Trabajar en granjas: trabajo y ofertas de empleo

8 de marzo de 2021

Trabajar en granjas trabajo y ofertas de empleo

Las personas que realizan trabajos en forma temporal en el campo son conocidas como temporeros, estando su labor orientada a la recolección de frutas, hortalizas y lo que implique trabajar en granjas, como mantenimiento y otras actividades. Estos trabajos se realizan generalmente en verano.

Se puede trabajar como temporero tanto en España como en el extranjero, las ofertas de empleo se realizan sin importar la nacionalidad.

Aparte de recolectar, también se puede vivir una experiencia única trabajando en una granja orgánica, que permite tomar conciencia del medio ambiente, del trabajo físico y la experiencia de un entorno natural.

Es una buena forma de viajar, aprender otro idioma, trabajar y vivir experiencias que sin duda, cambian la forma de ver la vida.

Sin embargo, si se quiere trabajar en una granja de forma permanente, también existen ofertas de trabajo, no solo en España, sino en toda Europa que permiten trabajar de forma fija en diferentes áreas de vida agraria. Otro de los métodos que puedes valorar es cómo ser apicultor.

Índice

    Requisitos para trabajar en granjas

    Para realizar trabajos agrícolas o para trabajar en granjas no existen muchos requisitos:

    • Tener como mínimo 18 años cumplidos, aunque en algunas granjas se permiten personas con niños. No hay un límite para hacer este trabajo, solo se debe tener en cuenta las capacidades físicas con las que se cuentan.

    • Se debe contar con una buena forma física, tanto para trabajos de recolección, como para trabajar en granjas (cuidado de animales, mantenimiento, entre otros). Hay que tener en cuenta que se pasarán muchas horas al aire libre y, en ocasiones, se estará sometido a cambios de temperatura que pueden ser bruscos, además se debe manejar bien el tema de las alergias y las dietas especiales que llevan algunas personas.

    • Tener una buena salud, sin tener alguna discapacidad que impida la realización del trabajo.

    • Si bien no es obligatorio, es bueno contar con carné de conducirtanto vehículos como tractores, sobre todo en España.

    • El currículum se debe enviar en el idioma del país en donde se quiera trabajar, junto con una carta de presentación.

    • En algunas ocasiones se exige experiencia previa y habilidades técnicaspara manejar y reparar herramientas propias de la vida en el campo.

    • Tener una buena disposición por la vida en el campo y para vivir nuevas experiencias.

    Trabajar en granjas a través del Woofing

    El Woofing es un sistema de intercambio que brinda la posibilidad de trabajar en granjas, en cualquier temporada, aprendiendo las labores del campo, compartiendo conocimientos y experiencias en una granja ecológica, en cualquier país del mundo, a cambio de trabajo voluntario.

    Las mayorías de las granjas que integran este sistema son de pequeñas a medianas, donde se puede aprender a hacer un huerto ecológico, ayudar en el alimento y cuidado de los animales o en el mantenimiento en general.

    El término woofing deriva de la organización que promueve este intercambio en granjas, WWOOF, que funciona a nivel internacional. Esta organización registra a quienes brindan sus granjas para recibir trabajadores, así como también a las personas que se registran para trabajar en granjas (wwoofers). Para registrarse se debe realizar una contribución de 20 euros si se registra de forma individual o 36 euros si el registro es de forma colectiva.

    En este trabajo no se recibe ningún tipo de compensación económica.

    Para esta opción de trabajar en granjas se debe tener en cuenta:

    • Se debe tener un interés real en la práctica ecológica y en la vida rural, y sobre todo capacidad de adaptación.

    • Estar dispuesto a ayudar para desarrollar proyectos rurales, tanto agrícolas como ecológicos, e integrarse de forma plena en los equipos de trabajadores.

    • Formar parte voluntariamente de las actividades propias de la granja, por lo menos de 4 a 5 horas diarias, 5 o 6 días semanales. Las personas responsables de la granja compartirán sus conocimientos, cultura, su mesa y las labores a realizar. 

    • Compartir diariamente con personas de diferentes procedencias y costumbres, pero con la misma idea de vivir una experiencia nueva.

    • Estar claro que trabajar en una granja por unos meses no es una forma de conseguir unas vacaciones económicas, sino que es un compromiso para realizar un trabajo a cambio de vivir una experiencia de aprendizaje.

    Cómo es trabajar en granjas

    Trabajar en granjas trabajo y ofertas de empleo

    Las ofertas para trabajar en granjas suelen ser muy variadas y se pueden encontrar en diferentes países. Entre las actividades más comunes que se deben realizar se encuentra la recolección de huevos, cuidar ganado, mantener, reparar tractores y llevar a cabo trabajos de mantenimiento.

    La mayoría de los empleadores ofrecen un contrato laboral fijo a jornada completa, con un salario aproximado de 14,30 euros por hora, que varía según la granjael país y el trabajo a realizar. En muchos casos se ofrece alojamiento individual o compartido dentro de la casa o en edificaciones apropiadas.

    Muchas de las personas que se dedican al cuidado y a la explotación de las granjas ya están en edad de jubilación, lo que significa una oportunidad de trabajo para los jóvenes que quieran encontrar trabajo.

    Trabajar en una granja exige mucha dedicación y una gran capacidad de sacrificio, además de unos conocimientos técnicos que se pueden adquirir tanto de forma teórica como práctica, trabajando primero como ayudante en las diferentes áreas de una granja y con la posibilidad de trabajar como administrador de una granja si se cuenta con la experiencia necesaria.

    Trabajar en granjas incluye tanto trabajo en el campo de diferentes tipos como realizar trabajos de administración.

    El trabajo de un administrador agrícola y el de un granjero incluye una gran cantidad de tareas y funciones que van desde el cuidado de los animales hasta la planificación de presupuestos para el mantenimiento de la granja, la gestión de los recursos con que se cuenta, la compra, venta de materiales y de productos elaborados u obtenidos con el trabajo agrícola, el mantenimiento de la granja, el cuidado de los animales y hasta recolección.

    Hay cursos que permiten adquirir los conocimientos necesarios para trabajar de granjero y que incluyen en su programa las formas como se puede gestionar una granja, la manipulación y aplicación de productos, el cuidado de los animales y la prevención de riesgos laborales, es decir, toda la formación necesaria para comenzar a trabajar en una granja.

    Tareas que se realizan en una granja

    Dependiendo del tipo de granja en dónde se quiera trabajar, las actividades pueden variar:

    Granjas de caballos

    En una granja dedicada a la cría de caballos las tareas a realizar son el cuidado de los caballos, limpiar establos, darles de comer, colaborar en el aseo y preparación, asistir a competiciones. Hay granjas que funcionan como centros de doma.

    Granjas de terneros

    Entre las tareas a realizar se encuentran aprender el proceso de engorde de los animales, partos, cría, asistir a mercados ganaderos, aprender a realizar inseminaciones, ayudar en las diferentes tareas diarias de la granja.

    Granjas de lecheras

    En una granja de este tipo una de la tareas principales es el ordeño de las vacas y aprender sobre el cuidado de las mismas, como por ejemplo la alimentación o el cuidado de las crías, así como las tareas típicas diarias de una granja de este tipo. Las granjas de este tipo pueden realizar el ordeño de forma manual o mecánica.

    Granjas Mixtas

    En las granjas mixtas se combinan diferentes tipos de tareas, como por ejemplo, en una granja de producción de leche y carne se combina con el cultivo y recolección de algún tipo de fruta u hortaliza.

    En las granjas de Turismo rural se combinan las tareas típicas de una granja más las que se realizan en el área de la hostelería, realizado tareas que hagan que los huéspedes disfruten de la estancia, como por ejemplo: preparar y servir desayunos, hacer reservas o limpiar las habitaciones, entre otras.

    Ofertas para trabajar en granjas en el extranjero

    Trabajar en granjas trabajo y ofertas de empleo

    En diferentes países de la Unión Europea se ofrece trabajar en granjas, de forma temporal o permanente:

    Suiza

    Se puede tener la oportunidad para trabajar en granjas de Suiza durante el verano. La duración de este programa es de 2 semanas a 2 meses de duración. Los participantes en el programa realizarán actividades en la granja y descubrirán las múltiples facetas que ofrece la vida rural.

    Los participantes reciben en compensación una pequeña remuneración,  unos 11 a 18 euros, además el alojamiento y la comida es gratis, pudiendo ahorrar porque al vivir en una granja lejos de la ciudad, los gastos son muy pocos.

    Irlanda

    Existen muchas granjas ecológicas a lo largo de toda Irlanda. A ellas, normalmente acuden jóvenes y personas no tan jóvenes para pasar un tiempo y aprender su forma de cultivar, aprendiendo o mejorando su idioma a la vez que se realizan labores propias de la granja.

    Dinamarca

    La empresa agrícola danesa, Greenpeas, uno de los principales productores de guisantes frescos de este país siempre está en la búsqueda de personal para trabajar en granjas de su propiedad, que se ocupen de realizar diferentes tareas, como: el cultivo de guisante y su siembra, el mantenimiento y reparación de equipos, la poda y corte de árboles de navidad, y la supervisión de la cosecha, entre otras tareas propias de una granja.

    El portal de empleo del gobierno danés, Agrojob Denmark, ofrece oportunidades para trabajar en granjas danesas destinadas tanto a candidatos que cuentan con experiencia en este ámbito, como a aquellos que no han trabajado nunca en una granja antes.

    Las personas que se encuentren interesadas pueden enviar su currículum a través de este portal de empleo, y cuando haya una vacante, Agrojob se pondrá en contacto con los candidatos seleccionados a través de SMS o correo electrónico.

    Australia

    trabajar en granjas australianas es una de  las mejores maneras de ahorrar, perfeccionar el inglés y conocer un aspecto que es totalmente desconocido de este país.

    Se ha hecho popular, entre otras razones, por la facilidad que se tiene a la hora de encontrar un empleo en cualquier tipo de granja.

    Este trabajo de granja permite obtener un permiso de trabajo que ofrece la posibilidad de permanecer en el país hasta 12 meses prorrogables, desempeñando trabajos propios del campo, como la recolecta de fruta, su empaquetado, la cría de animales.

    Además, ofrece la alternativa de trabajar en diferentes granjas y estudiar hasta cuatro meses.

    Existen varias opciones  para trabajar en una granja de Australia, lo recomendable es trabajar en una granja  que se adapte a las características físicas propias.

    Lo habitual es que las granjas le brinden al participante el alojamiento en alguna de sus habitaciones.

    En cuanto a la jornada laboral, es común que comience desde bien temprano y finalice a medio día, en períodos continuos de 6 o 7 días, y en ocasiones durante semanas, pues la prioridad para los agricultores es recoger la cosecha en el momento justo.

    Otras opciones para trabajar en granjas

    Trabajar en granjas trabajo y ofertas de empleo

    Para trabajar en España como temporero en labores de recolección, se debe contactar con la sede de los sindicatos generales del sector agrícola en cada Comunidad Autónoma, en la que se puede solicitar información sobre los trabajos temporales que hay disponibles, y donde también podrán resolver cualquier duda que se tenga.

    También existen las opciones que se pueden encontrar en Internet en diferentes portales de búsqueda de empleo.

    Trabajar como recolector en el extranjero

    Si se quiere trabajar como temporero fuera del país, se debe tener en cuenta que se debe realizar una inversión de dinero, destinada más que todo a gastos de movilización y gastos generales. Puede ser una experiencia totalmente enriquecedora, si se tienen claras las expectativas de trabajo que se va a realizar.

    Para trabajar en granjas se pueden visitar los diferentes sitios web de empresas que realizan búsquedas de trabajadores temporales o en los portales de empleo de cada país:

    • Inglaterra: la temporada de recolección más popular es la de fresas.

    • Francia: de mayo a septiembre es la recolección de frutas y de agosto a septiembre es la temporada de la vendimia, siendo el sur del país en donde se puede encontrar más oportunidades para trabajar, como por ejemplo en Provenza y Aquitania.

    • Países Bajos: En estos países es muy popular trabajar en el campo durante la recolección de espárragos y fresas. El currículum se debe enviar en inglés y en holandés.

    • Suiza: Es recomendable llegar ya con un contrato porque hay poca oferta. Los meses de septiembre y octubre es la época de la vendimia, julio y agosto para la agricultura en general y octubre y principios de noviembre para las patatas.

    • Finlandia: En todo el país se pueden encontrar ofertas de trabajo, siendo el único inconveniente que en la mayoría de las granjas se pide que se hable finlandés o sueco, pero sí puede defenderse en el idioma es suficiente.

    Ventajas de trabajar en granjas

    Trabajar en una granja, sea de forma fija o como temporal, tiene una serie de ventajas:

    • Se conoce la agricultura, ya sea la tradicional o la orgánica y sostenible.

    • El trabajo se realiza haciendo un esfuerzo físico, lo cual es saludable y permite dejar el sedentarismo de lado.

    • Se puede tomar este período en el que se va a vivir esta experiencia como una desconexión o un año sabático.

    • Se conoce otra faceta del país, si el trabajo es en España, o se conoce una cultura nueva de desde otro punto de vista, si el trabajo es en una granja en el extranjero.

    • Se ahorra dinero, ya que la gran mayoría ofrece alojamiento y alimentación, lo que permite ahorrar el dinero que se gane.

    • Algunas granjas, sea en el país o en el extranjero, se encuentran ubicadas cerca de la playa o de parques nacionales, por lo que en los días libres se podrá hacer excursiones.

    • Se pueden convivir con familias, compartiendo sus costumbre y formas de vida.

    • Se aprende a tener paciencia. Una granja es un ambiente natural se deberá tener la capacidad de acostumbrarse a que las cosas no sean de un día para el otro. Si un día llueve tal vez se tenga que hacer doble trabajo al día siguiente, lo que implica no solo paciencia sino también facilidad de adaptación.

    Desventajas de trabajar en granjas

    Como desventajas por otra parte, se está bastante alejado de las zonas urbanas, además de tener que acostumbrarse al horario de una granja, por ejemplo, comenzar la jornada laboral a las cinco de la mañana. En muchas ocasiones no se cuenta con acceso a Internet o a telecomunicaciones.

    Trabajar en granjas no es un trabajo fácil y mucho menos para todo el mundo, sea cuál sea el por qué se decide a hacerlo hay que tener en cuenta ciertas consideraciones antes decidirse:

    • La experiencia de trabajar en una granja, si no se cuenta con una experiencia previa en este tipo de trabajos, puede ser realmente agotador y duro, no solo por el tipo de trabajo que se hace, sino por las jornadas laborales y las condiciones de vida.

    • Trabajar en granjas implica realizar trabajos como alimentar animales, cargar fardos o bultos, limpiar las instalaciones en donde se encuentran los animales, recolectar frutas u hortalizas, conducir tractores, entre otras, que por lo general no se pueden dejar para otro día y que implica dedicar todo el tiempo a esta actividad.

    • Las jornadas laborales generalmente comienzan a las 5 pero en ocasiones puede ser aún más temprano y tras el desayuno, se realizan de forma contínua por mínimo 6 horas.

    • En muchas granjas, tanto en el país como en el extranjero, no se cuenta con servicios que se encuentran en la ciudad, en algunas ocasiones no hay servicio eléctrico o servicios sanitarios básicos. Es muy común que no haya servicio de Internet o comunicaciones.

    • Según la temporada, se puede trabajar en altas temperaturas o muy bajas temperaturas.

    • En el campo hay insectos y puede haber factores que provoquen alergias.

    • Puede ser un estilo de vida muy frugal, a lo que muchas personas puede que no se acostumbren.

    • Los centros poblados se encuentran en ocasiones bastante alejados.

    Pero a pesar de todos estos factores, que pueden molestar solo por la falta de costumbre, el trabajo en una granja puede ser una experiencia realmente única. El poder convivir con personas de otras culturas o costumbres, compartir su casa y su comida puede ser una experiencia realmente enriquecedora.

    Si es un trabajo en una granja orgánica, las actividades complementarias, como cocinar o realizar actividades artísticas hace que la experiencia sea mucho más intensa. Los paisajes son otras de las cosas que hace que este trabajo valga la pena.

    En el caso del Woofing, muchas personas que llegan a una granja ecológica buscando trabajar a cambio de comida y cama no se imaginan la forma en que esta experiencia puede cambiar su perspectiva acerca de los hábitos de consumo y bienestar.

    En cada una de las ciudades de origen, añaden a su regreso todas esas nuevas formas de concebir desde la forma como se realiza la alimentación, comportamientos en torno al reciclaje, la importancia de respetar en el ambiente y sobre todo de conocer nuevas personas y culturas.

    Plantearse un hospedaje en una granja ecológica puede servir como la puerta perfecta a la hora de continuar nuestra aventura en ese nuevo país que se está visitando.

    Ganar experiencia sin duda alguna, ayudará a recibir mejores opiniones y permitirte realizar un interesante recorrido ecológico en todos aquellos lugares dentro de un mismo país en donde se pueda intercambiar trabajar en granjas por alojamiento y comida.

    Sea como forma para conocer el idioma, como trabajo voluntario, o un trabajo temporal de verano, o si es la opción laboral a la que se quiere dedicar, el trabajar en granjas es una experiencia única e interesante.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir