Cómo buscar trabajo de teleoperador desde casa

19 de octubre de 2020

Cómo buscar trabajo de teleoperador desde casa

Cada vez es más común que las personas puedan trabajar en su profesión u oficio en forma remota, a través de empresas o negocios digitales, no solo desde casa, sino desde cualquier lugar del mundo. Esto es gracias a Internet y todas las nuevas plataformas tecnológicas que han surgido. Una de las oportunidades de trabajo que han surgido con este auge tecnológico, es la de trabajar como teleoperador desde casa.

Trabajar como teleoperador desde casa es una buena forma de iniciarse en el mercado laboral o de poder compaginar el trabajo con la vida familiar. Se puede formar parte del equipo de trabajo de una gran compañía, nacional o internacional, además de realizar el trabajo desde la casa o cualquier otro lugar, teniendo en cuenta solo que se deben cumplir con horarios o cuotas de trabajo que se hayan establecido. La jornada laboral la decide el teleoperador, y con constancia, organización y responsabilidad se puede lograr desarrollar una profesión que es cada vez más demandada.

Índice

    Trabajar como teleoperador desde casa

    Cómo buscar trabajo de teleoperador desde casa

    Un teleoperador, conocido también como operador telefónico, es la personas que trabaja vía telefónica en atención al cliente, siendo los responsables tanto de atender como de realizar llamadas a los clientes, para ofrecer un producto o servicio, solucionar una inquietud, dar soporte técnico, atender un reclamo, u otro tipo de servicio dependiendo de la naturaleza de la empresa para la que trabaje.

    En la actualidad las empresas recurren a los centros de atención telefónica desde la casa como una forma de garantizar la atención al cliente. Los centros donde se reciben las llamadas de los clientes se encargan de distribuir las llamadas a los teleoperadores desde casa o que se encuentran en otras ubicaciones. Como se pueden contratar teleoperadores que estén en diferentes partes, las empresas pueden ofrecer un servicio al cliente más personalizado y ajustado a las circunstancias locales.

    El teleoperador desde casa también recibe beneficios que van más allá del poder trabajar en un entorno laboral más cómodo y a su propio ritmo. La empresa que contrata puede proporcionar en algunas ocasiones el equipo necesario para trabajar, como auriculares, micrófono y, según la empresa, un ordenador. También es frecuente que la empresa proporciones cursos y formación, como una forma de preparar a los teleoperadores para una correcta interacción con los clientes.

    Como los teleoperadores trabajan desde diferentes lugares, las empresas que los contratan pueden ofrecer a los clientes atención fuera del horario laboral, sin tener que rotar empleados a los diferentes turnos de atención. Esto hace que sea mucho más fácil ofrecer una atención las 24 horas del día, durante toda la semana.

    Un teleoperador desde casa puede trabajar para diferentes tipos de compañías y en diferentes sectores. Por eso se pueden conseguir teleoperadores técnicos, teleoperadores de ventas, encuestadores, teleoperadores de información, teleoperadores de reclamos, teleoperadores de emergencias, entre otros.

    Se debe tener claro que trabajar como teleoperador desde casa no implica que se tenga que dedicar solo a las ventas. Aunque la mayoría de las ofertas de trabajo que se pueden conseguir se orientan hacia el sector comercial, existen otras áreas de trabajo. Lo cierto es se pueden encontrar muchas ofertas para diferentes tipos de teleoperadores en los portales de empleo.

    Funciones de un teleoperador

    La principal función de un teleoperador es la de realizar llamadas, y en algunos casos recibirlas, con la siguiente finalidad:

    Ayudar a los clientes: Dependiendo de lo que especifique la empresa, es posible que un teleoperador deba utilizar otras herramientas aparte del teléfono para poder interactuar con los clientes, como por ejemplo, el correo electrónico, un chat en tiempo real o las redes sociales. Sea cual sea el medio para establecer comunicación con el cliente, es importante que el teleoperador conozca el producto o servicio que está realizando para poder prestar la ayuda solicitada.

    Ofrecer al cliente una solución personalizada: Un teleoperador desde casa debe tener la capacidad de encontrar soluciones detalladas y personalizadas, según los requerimientos del cliente. Nunca debe creer que conocer mejor las necesidades del cliente que el propio cliente. Esta creencia conduce a que se presenten fallas en la comunicación y que sea una experiencia negativa, tanto para el cliente como para el teleoperador.

    Proporcionar una buena experiencia de atención al cliente: Un teleoperador debe proporcionar algo más al cliente que la respuesta correcta, como una forma de destacarse de los demás y aumentar el valor de la empresa y fidelizar al cliente.

    Adaptar las respuestas a cada cliente: Es importante tener en cuenta que cada cliente presenta sus propias necesidades y que realiza la llamada por un caso específico para él. Saber reconocer los diferentes requerimientos y adaptar las respuestas a cada situación particular, permite que se establezca una buena interacción.

    Documentar y responder de forma eficiente: Cuando al cliente se le presenta una duda o una eventualidad, quiere ser atendido de manera rápida y eficiente. Eso implica que el teleoperador debe ser organizado y tener el dominio de diferentes herramientas tecnológicas. Además debe contar con herramientas que permitan documentar y hacerle seguimiento a cada caso en particular.

    Reportar cuáles son los problemas comunes de los clientes: El teleoperador no solo brinda soluciones al cliente, sino también a la empresa. Si detecta que existe una tendencia en las consultas, que apuntan a un mismo problema o inquietud, debe informar esto a la empresa, lo que permitirá que esta pueda identificar fallas en los productos y servicios antes que se produzcan daños mayores.

    Presentar soluciones al cliente: Tal vez esta sea la función más importante que realiza un teleoperador, la de solucionar las necesidades del cliente a largo plazo y no para obtener un beneficio propio o de la empresa. De esta forma, el cliente puede reconocer la diferencia en la atención a sus necesidades y se mantendrá leal a la empresa.

    En resumen las funciones de un teleoperador son:

    • Realizar la captación de nuevos clientes.
    • Retener y fidelizar clientes antiguos.
    • Solucionar los problemas más habituales.
    • Brindar soporte tecnológico o poder solucionar problemas de más complejidad, cuando son teleoperadores especializados.
    • En algunas ocasiones, los teleoperadores también deben encargarse de actualizar la base de datos de cliente y de llevar el control y seguimiento de los mismos.

    Tanto las empresas como los teleoperadores deben entender la importancia de estas estas funciones. No importa a qué sector empresarial se pertenezca, todas las funciones que realiza el teleoperador son fundamentales para garantizar el éxito a corto y largo plazo del servicio de atención al cliente. Si las funciones que se realizan son constantemente mejoradas, se puede lograr que el cliente tenga una experiencia positiva en todas las interacciones con la empresa.

    Buscar trabajo como teleoperador desde casa

    La forma para buscar trabajo como teleoperador desde casa, es realizar la búsqueda en los siguientes portales web.

    LinkedIn: En esta red de profesionales es posible encontrar oportunidades para trabajar como teleoperador desde casa. Si se conoce algún otro idioma, se puede optar por trabajos en empresas internacionales.

    Infojobs: Por lo general cuenta con bastantes publicaciones de ofertas de empleo dirigidas a las personas que quieran trabajar como teleoperador de forma remota.

    Amazon: Esta empresa de comercio electrónico selecciona personas para trabajar desde casa. Casi todos los puestos que ofrecen para trabajar de forma remota son en el área de atención al cliente como teleoperador.

    Indeed: Al realizar una búsqueda general de diferentes portales de empleo, cuenta con una cantidad importante de ofertas de empleo para teleoperadores.

    Opcionempleo: Este portal web también hace una búsqueda en diferentes portales de empleo y en los sitios web de las empresas que ofrecen frecuentemente oportunidades de trabajo remoto. Es una buena opción para estar al tanto de las oportunidades más actualizadas que se publican para trabajar desde casa como teleoperador desde casa en el país.

    También se pueden encontrar otra gran cantidad de páginas web de empleo en donde se puede buscar trabajo de teleoperador desde casa. En casi todos se tiene que usar las palabras claves teleoperador desde casa o teleoperador para trabajar desde casa.

    Es recomendable colocar un alerta en Google que avise en el correo cada vez que aparezca la palabra clave indicada en una oferta de empleo, como una forma de no dejar escapar ninguna oportunidad laboral.

    Salario de un teleoperador

    El salario que gana un teleoperador varía según la oferta de empleo y las horas de trabajo que deba cumplir. Sin embargo, por lo general el salario medio de un teleoperador en España se encuentra entre los 1.000 a 1.400 euros al mes. Esto es con una jornada laboral a tiempo completo. También se debe tener en cuenta que si el trabajo a realizar es en el área de ventas, el salario se puede incrementar por los diferentes extras y comisiones que se reciben.

    Experiencia necesaria para trabajar como teleoperador

    Cómo buscar trabajo de teleoperador desde casa

    Casi ninguna empresa exige como requisito que se cuente con experiencia previa para poder trabajar como teleoperador. Esto es debido a que por lo general, las propias empresas se encargan de brindar cursos de formación en el área para sus teleoperadores. Aunque esto va a depender de las especificaciones que se encuentren en la oferta de empleo. La experiencia que se tenga en atención al cliente puede ser muy bien valorada, pero no es considerada imprescindible para optar un puesto de trabajo como teleoperador.

    Aptitudes y habilidades necesarias para ser teleoperador

    En el área de atención al cliente, el teleoperador es quien se encuentra en la primera posición en el momento de definir lo que es la experiencia del cliente.

    Para realizar un buen trabajo como teleoperador desde casa o en un call center, se deben tener determinadas aptitudes y habilidades que garanticen el servicio y el soporte que se presta al cliente:

    Contar con buena memoria: Cuando un cliente debe realizar varias llamadas no quiere repetir una y otra vez cuál es el problema, sino que necesitan una respuesta. La repetición de la descripción del problema es una pérdida de tiempo y por lo general impide que se dé una respuesta adecuada. Un buen teleoperador debe tener la capacidad de interpretar el problema, entenderlo y recordarlo desde que el cliente lo plantea.

    Ser flexible: Cuando se trabaja en un puesto de atención al cliente se debe tener en cuenta que las responsabilidades diarias no siempre van a ser las mismas. Los problemas que se pueden presentan con los clientes son impredecibles y los teleoperadores deben tener flexibilidad para poder adaptarse a cualquier imprevisto.

    Prestar atención a los detalles: Un teleoperador debe saber que en muchos casos no basta con proporcionar al cliente una solución satisfactoria, debido a que cada uno tiene sus propias necesidades y requerimientos, por lo que se debe estar atento a los detalles. Tiene que tener la capacidad de hacer todo lo que esté a su alcance para resolver cada caso en particular. Esto hace que el cliente se sienta escuchado y mejora la interacción.

    Tener creatividad: En muchas oportunidades no se pueden encontrar la solución al problema del cliente de una manera inmediata. Y si bien esto no es culpa del teleoperador, sí debe ser capaz de presentar alternativas para solucionar el problema, demostrando su creatividad en la búsqueda de soluciones que beneficien no solo al cliente, sino también a la empresa. Con la experiencia se podrá tener cada vez más creatividad y agilidad a la hora de presentar soluciones.

    Ser organizado: En su día a día laboral, un teleoperador puede llegar atender alrededor de 50 llamadas, y no todos los problemas se solucionan en la primera llamada, requiriendo en algunos casos que se realice un seguimiento que puede durar días o semanas. Por esto, un teleoperador debe ser capaz de organizar todos los casos que tenga abiertos de una forma eficiente, de modo que pueda proporcionar actualizaciones cuando sea necesario. Al ser organizado se puede reducir el tiempo de las llamadas y aumentar la productividad, siempre pensando en la satisfacción del cliente.

    Tener capacidad de aprendizaje: Esta es una habilidad fundamental que debe tener un teleoperador desde casa o que trabaje en un call center, debe poder aprender de forma rápida, tanto los aspectos técnicos del trabajo, como por ejemplo los procedimientos a seguir en determinados casos, y también aprender sobre el producto o servicio. Solo conociéndolos bien es posible ofrecer una mejor atención al cliente, lo que será muy bien valorado.

    Ser paciente: En un teleoperador la paciencia es imprescindible para poder ofrecer una buena atención al cliente. Es muy probable que tenga que atender llamadas de clientes que se encuentren desesperados o irritados con un problema, o que tenga que repetir varias veces una instrucción. Tener paciencia será de mucha utilidad para superar la situación.

    Tener mucha amabilidad y empatía: Solo con amabilidad y empatía se puede conseguir transmitir al cliente una actitud positiva. Ser capaz de ponerse en el lugar del cliente y poder entender sus dudas e inquietudes es una aptitud que será diferenciadora en el momento de evaluar la atención al cliente de una empresa.

    Formación para trabajar como teleoperador

    Casi siempre la formación para trabajar como teleoperador desde casa o en un centro de llamadas es proporcionada por la empresa contratante, por lo que no suelen solicitarse conocimientos previos sobre el trabajo a realizar. Sin embargo, hay que destacar que cada vez las empresas valoran más el conocimiento de idiomas. También es normal que en los sectores financieros y tecnológicos se exija un perfil más técnico, que permita que el teleoperador sea capaz de resolver las dudas tecnológicas que se le presenten a los clientes.

    Proceso de formación de un teleoperador

    Existe una diferencia en el proceso de formación de nuevos teleoperadores y la de los trabajadores que cuentan con más experiencia. A los nuevos trabajadores, se les da una información que se establece según el número de teleoperadores que se incorporen a la empresa, debido a que el proceso formativo suele ser en grupo.

    En este proceso la persona que imparte la formación presenta el servicio o producto en primer lugar y luego explica cuál es el funcionamiento, los procedimientos establecidos, los protocolos que se deben seguir, de forma clara y precisa.

    Durante la formación de teleoperadores se usan con frecuencia métodos interactivos y dinámicas de roles, en las que un grupo interpreta el papel de cliente y otro el de teleoperador, y luego se invierten los roles del juego.

    Cuando se contrata a un empleado de forma individual, la formación que se proporciona es más personalizada. Los nuevos teleoperadores, desde casa o en el centro de llamadas, se encuentran bajo la supervisión de un teleoperador que cuente con más experiencia, para conocer cuál es el método de trabajo que se utiliza.

    Algunos cursos de formación son:

    Curso de Atención al Cliente: Se imparte bajo la modalidad online por el Instituto Europeo de Formación y Cualificación y está estructurado en 50 horas lectivas. La formación se basa en dar a conocer cuáles son las claves de la comunicación comercial y como fidelizar a los clientes.

    Curso teleoperador profesional: El curso lo imparte HM Formación como un curso online, sin fecha de inicio ni tiempo de duración establecido. Se estudian temas como la imagen y la reputación telefónica de la empresa, cómo hacer la evaluación del rendimiento telefónico de los usuarios y el análisis del coste del teléfono.

    Telemárketing Hipnótico: Neurosoft imparte este curso que se orienta a acabar con la negatividad del sector. Enseña qué se debe hacer cuando se recibe un no por parte de un cliente y cómo sobreponerse al fracaso sin dejar de atender al cliente con mucha educación y paciencia.

    Técnico Superior Experto en Atención y Gestión Telefónica de Clientes: Este es el curso más adecuado si se tiene interés en desarrollar habilidades de comunicación en la atención al cliente. Lo ofrece ESNECA Business School y se encuentra especialmente dirigido a empresarios, directivos, emprendedores, teleoperadores y cualquier persona que se encuentre interesada en adquirir los conocimientos que le permita resolver las necesidades de los clientes a través de la atención telefónica.

    Atención telefónica: Este curso lo ofrece Delena bajo la modalidad online sobre atención telefónica. El curso tiene una duración de dos meses y maneja aspectos como la voz, el silencio o la sonrisa telefónica.

    Otros cursos que se pueden realizar y que están relacionado con el área de atención al cliente son:

    • Curso superior online de atención al cliente para empresas.
    • Curso online de Asistencia Telefónica en Inglés.
    • Curso online de Gestión Comercial en Internet.
    • Curso online de Prestación de Servicios de Teleasistencia.
    • Gestión Comercial en Internet.
    • Prestación de Servicios de Teleasistencia.
    • Atención al cliente para empresas.
    • Asistencia Telefónica en Inglés, Alemán, Francés, Italiano.

    Tecnología para trabajar de teleoperador desde casa

    Cómo buscar trabajo de teleoperador desde casa

    No es necesario que se realice una gran inversión para comenzar a trabajar como teleoperador desde casa. Por lo general en la mayoría de las casas se cuenta ya con la tecnología necesaria para ejercer este trabajo. Lo principal es tener un teléfono, una buena conexión a Internet y un ordenador. La empresa debe facilitar el acceso a su sistema de llamadas y lo más probable es que las llamadas se realicen a través de este sistema.

    Esto quiere decir que es probable que se use más la conexión a Internet que la conexión vía telefónica. Esto es debido a que la empresa solo puede llevar un registro de la actividad que se tenga como teleoperador a través del uso de su sistema de gestión.

    La empresa no va a entregar una lista con números telefónicos para hacer las llamadas, sino que entrega la información y formación necesaria para que se puedan ofrecer sus productos y servicios de una forma adecuada. En muchos casos hay que descargarse una guía con las respuestas a las situaciones más comunes que se pueden presentar.

    Ventajas y desventajas de trabajar como teleoperador

    Para trabajar como teleoperador desde casa o en un centro de llamadas, lo más importante es enfocarse en la correcta atención del cliente. Un teleoperador profesional debe tener la disponibilidad y habilidad necesaria para resolver problemas y comprometerse a mejorar la experiencia de los clientes con la empresa para la que trabaja.

    El trabajo de teleoperador se desarrolla a un ritmo rápido y debe administrar diferentes tipos de responsabilidades. Debe tener la capacidad de ser flexible con el flujo de trabajo y estar totalmente preparado para poder enfrentar y manejar cualquier problema que se presente de forma inesperada. Trabajar como teleoperador desde casa o en un call center puede ser un trabajo muy exigente y demandante, pero también se pueden obtener grandes gratificaciones.

    Ventajas de trabajar como teleoperador

    Refuerza algunas habilidades que pueden ser útiles en otras carreras: Cada día las empresa dan más valor al servicio al cliente a través de la atención telefónica, por lo que están dispuestas a ofrecer al teleoperador desde capacitación en los productos que ofrecen hasta cómo mejorar el servicio al cliente, así como también mejorar las habilidades en el conocimiento de los sistemas que se usan en el sector y de informática.

    Sin importar si se quiere hacer una carrera profesional en el sector del servicio al cliente o se esté recién graduado y se está en la búsqueda de conocimientos en esta área, las capacidades que se desarrollan trabajando como teleoperador ayuda en cualquier trabajo que se realice en otras áreas posteriormente.

    Por ejemplo, en el sector del marketing se deben ejercer roles y asumir responsabilidades que se pueden superar más fácilmente si se cuenta con habilidades de comunicación y la experiencia de ofrecer y detallar productos.

    Aumenta las habilidades de comunicación: Trabajar como teleoperador permite mejorar todas las habilidades de comunicación. El cliente siempre espera cuando realiza una llamada, ser atendido de una forma rápida, eficiente y agradable. Por lo tanto, los teleoperadores necesitan dominar toda la parte comunicacional, incluyendo las habilidades para escuchar y de elaborar preguntas que sean pertinentes, para poder llegar al origen del problema y poder presentar una solución adecuada.

    Buenas compensaciones y otros beneficios: Cuando se trabaja como teleoperador se puede tener una oportunidad laboral que se adapte a las necesidades particulares. Muchas de las empresas ofrecen un horario reducido, además de todas las prestaciones que correspondan por ley y bonificaciones según el desempeño que se tenga en el trabajo. En este sector se puede obtener una promoción dependiendo del trabajo realizado. Si se es un buen trabajador es probable que se logre un ascenso y por lo tanto que se mejoren las condiciones salariales.

    Desventajas de trabajar como teleoperador

    Algunos horarios son impredecibles y puede haber mucho estrés: Si se trabaja para una empresa internacional o una nacional, es probable que se deba trabajar por la noche e incluso los fines de semana. Esto trae como resultado que en algunas ocasiones se trabaje más allá del horario establecido. Sin embargo esto tiene como ventaja que se puedan desarrollar habilidades cruciales en la resolución de problemas y se aprende a no perder la calma a pesar del estrés, lo que se puede tomar como una preparación para futuros trabajos con posiciones de liderazgo.

    Puede ser un trabajo inestable: Debido al auge de la atención telefónica al cliente, se han creado muchos emprendimientos que les ofrecen a las empresas el servicio de atención telefonista. Estos emprendimientos en muchas ocasiones, ante las dificultades, deciden cerrar sus negocios, dejando a los trabajadores sin empleo.

    Es un trabajo sedentario: Como el trabajo de un teleoperador desde casa se basa principalmente en hablar por teléfono, en turnos que pueden ir de seis a nueve horas, según la política de la empresa para la que se trabaje, se debe estar sentado por un largo período de tiempo mientras se habla con los clientes durante toda la jornada laboral. Estar sentado por mucho tiempo puede generar problemas corporales.

    Hay que recordar que se debe estar sentado en una buena postura, tomar agua y hacer descansos cortos. Una buena opción para evitar el sedentarismo es comprar un escritorio de pie y un buen par de audífonos inalámbricos, para poder caminar, cambiar de posición constantemente y hacer ejercicio mientras se atiende al cliente.

    Consejos para teleoperadores

    Existen algunos consejos que se pueden seguir para ser un mejor teleoperador:

    Se debe trabajar en la expresión oral y en la sonrisa telefónica: Para poder convencer a los clientes, es necesario poderse expresarse de manera fluida, reforzando los aspectos relacionados con la vocalización y la fonética. También se debe aprender a sacarle provecho a los periodos de silencio. Hay que  aprender a manejar la sonrisa telefónica, que aunque no se pueda ver físicamente, el cliente la puede percibir, esto produce que tenga la sensación de que hay alguien que está dispuesto a escucharlo y ayudarlo a resolver su problema.

    Aprender idiomas: En el trabajo como teleoperador el conocer diferentes idiomas permite trabajar con diferentes tipos de clientes, ya sea que se trabaje en una empresa nacional o internacional. No se debe perder ninguna llamada solo por tener inseguridades con un idioma o no dominarlo. Hablar el idioma del cliente es una muestra de respeto y empatía que el cliente siempre agradece y valora muy bien.

    Analizar las valoraciones que suelen hacer los usuarios: Casi todas las empresas le solicitan a sus clientes que realicen una evaluación de la atención recibida por los teleoperadores una vez que se finaliza la llamada. Las puntuación que se recibe por parte del cliente puede llegar a ser un estímulo para realizar una autocrítica y de esta forma poder mejorar el servicio que se brinda al cliente.

    Trabajar como teleoperador desde casa es una forma de trabajar con flexibilidad de horarios, sin tener la necesidad de contar con experiencia previa y se pueden conseguir una gran cantidad de ofertas laborales en las páginas web especializadas. A todas estas ventajas se debe agregar que se puede desarrollar habilidad y conocimientos que sirven para afrontar situaciones similares en la vida diaria.

    Por lo que para todas aquellas personas que aún están estudiando, no han podido encontrar empleo o necesitan un trabajo más flexible, trabajar como teleoperador desde casa es una buena opción.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir