Oposiciones sin estudios

01/03/2021 20:53

Oposiciones sin estudios

En el país es cada vez más frecuente que las personas decidan prepararse para las convocatorias de las oposiciones con la finalidad de conseguir la anhelada estabilidad laboral.

Así, el empleo público se convierte en una opción a la que se recurre para conseguir una buena remuneración económica y la posibilidad sobre todo, de permanencia laboral.

Cada oposición es diferente, tanto en los requisitos que se solicitan como en los tipos de pruebas que se deben presentar para superarlas.

Para cierto número de oposiciones que son convocadas se debe contar con estudios superiores, mientras que para otras basta con tener el título de bachiller.

Pero existen otras en que los requisitos que se piden son mínimos, siendo necesario solo contar con estudios primarios, siendo la opción ideal para todas aquellas personas que no estudiaron y quieren conseguir un empleo estable.

Índice

    Oposiciones sin bachillerato

    Oposiciones sin bachillerato

    Las oposiciones que no requieren tener aprobado el bachillerato son numerosas, aunque la gran mayoría de las personas no las conocen, y se pueden presentar si se tiene un título de graduado escolar, la ESO o un grado equivalente. Las oposiciones que se pueden presentar sin contar con el bachillerato, pero con el título de graduado escolar son todas aquellas que pertenecen al subgrupo C2.

    Otra opción son las oposiciones que se pueden presentar sin ningún tipo de título, aquellas que pertenecen al Grupo E, que son las de las agrupaciones profesionales y para las que no se exigen tener ningún tipo de estudios, o solamente los primarios.

    Dentro del subgrupo C2 y del Grupo E, se pueden encontrar oposiciones que gozan de gran popularidad, como las de Correos, en la que solo es obligatorio contar con el título de graduado de la Educación Secundaria Obligatoria.

    También son muy concurridas las oposiciones de Celador y Auxiliar Administrativo, en las que también es obligatorio haber terminado la ESO. Estas oposiciones no son las únicas que se pueden presentar. Si todavía no tienes claro los diferentes grupos que hay, echa un vistazo a qué son los grupos de oposiciones a, b y c.

    Oposiciones Subgrupo C2

    En este subgrupo de oposiciones se puede encontrar una lista bastante extensa, entre las que destacan las siguientes oposiciones de administrativo, agente de Hacienda, ayudante, bombero, capataz, celador, conductor, farmacéutico, inspector, oficial, operario, Policía Local, técnico o telefonista entre muchas otras más.

    • Oposiciones convocadas por la Administración Estatal: Dentro de estas oposiciones se encuentran las de Auxiliar de la Administración del Estado, Auxilio Judicial, Guardia Civil, entre otras.
    • Oposiciones convocadas por las Comunidades Autónomas: Entre estas se destaca principalmente las plazas de Auxiliar Administrativo de CC.AA.
    • Oposiciones convocadas por la Administración Local: La mayoría de las convocatorias son las de oposiciones de Auxiliares Administrativos, que es un puesto que se puede encontrar en casi todas las corporaciones locales del país.

    Oposiciones Grupo E

    Las oposiciones de este grupo van a depender de la organización que las convoque: estatales, autonómicas o locales. Tan vez nunca se hayan visto las convocatorias de este grupo, porque desde que se aprobó el Estatuto Básico del Empleado Público (conocido ahora como TREBEP), el grupo E dejó de existir.

    Pero muchas de las oposiciones de este grupo siguen existiendo aunque ahora se denominan, por el Estatuto, como otras agrupaciones profesionales sin requisito de titulación.

    Igualmente en la práctica se sigue hablando de las oposiciones del grupo E. Para estas oposiciones no es requisito que se cuente con una titulación académica, siendo las principales oposiciones las de chóferes de cualquier tipo, operarios de maquinaria y limpieza, albañiles, vigilantes, cocineros o jardineros, entre otras.

    Ejemplo de oposiciones según la titulación mínima exigida

    Las principales oposiciones que se convocan y la titulación mínima que se exige en cada una de ellas:

    • Celador y auxiliar administrativo en centros de salud: se exige ser Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.
    • Juez, Abogado del Estado o Fiscal: es obligatorio contar con el título en la carrera respectiva, por lo general, Derecho. De todos modos, en otros puestos de la Administración de Justicia, como los de funcionarios de la Administración Procesal y Ayudantes de Administraciones Penitenciarias, se exige contar con el Bachillerato o Técnico Superior.
    • Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o de las autonomías: se exige el Bachillerato o Graduado de Educación Secundaria. Para poder acceder a la escala superior de estos cuerpos se requerirá formación Universitaria o de Técnico Superior.
    • Educación: se exige el título universitario de Magisterio, si se opta a la Educación Primaria e Infantil. Si se opta a una plaza de Conserje en una institución educativa, el requisito mínimo es el de Graduado en Educación Secundaria.
    • Técnico Superior de Informática en Ayuntamientos: el título que se exige es el de Técnico Superior.
    • Agente de la Hacienda Pública: se debe tener el título de Bachillerato o Técnico. Los Inspectores de Trabajo o de Hacienda y los Técnicos de Hacienda deben de contar con el título universitario que sea requerido en la convocatoria.
    • Auxiliares Administrativos y los empleados de Gestión y Atención al público: deben estar en posesión del título de Graduado en Educación Secundaria o el Bachillerato.
    • Controlador aéreo: se exige título universitario. Para Técnico Administrativo de AENA, Agente Aéreo de Movimiento de AENA, Despachador de Vuelo de AENA, Bombero en Aeropuertos de AENA y Agente de Servicios Aeroportuarios de AENA el título que se exige es el de Bachillerato.

    Sueldos de funcionarios con oposiciones sin bachillerato

    Sueldos de funcionarios con oposiciones sin bachillerato

    Como ya se mencionó, para presentarse a unas oposiciones sin bachillerato se puede acceder a las del subgrupo C2 y a las del Grupo E o Agrupaciones Profesionales.

    Para acceder a las oposiciones del subgrupo C2, anteriormente era conocido como grupo D, es necesario contar con algunos de los siguientes títulos: Graduado Escolar, Bachiller Elemental, Enseñanza Secundaria Obligatoria, Formación Profesional de primer grado o equivalentes.

    Las funciones que se deben realizar en la mayoría de los puestos de este subgrupo son las que se encuentran relacionadas con el ejercicio de la actividad administrativa, principalmente: mecanográfico, cálculo sencillo, archivo, registro y similares.

    También se pueden destacar otras funciones, como la tramitación de expedientes, atención al ciudadano (presencial o por teléfono), grabación y mantenimiento de bases de datos y funciones de apoyo a los demás funcionarios de las unidades administrativas.

    El sueldo medio que se puede ganar en este grupo es de 636,01 €, al que se le suman 19,02 € por concepto de cada trienio. Si se suman todos los complementos que se reciben en estos cargos, se puede llegar a un salario de unos 17.600 € de media.

    En el grupo de las Agrupaciones Profesionales, si bien no se requiere ningún título académico, se pueden exigir documentos específicos del puesto para el que se convoquen las oposiciones, como el carné de conducir en el caso de los chóferes.

    El sueldo que se cobra de media en este grupo es de aproximadamente unos 582,11 €, más 14,32 € por cada trienio, y al que se le suma además otros tipos de complementos, como por ejemplo, el de desplazamiento, con lo que se puede llegar a cobrar unos 1.100 € de media.

    Oposiciones más sencillas para presentar

    Estas oposiciones se consideran que son las más sencillas, pero, igualmente si no se cuenta con una buena preparación en el momento de presentar las pruebas, no se tendrá ninguna oportunidad. Algunas de las oposiciones más sencillas son:

    Auxiliar Administrativo

    Son las oposiciones en las que se ofrecen más vacantes todos los años, siendo además una de las que requiere menos preparación en cuanto a formación, debido a que no es necesario contar con títulos universitarios, sino que es suficiente con ser graduado de la ESO. Los numerosos Ayuntamientos que existen en el país ofrecen varias plazas todos los años, teniendo la opción de presentarse a cada convocatoria, hasta obtener el cargo.

    Bedel

    Se encuentra ubicada dentro del grupo del Cuerpo Subalterno y son quienes se encargan de realizar las tareas de vigilancia, custodia, porteo o cualquier otra actividad similar, como por ejemplo recibir y repartir correspondencia, encargarse del buen estado y limpieza del edificio, comprobar la identidad de los visitantes, entre otras. Para acceder al Cuerpo Subalterno no es necesario tener ningún tipo de titulación.

    Agente de Movilidad

    Son unas oposiciones que tienen casi el mismo nivel de exigencia que las de Policía. Su función es la de regular el tráfico. Solo es suficiente tener el Bachillerato para poder acceder a este cuerpo. Se ofrecen muchas plazas, pero también hay siempre una alta cantidad de aspirantes.

    Jardinero

    Es una oposición en la que se ha reducido el número de plazas, debido a la contratación de empresas de servicio. Pero aún existen Ayuntamientos que convocan oposiciones para un reducido número de plazas. No se requiere sino solo tener conocimientos en el área.

    Ordenanza

    Para esta oposición no se exigen ningún tipo de titulación y realizan funciones similares a las de los bedeles. Se suelen convocar oposiciones para estos puestos todos los años.

    Peón

    Se convocan con poca frecuencia y el número de opositores que se presentan suele ser reducido. Es unas de las oposiciones más sencillas de superar y no se requiere de ninguna titulación y las pruebas son relativamente sencillas.

    Albañil

    Es una convocatoria poco frecuente pero que la realizan algunos Ayuntamientos.

    Auxiliar de Archivos

    Por lo general, cuando las oposiciones son para algún cargo auxiliar, no es un requisito contar con un título universitario. Esta es una de las oposiciones más sencillas.

    Celador

    Un celador es parte fundamental para el correcto funcionamiento de un centro de salud. Tampoco se requiere contar con un título universitario para presentarse.

    Ventajas y desventajas de las oposiciones sin bachillerato

    Es innegable que contar con una formación académica incrementa las oportunidades de poder acceder a aquellas oposiciones en las que el grado de responsabilidad es mayor y cuenten con una mejor retribución salarial.

    Pero presentar oposiciones sin contar con el bachillerato también puede tener ventajas, como por ejemplo:

    • Tienen una menor exigencia: Como no es un requisito obligatorio contar con el título de bachillerato, las pruebas de acceso son mucho más sencillas que las se realizan en oposiciones donde una formación universitaria es obligatoria.
    • Mayor tiempo de preparación: Por los general estas oposiciones no tienen temarios demasiados extensos ni complicados, por lo que se cuenta con más tiempo para prepararlas.
    • Estabilidad laboral: A pesar de que no es necesario dedicar años a preparar estas oposiciones, al superarla se puede disponer de un sueldo hasta la edad de jubilación y un trabajo estable, que para muchas personas es la finalidad de opositar.

    La única desventaja que se puede señalar es con respecto al sueldo, que por supuesto será mucho menor y se puede ser mucho más difícil desarrollar una carrera profesional.

    Consejos de estudio para oposiciones sin la ESO

    Primero que nada se debe estar consciente de que si bien hay oposiciones que no exigen titulaciones, de igual manera no se pueden aprobar si no se estudia o si no se realiza algún tipo de curso que se encuentre relacionado y que puede ayudar a puntuar mejor y a destacar del resto de los opositores.

    Algunos consejos para estudiar son:

    • Estructurar la jornada de estudio de la forma más eficiente posible, procurando distribuir el temario de forma proporcionada, programando tiempos de descanso adecuados y dejando un espacio para el repaso de los temas.
    • Realizar prácticas con simulacros de examen, que se pueden encontrar en Internet, sobre todo si se deben realizar pruebas con cuestionarios tipo test.
    • Procurar despejar cualquier duda antes del día en que se va a realizar las pruebas.

    Puede presentarse la situación de que a pesar de haber realizado todo un plan de estudios, se acerque la fecha de la prueba y aún no se hayan logrado estudiar todos los temas requeridos para presentar la oposición, por lo que es necesario calcular cuáles son las probabilidades de que unos de los temas entren en el examen.

    Se pueden conseguir diferentes simuladores en la red, que también pueden servir para indicar el grado de avance que se ha tenido en los estudios.

    También se puede optar por dedicar dos o tres meses antes de la prueba, de forma exclusiva para el estudio. Estos meses pueden ser muy intensos y demandar mucho autocontrol y apoyo, además no se garantiza que se pueda cubrir todo el temario.

    Diferentes tipos de examen para las oposiciones

    Diferentes tipos de examen para las oposiciones

    El tipo de examen a presentar puede variar según la oposición convocada. Se pueden encontrar una gran cantidad de modelos de exámenes, pero hay unos que son los más frecuentes, que son los exámenes de desarrollo o los cuestionarios tipo test.

    Consejos para afrontar exámenes tipo test

    Por lo general se piensa que un examen es más fácil de aprobar, porque no es necesario redactar una respuesta, sino que tan solo se debe escoger la solución correcta. En algunos casos esto es cierto, pero por lo general no son tan sencillos y se pueden llegar a complicar.

    En caso de que esto ocurra se pueden seguir los siguientes pasos para afrontar con éxito un examen de este tipo, común en las oposiciones que no requieren titulación:

    • Lo primero es leer todas las preguntas del examen, respondiendo solo las que se tiene la certeza de responder correctamente. Al finalizar, es probable que algunas preguntas se encuentren sin contestar.
    • Luego se debe volver a leer cuidadosamente cada pregunta, con mucho detenimiento pero controlando el tiempo disponible de la prueba. Al tener una mejor comprensión de lo que se está preguntando, se debe proceder a contestar el mayor número de preguntas posible.
    • Al terminar de contestar esta segunda tanda, se presenta la parte más complicada. Es muy importante conocer previamente si responder de forma equivocada una o más preguntas puede modificar de forma relevante la nota final del examen. En caso de ser así, y las respuestas incorrectas restan puntos, no es recomendable responder todo lo que se pueda, sino que lo recomendable es responder las que se piense que son correctas. En el caso contrario, si la nota no se afecta al responder de forma equivocada, entonces se pueden contestar todas, pero aplicando siempre la lógica y el sentido común y no respondiendo por responder.

    Consejos para aprobar exámenes de desarrollo

    En este tipo de exámenes de desarrollo también se pueden encontrar diferentes modelos, pero para superarlos con éxito se pueden tomar en cuenta estos consejos, sin importar el tipo de examen:

    Desarrollar lo más que se pueda

    Si se conoce el tema a desarrollar o por lo menos se tiene una idea del tema, se debe procurar desarrollar al máximo. Una vez que se comience a escribir irán surgiendo nuevas ideas que basta con saberlas unir y coordinar con la idea principal. Nunca hay que escribir lo primero que se piense, sino procurar que haya una coherencia entre la respuesta y la pregunta.

    Mantener el orden y la limpieza

    Aunque no se crea, esto es algo que sí es tomado en cuenta. Si en el momento de realizar la corrección el examen se encuentra muy desordenado, no se respetaron los márgenes y está lleno de tachones, puede acarrear una penalización aunque se haya obtenido un buen resultado.

    Equivalencias de bachillerato para oposiciones

    Si no se cuenta con el título de bachiller, pero es el que se exige en las oposiciones del puesto al que se quiere acceder, existen opciones para poder obtener un título equivalente al bachillerato para efectos laborales e incluso profesionales.

    Las opciones para acceder son las siguientes:

    Bachillerato para oposiciones. Si se quiere presentar a oposiciones sin título de bachiller, las opciones son las siguientes:

    • Contar con la prueba de acceso a la formación de grado superior más el título de la ESO.
    • Tener la prueba de acceso para mayores de 25 años junto con el título de la ESO.
    • Tener la prueba de acceso para mayores de 25 años, más 15 créditos ECTS correspondientes a los estudios universitarios.
    • Tener el título de técnico o técnico superior, sin importar la modalidad.

    Prueba libre obtención para la obtención del bachillerato. Existe la prueba libre para la obtención de un título oficial, en la que se deben cumplir con los siguientes requisitos:

    • Ser mayor de 20 años o cumplirlos en el año en que se realice la prueba.
    • No tener el título de bachiller o de cualquiera otro título que pueda ser tomado como equivalente a efectos académicos.
    • No estar cursando el bachillerato en ninguna de las modalidades existentes.

    El examen oficial que se realiza para esta prueba libre está formado por una parte común, que es igual para todas las opciones; y de una parte específica, que depende de la modalidad del bachillerato que se haya elegido. Si se tiene alguna asignatura aprobada del bachillerato, esta nota queda en reserva.

    Consejos para las oposiciones sin estudio

    ¿Se puede acudir a oposiciones sin tener bachillerato?

    Si se puede, debido a que existen diferentes plazas en la Administración Pública que no exigen contar con el título de bachiller. Para superarlas se deben presentar pruebas igual que en el resto de las oposiciones: exámenes teóricos de desarrollo, tipo test e incluso orales. También hay que añadir test psicotécnicos o de personalidad, pruebas físicas y entrevistas personales, según el tipo de puesto solicitado, como el de Guardia Civil. Cualquier persona que cumpla con los requisitos que se exigen en la convocatoria puede presentarse a ellas.

    ¿Cómo saber cuando se realizan las convocatorias?

    Es muy importante enterarse a tiempo cuando son las próximas convocatorias de las oposiciones, para poder tener la oportunidad de comenzar a estudiar, de sí se van a preparar las oposiciones en una academia, con un preparador o por cuenta propia. Además se podrá conocer si hay que realizar una inversión de dinero y saber si se cuentan con los recursos necesarios.

    Existen diferentes formas de saber cuándo hay convocatorias de la Administración Pública o Local. Las formas de conocer las convocatorias son:

    Convocatoria de oposiciones a través de Internet: Se debe realizar la consulta frecuente de las páginas webs especializadas en la búsqueda de convocatorias. Algún ejemplo de ellas son Busca Oposiciones, Opositor.com, Opobusca. También se puede acceder a las páginas webs de las propias Consejerías de Salud, Social o Educación, que dan la opción de suscribirse y consultar las convocatorias que realizan para sus dependencias.

    También se pueden usar los buscadores de Internet, como por ejemplo Google, para encontrar las convocatorias a oposiciones, donde se podrá encontrar gran información. Por lo general se puede filtrar la búsqueda por datos como si las pruebas fueran en un ámbito europeo, nacional, autonómico, provincial e incluso local. También se puede realizar la búsqueda según los intereses laborales, el nivel formativo o las titulaciones solicitadas.

    Algunos buscadores de empleo online también incluyen apartados para buscar convocatorias de oposiciones según la zona o la materia. En este caso lo recomendable es crear un alerta personalizado.

    Convocatoria de oposiciones a través de Ministerios: Si se quiere presentar a las oposiciones de un área en especial, como Justicia, Sanidad, Policía Nacional, Correo, se puede consultar la página web del Ministerio o Consejería correspondiente. Esta es la fuente que proporciona más información y desde donde se hace la convocatoria inicial. Se pueden encontrar los temarios y toda la información necesaria: como las fechas, tasas, tipos de pruebas que se van a incluir en la convocatoria y otras dudas que se tengan.

    También se puede acudir al BOE en su página oficial. Allí también se pueden crear alertas para saber cuándo hay convocatorias a oposiciones, entre las que se encuentran las que no exigen el bachillerato. Te permite crear alertas personalizadas para saber cuándo se convocarán las oposiciones que más te interesan. Esta es la fuente de más confianza para realizar esta consulta. Se puede crear el registro a través de la cuenta de Facebook, Twitter y Google, y configurar los avisos según la zona geográfica de la oposición.

    Ingresar a la Administración Publica sin bachillerato

    Hay que tomar en cuenta una oposición que no se trata solo de superar un examen, sino que se define y establece lo que será la profesión que se ejerza por muchos años. Si se tiene el perfil adecuado y se logra el objetivo de conseguir una plaza, se debe pensar en continuar un proceso formativo que facilite escalar posiciones dentro de la Administración Pública. Si es el trabajo que se quiere desempeñar, lo recomendable es analizar hasta dónde se puede llegar sin un título de bachiller.

    Contar con una preparación académica es importante y si no se cuenta con ella se debe buscar la forma de obtenerla y seguir preparándose. Es un error presentarse a unas oposiciones que sean de una categoría inferior a los estudios cursados, porque se piense que así sería más fácil conseguir la plaza. El nivel de preparación académico es inversamente proporcional a la cantidad de personas que se presentan a estos exámenes sin bachillerato, mientras menos estudios se tengan, mayor será la competencia.

    Opositar por convicción

    Muchas personas que no son bachilleres se presentan a las oposiciones con la finalidad de poder obtener un sueldo fijo. Pero opositar no es una tarea fácil, se debe contar con la convicción suficiente en lo que se está haciendo, para no caer en la frustración y el desespero en el proceso de preparación, y la motivación debe estar mucho más allá del factor económico. Hay que pensar en todo en el tiempo que se deben invertir para estudiarlas y si eso es lo que se quiere hacer.

    Conocer todos los detalles de la oposición

    Se puede acceder a oposiciones sin bachillerato haciendo las diligencias necesarias, cómo encontrar las convocatorias, conocer los requisitos que se piden dentro del proceso y si se cumplen para poder presentarse. Luego hay que reunir todos los documentos que se piden y solicitar con tiempo cualquier soporte que sea necesario para no acudir a las oposiciones sin tenerlos. También es necesario conocer si cuenta con el tiempo necesario para preparar de la mejor manera los temas de la oposición. Antes de comenzar a estudiar es importante realizar las comprobaciones necesarias.

    Una buena forma de saber si se puede superar la oposición sin problemas, es poder informarse de cuántas personas se presentan por cada plaza que es ofertada. Hay muchas convocatorias que son de carácter masivo, y además hay que enfrentarse a personas que se han convertido en auténticos profesionales de las oposiciones, por lo que puede resultar bastante difícil superarlos. Mientras mayor es la diferencia entre el número de plazas y la cantidad de aspirantes que se presentan mayores probabilidades hay de superar las oposiciones.

    También se debe realizar la comprobación de dónde se encuentra el lugar en que se va a trabajar, para estar preparado si se logra obtener la plaza y si hay que realizar una mudanza o cambio de residencia para poder ir al trabajo diariamente. De esta forma se puede solucionar cualquier inconveniente que se pueda presentar. También es importante conocer el sueldo que se ofrece, para saber si cumple con las expectativas personales.

    Conocer las anteriores convocatorias

    Es importante conocer cada cuánto tiempo se realiza la convocatoria para las oposiciones. También se debe saber cuántas plazas se ofrecen por lo general o el número de aspirantes que por lo general optan a las convocatorias, esto permite realizar el proceso de estudio. Si se convoca con cierta frecuencia y no se logra superar se podrá esperar a la siguiente, y en caso de que no se esté preparado, en este caso lo recomendable es presentar, para obtener la experiencia. También es necesario informarse si existen oposiciones que cuenten con un temario parecido y presentar también en esa oposición y así tener más posibilidades de obtener una plaza.

    Evaluar cuál es la situación personal

    Se debe tener en cuenta que el hecho de preparar una oposición es un proceso muy exigente, así sean las más sencillas. Hay que valorar si se tiene el tiempo para hacerlo según el trabajo que se tenga y las responsabilidades familiares.

    Evitar las grandes convocatorias

    Existen ciertas temporadas del año o determinadas situaciones en las que se suele convocar a oposiciones que ofrecen muchas plazas, lo que no es indicativo de que sea más fácil acceder a ellas, debido a que se presentan por lo general muchas personas, por lo que lograr la meta propuesta puede ser mucho más difícil. Si se toma la decisión de participar en una de estas convocatorias, se debe estar muy bien preparado para poder superarlas y en caso contrario saber recuperarse y continuar.

    No abandonar las oposiciones

    Es algo que suele pasar en muchas oportunidades. Después de que se han dedicado horas, semanas o incluso meses al estudio, el opositor decide abandonar su objetivo, debido al temario o porque siente que el proceso es muy complejo. Cuando se tome la decisión de preparar una oposición, hay que seguir adelante, con una buena organización, y sobre todo, una buena actitud.

    Saber qué hay después de aprobar la oposición

    Si ya se superó el examen y se logró obtener una plaza, hay trabajos que permiten mejorar la carrera profesional. Siempre existe la oportunidad de realizar más exámenes para optar a mejores puestos de trabajo, que tengan mayores responsabilidades, con una retribución superior.

    En algunas ocasiones hay que esperar para conocer si se obtuvo la plaza. Existen algunas oposiciones que cuentan con una bolsa de trabajo, en las que es necesario además de la nota del examen, añadir los méritos que se tengan. Con esta bolsa es que se van cubriendo las sustituciones a lo largo del año, este es el caso por ejemplo, de las oposiciones de Educación o Sanidad.

    Tiempo y dinero que hay que invertir para conseguir plaza

    Realizar unas oposiciones sin duda requiere de una gran inversión de tiempo, y en algunas ocasiones de dinero. El tiempo depende del tipo de proceso selectivo y en gran parte del contenido y volumen del temario, el tipo de exámenes, o la disponibilidad que se tenga para dedicarle tiempo de estudio. Teniendo esto en cuenta, sin ser igual para todas las oposiciones, se precisan entre nueve meses y un año como mínimo para preparar una oposición para acceder a puestos para los que se exige una titulación de bachillerato o solo la educación primaria. Y alrededor de dieciocho meses o dos años para plazas orientadas para los diplomados y licenciados.

    La inversión económica también varía mucho, dependiendo del tipo de oposición y si el opositor decide acudir a una institución para preparar los exámenes o tener un preparador, ya sea bajo la modalidad online o presencial; o por el contrario, decide comprar el temario y realizar los estudios por su cuenta. También se puede encontrar la opción de realizar cursos parciales sobre materias específicas en lugar de matricularse en una institución para hacer el estudio del temario completo. Por lo que en promedio, preparar una oposición para puestos auxiliares puede llegar a costar al menos unos 1.000 y 3.500 euros si el puesto es superior.

    Las oposiciones sin estudios de bachillerato son una posibilidad interesante de acceder a un puesto de trabajo estable, con buen sueldo y con los beneficios laborales correspondientes, pero siempre se debe tener en mente el seguir formándose para acceder a mejores salarios.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir