Requisitos para trabajar en un ambulatorio

11 de marzo de 2021

Requisitos para trabajar en un ambulatorio

El ambulatorio o centro de atención primaria (CAP) es un centro de atención médica que por lo general toda persona ha visitado, siendo lo habitual cuando se presentan problemas médicos que no son urgencias. El personal que trabaja en un ambulatorio, ya sea administrativo o los que atienden a quienes acuden, juegan un papel muy importante dentro del sistema de salud. El perfil del personal que trabaja allí es muy variado y se encuentran desde médicos, enfermeros hasta celadores o trabajadores administrativos.

Cada uno de los trabajadores de un ambulatorio tiene su propia importancia en el desempeño de una labor que es crucial para el correcto funcionamiento del mismo. En la actualidad existen en el país una serie de alternativas para trabajar en un ambulatorio, ofreciéndose regularmente cierta cantidad de plazas, siendo una alternativa más que viable para trabajar en el sector de la salud.

Índice

    ¿Qué se necesita para trabajar en un centro de salud?

    Ambulatorio o centro de atención primaria

    Antes de trabajar en un ambulatorio es recomendable saber en qué consiste este tipo de institución.

    Un ambulatorio es un edificio o estructura que acoge el núcleo básico de la atención primaria y al que acuden los pacientes en busca de atención para situaciones o dolencias que se consideran que no presentan algún tipo de gravedad o que no requieran de ser hospitalizados.

    Se considera que los ambulatorios representan la base de la pirámide del Sistema Nacional de Salud en cuanto a la estructura de atención. El ambulatorio está ubicado en el primer nivel, en el que se encuentran los sitios de atención medica en el ámbito rural o urbano, según el número de habitantes de la población en dónde esté localizado.

    Los ambulatorios ofrecen los servicios sanitarios en territorios que son conocidos como zona básica de salud. Este territorio es el espacio en donde actúa el equipo de atención primaria.

    En esta zona se atienden las necesidades sanitarias de una población que no sea inferior a 5.000 personas ni superior a 25.000 habitantes siendo entre 15.000 y 20.000 la cifra que se considera adecuada para la prestación de servicios de un ambulatorio, que debe además, estar accesible desde todos los puntos de la zona en dónde se encuentre, para poder garantizar una atención sanitaria de forma continua.

    En grandes núcleos urbanos, los ambulatorios pueden llegar a tener dentro de sus trabajadores a especialistas pertenecientes a varias especialidades médicas y están capacitados con los equipos que les permiten realizar estudios y diagnósticos en áreas específicas.

    En el ambulatorio se llevan a cabo procedimientos médicos que no requieren la hospitalización del paciente, ni su permanencia por mucho tiempo en él.

    Algunas pruebas específicas como las resonancias magnéticas, radiografías, ultrasonidos y reconocimientos se pueden realizar por lo general en los ambulatorios. También es posible que se puedan hacer algunos procedimientos funcionales, como la toma de muestras que el paciente debe retirar cuando se obtiene un resultado.

    Un ambulatorio está compuesto por un médico de familia, personal de enfermería, un pediatra y el correspondiente personal administrativo.

    Este es el personal básico en un ambulatorio, aunque cada vez más es más común que en estos centros de atención primaria también se encuentren otros profesionales, como por ejemplo un trabajador social, matrona, odontólogo, psicólogo, psiquiatra, entre otros profesionales de la salud.

    ¿Cuáles son los puestos de trabajo en un ambulatorio?

    Si se ha decidido trabajar en un ambulatorio, es importante conocer cuáles son los puestos laborales que se pueden encontrar en un centro de atención primaria, para de esta manera poder enfocar el puesto que se adapte mejor a la formación y capacidad de cada aspirante. En un ambulatorio se pueden encontrar varias ramas profesionales, no solo del sector salud, teniendo cada una de ella su propia importancia.

    En un ambulatorio se puede encontrar el siguiente personal:

    Médicos

    Son el personal primordial en todos los ambulatorios, específicamente los de medicina general, comunitaria y familiar, que deben estár presentes en todos los ambulatorios para realizar supervisiones y el primer diagnóstico de los pacientes que acuden a ellos. Son quienes deben decidir si un paciente debe seguir algún tratamiento específico para combatir el motivo que les ha llevado a la consulta o si deben acudir ante un especialista para poder hacer frente a una sintomatología mucho más específica.

    También se pueden encontrar médicos especialistas en muchos ambulatorios. Generalmente estos especialistas son los que desempeñan su trabajo en áreas muy demandadas por los usuarios de los centros de atención primaria.

    Estos profesionales brindan atención sanitaria a los usuarios a partir de los catorce años en adelante. Entre sus actividades se encuentra realizar actividades de promoción y prevención de la salud, así como diagnóstico y control de problemas de salud. También son quienes deben encargarse de dirigir la relación del usuario con otros niveles asistenciales (hospital, centro ambulatorio de especialidades, entre otros.) junto a las enfermeras.

    Pediatras

    Estos profesionales prestan atención sanitaria a niños de entre cero a catorce años. Entre sus labores se encuentran realizar actividades de promoción y prevención de la salud, a través de revisiones del estado de salud y desarrollo del niño, detectando alteraciones del estado de salud para realizar el control y seguimiento de las enfermedades hasta su completa recuperación.

    Fisioterapeutas

    Este es otro de los perfiles profesionales que se pueden encontrar en la actualidad trabajando dentro de los ambulatorios. Este profesional es necesario en los centros de atención primaria ante el aumento del ejercicio físico por parte de la población, que ha provocado el aumento de las pequeñas lesiones que deben ser tratadas por fisioterapeutas.

    Enfermeras

    Son quienes deben valorar y atender las necesidades de atención, cuidado del usuario y su familia, llevando a cabo, además actividades de promoción, prevención y seguimiento de los problemas de salud que son detectados, incluyendo hacer consultas para promocionar hábitos saludables: abandono del tabaco y otros hábitos tóxicos, dieta saludable, consejos sobre actividad física.

    Estas actividades las lleva a cabo de forma individual o en grupo mediante las aulas de salud. Debe trabajar en coordinación con el médico y el resto del personal del ambulatorio. Dentro del equipo de enfermería se encuentran también las auxiliares de enfermería, que apoyan las actividades sanitarias de todo el equipo de atención.

    Matronas

    Es habitual que en cada ambulatorio o centro de salud se encuentra prestando sus servicios una matrona, cuya función principal es la de proporcionar algunas pautas a seguir durante el embarazo. Su labor es de mucha utilidad para las mujeres que se encuentran en estado de gestación.

    Además también realiza actividades orientadas a la educación sexual y reproductiva, planificación familiar, control y seguimiento del embarazo, preparación a la maternidad, preparación al parto y posparto, realizar actividades de promoción de la lactancia materna, menopausia, entre otras labores orientadas hacia la salud de la mujer.

    Trabajador Social

    En el ambulatorio este profesional proporciona ayuda para conocer y buscar soluciones a las circunstancias sociales o familiares que afectan al ámbito de la salud. Debe informar y aconsejar sobre los recursos que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida. También presta servicios de información, orientación y valoración social. Realiza trámites de informes sociosanitarios.

    Salud buco-dental

    Esta área se encuentra formada por odontólogos e higienistas dentales. Se encargan del cuidado de la boca a través de la prevención y aplicación de tratamientos reparadores de las caries y otras enfermedades. También desarrollan la educación para la salud oral.

    En los ambulatorios también se puede encontrar trabajando al personal administrativo que se encarga de la organización y funcionamiento interno del centro. Su función es importante porque son quienes se ocupan de aspectos como la programación de citas para las consultas, realización de pruebas o análisis clínicos y cualquier tarea administrativa, la organización del centro y su buen funcionamiento depende del trabajo que realicen.

    Requisitos para trabajar en un ambulatorio

    Requisitos para trabajar en un ambulatorio

    Los perfiles profesionales que se pueden encontrar trabajando en un ambulatorio son muy variados. Por lo general están relacionados, primordialmente, con el mundo de la salud, pero también se puede encontrar personal administrativo y de servicio.

    La forma más directa para trabajar en un ambulatorio es obteniendo una plaza de empleo público que permita que el trabajador pueda tener una estabilidad económica y laboral a largo plazo. Para poder trabajar en el sector público es un requisito indispensable superar uno de los procesos de selección que se convocan en las oposiciones del sistemas de salud.

    Quienes se encuentren interesados en trabajar en un ambulatorio deben estar atentos a las convocatorias que se realicen y se encuentren dirigidas a su perfil profesional.

    Cuando se logra ocupar una de las plazas que se ofrecen en una convocatoria, el aspirante puede elegir el destino en dónde quiere trabajar, y si por el contrario, no ha logrado superar el proceso, pero pudo entrar en una bolsa de empleo, tiene la opción de esperar a que lo llamen para cubrir un puesto como interino.

    Requisitos generales para trabajar en un ambulatorio en el sector público

    • Tener nacionalidad española o la de un Estado miembro de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo, u ostentar el derecho a la libre circulación de trabajadores conforme al Tratado de la Unión Europea y otros tratados ratificados por España, o tener reconocido tal derecho por norma legal.
    • Haber cumplido 18 años de edad el día en que termine el plazo de presentación de solicitudes y no sobrepasarse de la edad de jubilación forzosa.
    • Las personas con discapacidad pueden ser admitidas en igualdad de condiciones con los demás aspirantes, sin perjuicio de las incompatibilidades en el desempeño de las tareas o funciones correspondientes.
    • No haber sido separado del servicio, mediante expediente disciplinario, de cualquier servicio de salud o la Administración Pública en los seis años anteriores a la convocatoria, ni hallarse inhabilitado con carácter firme para el ejercicio de funciones públicas ni, en su caso, para la correspondiente profesión.
    • En el caso de ser nacionales de otros Estados, no debe encontrarse inhabilitado por sanción o pena para el ejercicio profesional, para el acceso a funciones, servicios públicos en un Estado miembro, ni haber sido separado, por sanción disciplinaria, de alguna de sus administraciones o servicios públicos en los seis años anteriores a la convocatoria.
    • Tener el título correspondiente que se exija según el cargo a ocupar en el ambulatorio. Este título, diploma o certificado deben ser previamente reconocido por el Ministerio de Educación y Ciencia, o por el Ministerio de Sanidad y Consumo en lo referente al Real Decreto 853/1993, de 4 de junio.
    • Tener la capacidad funcional necesaria para el desempeño de las funciones que se deriven del correspondiente nombramiento.

    Estructura de un ambulatorio

    Por lo general la estructura de un ambulatorio está compuesta por un área administrativa, en donde se encuentra un espacio reservado para el personal encargado de las tareas de administración y una zona contigua, con un mostrador.

    Allí se llevan a cabo las tareas de atención al paciente, solicitud de citas e información, consultas de atención primaria con un médico de familia y consultas para el personal de enfermería al igual que una zona dedicada a la extracción y depósito de pruebas de análisis, ya sean de sangre, orina, entre otras.

    También se puede encontrar de forma general en un ambulatorio, una zona que está reservada para urgencias que no estén provistas de gravedad, con los equipos indispensables para la atención de los casos que se derivan a esta área, como un electrocardiógrafo, material para oxigenoterapia, desfibrilador, carro de curas con medicación específica para urgencias y todo aquello que se considere sea necesario para el adecuado tratamiento de estos pacientes de urgencia.

    El horario de los ambulatorios por lo general es el mismo, por las mañanas, reservando las tardes para la atención de algunas urgencias, realizar las curas de enfermería y las gestiones administrativas menores, debido a que el número de profesionales que se encuentran trabajando durante ese horario, es menor.

    Consultas que se ofrecen en un ambulatorio

    En un ambulatorio por lo general se ofrecen el siguiente tipo de consultas:

    Consulta de Adultos

    • Prevención y control de factores de riesgo de enfermedad cardiovascular: hipertensión arterial, diabetes, alteraciones de los niveles de colesterol y triglicéridos, obesidad, tabaquismo.
    • Atención de usuarios con patología respiratoria: Asma y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica.
    • En algunas ocasiones, atención domiciliaria a usuarios inmovilizados y a sus cuidadores.
    • Vacunación de adultos: contra la gripe, tétanos, antineumocócica.
    • Salud buco-dental: Se realizan revisiones, valoraciones para la prevención de cáncer oral y extracciones de piezas dentales.

    Atención de la mujer

    • Control y seguimiento del embarazo, captación y valoración de embarazadas.
    • Preparación al parto.
    • Revisión en el primer mes postparto.
    • Diagnóstico precoz del cáncer de cérvix.
    • Detección y abordaje de la violencia doméstica.
    • Información y seguimiento de métodos anticonceptivos.

    Consulta de niños

    • Vacunación Infantil.
    • Revisiones del niño sano.
    • Salud buco-dental del niño: Tratamientos de fluoracción, y restauración de caries dentales.

    El Gerente de Servicios de Salud en un ambulatorio

    Gerente de ambulatorio

    En la actualidad los ambulatorios son los responsables de la prestación de servicios de atención sanitaria primaria en el sector público, donde los pacientes pueden acudir para recibir desde tratamiento o asesoramiento hasta cirugías menores o servicios de atención sanitaria domiciliaria, dependiendo del centro de atención primaria.

    Los directivos de los ambulatorios trabajan en conjunto con los médicos generales o de familia, enfermeros, dentistas, ópticos y farmacéuticos para tomar decisiones, por ejemplo, como la organización de las comisiones y la combinación de servicios que necesita efectivamente la comunidad en dónde se encuentra ubicado.

    Los gerentes de servicios deben identificar las necesidades de la comunidad local, mediante la realización y el análisis de los resultados de encuestas y estadísticas, así como también de la información obtenida en las reuniones con representantes de la comunidad.

    Los gerentes de los ambulatorios se encargan además, de derivar casos de cirugía mayor a hospitales. También deben contratar el personal de recepción, de oficina, organizan los registros de los pacientes,  sistemas de citas, controlan los presupuestos y organizan los turnos de servicio.

    Auxiliar administrativo de los servicios de salud

    La carrera de auxiliar administrativo se ha convertido en una de las salidas laborales que tiene cada vez más demanda porque se encuentran procesos selectivos que son convocados con bastante frecuencia y que representan una buena opción para aquellos que estén buscando un empleo estable y con garantías de poder desarrollar una carrera a futuro.

    Dentro de un ambulatorio, el trabajo que debe realizar un auxiliar administrativo se puede considerar como relativamente sencillo.

    Las funciones que desempeña un auxiliar administrativo dentro de un ambulatorio se considera que son de mucha importancia, debido a que afectan de manera directa a la organización interna del centro de atención primaria.

    Las tareas de tipo administrativo son muy variadas en un ambulatorio y debe ser realizadas de forma correcta, con la finalidad de evitar que se presenten problemas en el futuro. Un auxiliar administrativo debe ser ordenado en su trabajo para que las tareas que tiene bajo su responsabilidad puedan ser ejecutadas de forma correcta.

    Las funciones que desempeñan los auxiliares administrativos en los ambulatorios se encuentran establecidas por lo que fue dictado por las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social en 1.994, cuando determinaron el papel que tendría en el sistema de salud el cuerpo de administrativos dentro del colectivo del personal sanitario.

    Las funciones concretas que realiza un auxiliar administrativo dentro de un ambulatorio pueden estar sujetas a la carga de trabajo y la organización que exista en cada centro de atención primaria, pero se pueden determinar algunas, entre las que se encuentran las relacionadas con la atención al público.

    Otras tareas que realiza son las de transcripción de documentos, tareas administrativas asistenciales, tramitación de expedientes, tratamiento de datos informáticos, recepción de llamadas, organización de expedientes, entre otras funciones.

    Celador en un ambulatorio

    Celador en un ambulatorio

    Este es otro de los puestos más reclamados por las personas que se encuentran interesadas en trabajar en un ambulatorio. Los celadores desempeñan un papel importante dentro de los ambulatorios.

    Algunas de las funciones que realizan son las de entregar correspondencia, así como la de trasladar y entregar documentación; guardar y preservar las instalaciones, trasladar medicamentos a las áreas de servicio que lo requieran, mover pacientes que así lo necesiten en camillas o sillas de ruedas, suministrar información a los pacientes que trasladen a alguna consulta o realizar diversos recados dentro del funcionamiento del ambulatorio. El puesto de celador de servicios de salud se obtiene mediante oposición.

    Auxiliar de enfermería en un ambulatorio

    La función de un auxiliar de enfermería es la de recoger volantes y la documentación necesaria para la atención de los pacientes, se encargan de completar los datos en informes, comprobantes, volantes y libros de registro; realizan la distribución de los enfermos en función del horario de visitas médicas; reponen y preparan sabanillas, vendas y material de cura; limpian el instrumental de la consulta y las vitrinas en las que se guarda; informan a los médicos o enfermeros sobre los síntomas que observen en los pacientes; orientan a los enfermos en el centro y recogen datos termométricos de los pacientes, entre otras funciones que realiza en un ambulatorio.

    Enfermería en centros de salud ambulatoria

    El servicio de enfermería en un ambulatorio está compuesto por los profesionales que se encargan de cuidar y fomentar la salud de los pacientes con una serie de actuaciones basadas en los siguientes puntos: tomas de tensión arterial, glucemias capilares, extracción de muestras sanguíneas, curas de heridas o úlceras, lavados de oídos, realización de ECG (Electrocardiograma), revisión de heridas quirúrgicas y retirada de puntos, espirometrías y audiometrías, entre otras.

    Entre todas estas funciones que realiza, lleva a cabo una labor fundamental, que es la educación sanitaria, la cual promueve el autocuidado de la salud con una serie de medidas higiénico-dietéticas y de actividades físicas, con el principal objetivo de promover y salvaguardar la salud, haciendo gran énfasis en la importancia de la prevención.

    Otro de los puntos fundamentales respecto a las funciones que realiza dentro del servicio de enfermería ambulatoria es la continua colaboración de los profesionales enfermeros con el médico de familia o general. En caso de que se presente una situación de urgencia, es el personal de enfermería quien ejerce el importante papel de prestar apoyo al personal médico.

    En cuanto a los pacientes del servicio de enfermería ambulatoria, por lo general abarcan diferentes edades, incluso desde los primeros meses de vida, debido a que la enfermera es quien se encarga de realizar la vacunación infantil, entre otras funciones.

    Cursos administrativos sanitarios

    Los cursos para trabajar en el área administrativa en el sector de la salud representan una buena forma de prepararse para trabajar en un ambulatorio. Se pueden encontrar opciones interesantes en este sentido en la Academia MasterD. Son estudios de formación en los que el alumno puede decidir tanto el inicio de la enseñanza como la duración de la misma.

    La Universidad a Distancia de Madrid ofrece entre sus planes de formación el Máster Universitario en Gestión Sanitaria. Este máster es de tipo oficial que se puede cursar a distancia. Está orientado a las personas que se encuentren interesadas en el trabajo administrativo y gerencial dentro del sector de la salud.

    Trabajar en un ambulatorio, ya sea en atención de la salud o en la parte administrativa o de servicios, es una forma de ingresar al sistema de salud y de contribuir con el establecimiento de pautas que permitan mantener la salud de la población.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir