profesión que no es nada fácil, en la que se involucran varias cualidades físicas, psicológicas y psíquicas que debe poseer, por eso suele ser elevado como resultado de la presión, responsabilidad y dificultad que enfrenta en su jornada laboral. Es necesario que un controlador tenga también una gran capacidad de concentración y que sepa asumir emocionalmente la responsabilidad de tener la vida de los pasajeros y tripulantes en sus manos.

    Las jornadas laborales de un controlador aéreo no superan las siete horas diarias, sin contar los fines de semana, lo que da un total de 1.750 horas al año. Cuando se hace un cálculo se puede establecer que un controlador gana por una hora de su trabajo unos 200 euros.

    Los controladores aéreos también cobran horas extras, aproximadamente un 230% más de lo que se encuentra establecido en el convenio de los controladores, que establece que la hora trabajada se cobra en un porcentaje del 70% del sueldo por hora trabajada.

    El sueldo que gana un controlador aéreo puede incrementarse con los incentivos y complementos, llegando hasta los 900.000 euros en total. Estos adicionales varían según el aeropuerto en dónde trabaje. Uno de estos complementos que recibe, que se encuentra regulado en el Real Decreto Ley que se firmó en febrero de 2.019, hacen que se eleve más aún el sueldo medio de un controlador aéreo, el complemento de puesto pueden llegar a ubicarse entre los 7.000 y 7.500 euros.

    Si se suma el complemento de puesto de trabajo, más el sueldo base y los diferentes niveles de los grupos más altos, que son los que se encuentran del uno al cuatro, el salario supera por poco los 900.000 euros brutos al año. El sueldo está regulado por el convenio por el que se rigen casi que a la totalidad de los controladores aéreos, regulando además, los salarios que perciben la mayoría de los controladores en España.

    La plantilla de controladores en España se ha ido incrementando progresivamente, gracias al Plan de Vuelo 2020 que desarrolló el Ministerio de Fomento y en el que ha invertido 300 millones de euros en los últimos años, con la finalidad de aumentar la cantidad de controladores. Además el ENAIRE convoca constantemente nuevas plazas para renovar la plantilla de controladores aéreos.

    ¿Qué es ser controlador aéreo?

    Debido a que es una profesión que tiene una alta demanda, sumado a los grandes estímulos que van asociados al puesto y a los altos sueldos que ganan, cada vez hay más personas que se encuentran interesadas en ejercer como un controlador aéreo.

    Los controladores se encuentran clasificados por el BOE según su especialización en un área en concreto, divididos en los siguientes grupos:

    Grupo 1 - Jefe de unidad o torre

    Es quien se encarga de la unidad operativa y es el responsable de la gestión y de la planificación, organización, dirección y control de esta dependencia, según lo establecido en la normativa legal vigente. Es un cargo de confianza de la empresa y es de libre designación, aunque los interesados deben cumplir con todos los requisitos propios del puesto y está habilitado por la unidad.

    Entre sus funciones se encuentran: el control de la pista de aterrizaje y las intersecciones; debe autorizar a la aeronave para aterrizar o despegar, controlar las reglas de vuelo visual,  proporcionar información sobre cualquier condición climática que se presente y de trabajos que se estén realizando que puedan afectar la pista, e incluso notificiar sobre bandadas de aves.

    Grupo 2 - Controlador de tránsito aéreo

    En esta división se puede encontrar a su vez, siete niveles, como por ejemplo el controlador de ruta, el controlador de tierra y el controlador de aproximación.

    Grupo 3- Controlador de tránsito aéreo en formación de nuevo ingreso

    Aquí se encuentran los controladores que están culminando su proceso de formación y que están comenzando su carrera profesional.

    Cualidades de un controlador aéreo

    Existen algunas cualidades y habilidades que debe presentar un controlador aéreo para ejercer sus funciones, y que son determinantes a la hora de poder optar a un puesto de trabajo:

    • Debe contar con habilidades y capacidades lógicas en el momento de tomar de decisiones.
    • Tener una percepción visual amplia del espacio.
    • Ser capaz de realizar varias tareas de manera simultánea.
    • Tener una excelente orientación espacial.
    • Contar con la capacidad de trabajar en equipo.
    • Tener la capacidad de prepararse y formarse constantemente.
    • Poder tomar decisiones acertadas.

    Funciones de un controlador aéreo

    Las funciones de un controlador aéreo implican una gran carga de responsabilidad y concentración, debido a que tiene que prestar atención a diferentes factores, como la densidad del tráfico aéreo, las condiciones climáticas y el tener que tomar decisiones de forma inmediata ante cualquier situación que se presente.

    Su función la realizan desde los centros de control, que se encuentran en las torres del aeropuerto.

    Por lo general tiene una gran carga de trabajo al tener que:

    • Autorizar a los pilotos de las aeronaves, para regular la salida o entrada de las aeronaves de manera segura, ordenada y rápida.
    • Agilizar el tráfico y da las instrucciones necesarias para que los pilotos puedan maniobrar con total seguridad, evitando cualquier tipo de riesgo tanto para la tripulación como para los pasajeros de la aeronave.
    • El controlador de turno es quien tiene la responsabilidad de los aviones que vuelan en un área tridimensional en el espacio aéreo. Esto es lo que se conoce como el área de control.
    • Un controlador aéreo debe mantener la seguridad en la separación entre aviones, aplicando las normas y recomendaciones establecidas por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), o la Federal Aviation Administration (FAA), además de las de las autoridades aeronáuticas que sean propias de cada aeropuerto.
    • Un controlador tiene la responsabilidad y el deber de coordinarse y mantener una buena comunicación con los demás controladores para establecer el plan de ingreso de cada avión en las áreas que corresponda a cada controlador, manteniendo una coordinación de todos los aviones en todos los espacios, tomando en cuenta para esto las condiciones meteorológicas, la posición geográfica, la altitud, entre otros factores.
    • Un controlador también puede ejercer de instructor o evaluador, si dispone de la correspondiente acreditación de instructor y cumple con todos los requisitos legales establecidos para poder realizar esta función.
    • De un aeropuerto no entra o sale ningún avión sin la autorización del controlador aéreo, por lo que los controladores y pilotos deben estar en continua comunicación, sobre todo en los momentos en que un avión va a aterrizar o despegar.
    • Además, cada controlador aéreo tiene bajo su supervisión una zona determinada del espacio aéreo, el cual se encuentra dividido por zonas de información, que se establecen con la finalidad de facilitar que la actividad del aeropuerto se desarrolle de la forma correcta.
    • Son responsables de los variados sistemas electrónicos y de computación de los que disponen como soporte en su tarea de control y gestión del tráfico aéreo, desde los diferentes espacios en dónde ejerce su función: la central de control de área, en la torre de control o en la oficina de control de aproximación.

    ¿Qué se necesita para ser controlador aéreo?

    Cuánto cobra un controlador aéreo

    Los controladores aéreos deben de cumplir con una serie de requisitos que son de carácter obligatorio para poder ejercer la profesión:

    • Como requisito principal, para ser controlador aéreo hay que tener entre 21 y 28 años, aunque se puede omitir en alunas ocasiones, según sean las cualidades, condiciones físicas y mentales de cada aspirante.
    • Debe contar con la nacionalidad española, de un país de la Comunidad Europea o se deberá presentar con arreglo a la normativa vigente.
    • Se debe tener y poder acreditar un título universitario oficial, ya sea de Diplomado, Ingeniero técnico, Arquitecto técnico o Licenciado Ingeniero, Arquitecto o tener superado el primer ciclo completo de una carrera universitaria.
    • Un requisito indispensable es el manejo de idiomas. Es obligatorio tener un manejo fluido de inglés tanto a nivel oral como escrito, haciendo énfasis en las radiocomunicaciones. Si bien oficialmente no se hace referencia a un nivel en especial, se puede indica que lo ideal es un nivel C1 del marco común europeo de referencia para las lenguas o el Certificate in Advance English de Cambridge.
    • Se deben superar con éxito las pruebas psicofísicas establecidas en la normativa de la Organización para la Aviación Civil Internacional.
    • Para poder trabajar como controlador aéreo, se debe llevar a cabo una formación que sea conducente a la obtención de la licencia de alumno controlador. A partir de la obtención de esa licencia, es necesario realizar un mínimo de horas de trabajo en la torre de control para poder obtener la licencia definitiva y de esta manera, poder ejercer profesionalmente.

    Cómo trabajar de controlador aéreo

    Para trabajar como controlador aéreo se deben superar las pruebas de selección, que se llevan a cabo en la Universidad Autónoma de Madrid, en la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de Barcelona y en la Institución Ferial de Canarias. Para poder acceder a estas pruebas se tiene que haber superado el curso de formación inicial.

    Las pruebas que se deben presentar se encuentran divididas en las siguientes fases:

    • Fase I - FEAST I y FEAST II (First European Air Traffic Controller Selection Test) desarrollado por EUROCONTROL: Consiste en una serie de ejercicios diseñados para medir las habilidades relacionadas con la toma de decisiones, agudeza visual, orientación espacial, razonamiento lógico y la capacidad de hacer varias tareas complejas al mismo tiempo. En esta fase se incluye la realización de un examen escrito de inglés y en soporte informático
    • Fase II: En esta fase se miden la características de personalidad que resultan relevantes y que sean necesarias en un controlador aéreo. Esta fase no tiene carácter eliminatorio.
    • Fase III: Se debe presentar un examen oral de inglés y además se examinan las capacidades psicológicas de los candidatos.

    El organismo encargado de realizar las convocatorias es ENAIRE, y no existe una fecha fija ni una periodicidad para cada una de ellas. Si un aspirante no logra superar las pruebas, no puede volver a presentarse hasta que haya pasado un año. Toda la normativa relacionada se encuentra publicada en un documento oficial.

    Si por el contrario, el aspirante consigue superar todas las pruebas, debe comenzar el periodo de prácticas de carácter obligatorio, bajo la supervisión de un instructor. Esta etapa tiene una duración de doce semanas y se encuentra estructurada en 65 sesiones de ejercicio en un simulador de vuelo. El alumno en prácticas puede recibir el 60% del sueldo de un controlador que recién haya obtenido su licencia.

    ¿Cuánto tiempo dura el curso de controlador aéreo?

    Para formarse como controlador aéreo no existe una carrera en concreto que se estudie a nivel universitario, pero se debe contar de forma obligatoria con la licencia que autorice a ejercer esta profesión.

    Para obtener esta licencia es totalmente imprescindible contar con el título de Bachillerato, preferiblemente en el área tecnológica. La licencia se obtiene después de un proceso de formación inicial, luego se obtiene la licencia de alumno-controlador y finalmente la formación de unidad.

    Cada uno de estos pasos consiste en:

    • Formación inicial: Hay una parte teórica que es común para todos los alumnos. Además, hay una formación práctica inicial de habilitación, que es diferente según sea el área a la que se quiera dedicar: torre, aproximación o aérea. Esta formación práctica está diseñada para que el alumno comience a entrenar las habilidades específicas de la profesión.
    • Licencia de alumno-controlador: Luego de que se supera la formación inicial, y se cuente además con el certificado de idiomas y el certificado médico, se puede acceder a esta licencia que es expedida por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).
    • Formación de unidad: En esta etapa se deben realizar prácticas en una torre o centro de control. Los tres proveedores que existen en España en la actualidad son: AENA, SAERCO y FERRONATS.

    Esta formación se puede hacer en diferentes entidades y dependiendo del sitio se presentan variaciones en cuanto al costo. Además para poder realizar esta formación, se debe superar una prueba de admisión, que es bastante rigurosa.

    En Madrid, se puede realizar esta formación en el SENASA  o en la Universidad Carlos III. El precio del curso es de unos 45.000 euros para el primero y de unos 26.000 euros para el segundo. Hay que tomar en cuenta que el SENASA es la entidad que cuenta con más experiencia y reconocimiento en la formación de controladores, no solo en España, sino también en toda Europa.

    Por otro lado, está el FTEJerez (Flight Training Europe), que cuenta con una larga trayectoria en formación de controladores. El costo del curso se encuentra entre los 46.000 euros, si es con alojamiento, y 39.000 euros, si no se incluye el alojamiento.

    La Universidad Castilla la Mancha tiene un centro de formación de controladores ubicado en Ciudad Real y el costo del curso es de unos 24.000 euros. También la Universidad Politécnica de Catalunya cuenta con una sede para la formación de controladores que se encuentra ubicada en Castelldefels y ofrece un máster a un costo aproximado de 29.000 euros. Todas estas instituciones se encuentran debidamente acreditadas por la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) para realizar la formación de controladores y la prueba de admisión es bastante difícil.

    Salida laboral según la acreditación

    Un controlador aéreo puede trabajar en:

    • Servicio de control de aeródromo: Es gestionado desde AENA o cualquier de los otros proveedores autorizados, y se ejerce desde torre. Para poder optar a un puesto en esta área, se debe tener la acreditación de control de aeródromo visual y control de aeródromo por instrumentos.
    • Servicio de aproximación: Este es un servicio que se encuentra totalmente bajo la competencia de AENA y se puede llevar a cabo ya sea desde los centros de control o desde la torre. Para trabajar en este campo se debe contar con las acreditaciones necesarias para el control de aproximación por procedimientos y el control de aproximación con vigilancia.
    • Servicio de ruta: Este es un servicio que solo provee AENA y se lleva a cabo en centros de control muy concretos que se encuentran ubicados en Madrid, Barcelona, Sevilla, Gran Canaria, y Palma de Mallorca; contando además los centros de desdoblamiento de sector que se encuentran en Santiago y Valencia. Para poder ocupar este puesto se debe contar con acreditación en control de área por procedimientos y control de área con vigilancia.

    Para poder ejercer cualquiera de estas funciones se deben realizar sus respectivos cursos: para controlar una torre se debe realizar el curso dura 22 semanas más un mes de habilitación, mientras que para ruta, el curso tiene una duración de 37 semanas y tres meses de habilitación.

    Oposiciones para controlador aéreo

    En la preparación de las oposiciones para controlador aéreo, se debe realizar un test de preguntas conocido como el Test Feast. Este Test ha sido desarrollado por una organización europea, que se encarga de la seguridad en la navegación aérea. Las preguntas del test se diseñaron para poder realizar la selección de aspirantes que estén interesados en ser controladores aéreos y es la prueba que se usa en casi todos los países de Europa.

    Después que se presentan estos test hay que realizar y superar una segunda prueba, esta vez relacionada con el nivel de inglés. Se puede presentar a las oposiciones sin contar aún con la licencia, debido a que hay 18 meses para obtenerla, pero lo recomendable es opositar ya con la licencia, para poder preparar los exámenes con más calma.

    Para poder presentarse a oposiciones hay que tener los siguientes documentos al día:

    • Licencia.
    • Certificado de idiomas.
    • Certificado médico.

    También se deben acreditar varias anotaciones de habilitación:

    • Control de aeródromo visual (ADV).
    • Control de aeródromo por instrumentos (ADI).
    • Control de aproximación por procedimientos (APP).
    • Control de vigilancia de aproximación (APS).
    • Control de área por procedimientos (ACP).
    • Control de vigilancia de área (ACS).

    En cuanto al temario de las oposiciones para controlador aéreo, este es extenso. Los apartados que componen los temas son:

    • Instituciones y Legislación.
    • Códigos OACI IATA: vocabulario específico, distintivos OACI de nacionalidad y matrícula de Aeronaves, indicadores de Tipo de Aeronaves, entre otros.
    • Conceptos básicos de meteorología: radiación en la atmósfera, anticiclones y depresiones, masas de aires y frentes, variables meteorológicas, y otros conceptos del área.
    • Cartografía: conceptos básicos de Geodesia, representación de la superficie terrestre, cartas aeronáuticas, por ejemplo.
    • Navegación, Equipos y Sistemas: técnicas de navegación aérea, funciones y sistemas de vigilancia, acrónimos, entre otros.
    • Plan de vuelo: conceptos previos, mensajes relacionados con el Plan de Vuelo, gestión de la capacidad y afluencia de tráfico, otros temas relacionados con un plan de vuelo.
    • Entorno profesional: usuarios del espacio aéreo, relaciones con el cliente, protección del medio ambiente.
    • Factores humanos: conducta profesional y actitudes, la conciencia situacional, el error humano, comunicación, gestión de seguridad ATM.

    Las pruebas selectivas para el puesto de controlador aéreo se realizarán en los idiomas castellano e inglés, y solo en Madrid, con excepción de las Fases 1 y 2, que se pueden celebrar de forma adicional en Barcelona y Gran Canaria.

    Luego que es superada la fase de oposición, los aspirantes deben realizar una prueba práctica que consiste en una evaluación que se realiza en un simulador. Los candidatos que obtengan una mejor calificación tienen prioridad a la hora de elegir el destino de trabajo.

    Ventajas de ser controlador aéreo

    Cuánto cobra un controlador aéreo

    Cuando se han completado todos los requisitos y aprobado todas las pruebas, se tiene la oportunidad de poder ejercer como controlador aéreo, una profesión que tiene muchas ventajas:

    • Se puede conseguir un puesto de trabajo en cualquier parte: En la actualidad existen aeropuertos cerca de las grandes ciudades. Si se quiere cambiar de ciudad o vivir en el extranjero, esta es una opción laboral que permite cualquiera de ambas posibilidades, teniendo por igual mucha demanda a nivel internacional.
    • El sueldo de un controlador aéreo es por lo general muy competitivo y atractivo: Se puede tener una carrera profesional sin problemas económicos, debido a que es una profesión muy bien pagada, y que cuenta además con muchas ventajas.
    • Es un trabajo en el que se afrontan retos que requiere atención constante: Esta es una profesión en la que la atención debe ser del 100%. Además puede dar mucha satisfacción tanto en lo profesional como en lo personal.
    • Se cuenta con estabilidad laboral: Debido a que para poder ejercer como un controlador aéreo se necesita de muchos conocimientos y poseer habilidades muy concretas, no es frecuente que haya rotación de personal o cambios laborales que puedan poner en riesgo su estabilidad económica.

    Preguntas frecuentes

    ¿Existe algún requisito adicional de certificación además de los mencionados?

    Los controladores aéreos por norma general, deben estar certificados por el Gobierno, y deben obtener esta certificación al superar un examen práctico y de conocimiento y cumplir con los requisitos de experiencia. No existen requisitos adicionales.

    ¿Cuánto tiempo puede llevar ser un controlador aéreo?

    Debido a que existen varios pasos que se deben cumplir para convertirse en un controlador aéreo, la cantidad de tiempo que se necesita para convertirse en uno es diferente para cada candidato. Algunos pueden obtener la certificación completa en tan solo unos meses mientras que otros pueden tardar mucho más tiempo.

    ¿Cuál es la proyección de carrera?

    Los controladores aéreos que cuentan con una experiencia y capacitación de alto nivel, pueden obtener calificaciones que les permitan trabajar en puestos de mayor complejidad y responsabilidad, y por lo tanto, en torres de control más concurridas y centros de control de tráfico. Si cuentan con una experiencia significativa, pueden formar a la generación de relevo de los controladores aéreos.

    Cuando se decide realizar la formación cómo controlador aéreo, tanto el sueldo como la estabilidad del trabajo son los factores que más peso tienen para elegir esta profesión. Dentro del campo laboral, se pueden encontrar críticas en cuanto a los altos sueldos de la profesión, muy superiores a otras carreras consideradas prioritarias.

    Sin embargo se debe tener en cuenta que en el ejercicio de la profesión, los controladores aéreos se encuentran por lo general sometidos a una alta dosis de estrés en su día a día laboral, que los puede llevar a renunciar a su puesto de trabajo antes de la jubilación.

    Antes de tomar la decisión de formarse como controlador, se deben conocer los siguientes factores:

    • Se debe pensar que en un día de trabajo se puede ser responsable de la vida de miles de personas, de forma simultánea, y que cualquier decisión que se tome puede poner en riesgo sus vidas.
    • Es una profesión en la que no está permitido cometer errores, debido a que el resultado puede ser una catástrofe aérea.
    • Se deben asumir turnos de trabajo fuera de los regulares y esto puede resultar en que no se pueda conciliar la vida profesional con la personal.
    • La presión laboral puede resultar intolerable con mucha frecuencia y no en pocas situaciones la responsabilidad penal ante cualquier evento negativo que se produzca recae directamente en el controlador aéreo.

    Debido a todo esto, para ejercer la carrera de forma correcta es necesario contar con un buen temple, estar en la capacidad de resolver en fracción de segundos cualquier eventualidad que se presente y en la que haya vidas en juego poder tomar rápidamente decisiones extremas sin cometer ningún fallo y sin titubear.

    Es un trabajo donde tal vez socialmente no se le dé la importancia que tiene y no se obtenga el reconocimiento que se merece, y que incluso que se reciban críticas por el sueldo que se recibe.

    Pero la satisfacción de realizar bien el trabajo y ver a los pasajeros y a la tripulación llegar a salvo a su destino, vale la pena. Así que, si se siente la vocación necesaria y se cuenta con las habilidades y capacidades requeridas, se puede optar por ser controlador aéreo, y alcanzar una buena retribución económica y profesional en una labor de vital importancia.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir