La Gran Depresión (1929): Causas, características y consecuencias

La Gran Depresión (1929) Causas, características y consecuencias

El final del enfrentamiento bélico-militar entre Francia y el Imperio Prusiano en 1871 se produjo un período de paz y prosperidad que los franceses denominaron como La Belle Époque, uno de los más estudiados durante la edad Contemporánea.

Este remanso de paz tuvo su punto y final en 1914 con el estallido de la primera guerra mundial, que no terminaría hasta 1918; sin embargo, la estabilidad no se recuperaría del todo y, de hecho, las cosas comenzarían a desequilibrarse hasta caer con estrépito en 1929.

Este sería el año que marcaría lo que se conoce mundialmente como La Gran Depresión o Crisis de 1929 y que tuvo en Estados Unidos el epicentro del seísmo. Este tambaleante periodo se extendería hasta 1940.

En el artículo de hoy trataremos de dar respuesta a los interrogantes que pueden surgir en torno a esta negra etapa de la Gran Depresión: ¿Qué propició la crisis? ¿En qué consistió? ¿Cuál fue su alcance? ¿Pudo el mundo recuperarse de la caída? ¿Hemos aprendido algo en el presente?

Índice

    1929: Resumen de una Crisis Mundial

    El Crack de la bolsa de valores de Estados Unidos marcó el inicio de lo que se conoce como la Gran Depresión de 1929.

    Poco a poco y a modo de reacción en cadena, este descalabro se fue propagando al resto de sistemas financieros y económicos como el industrial, el bancario, el agropecuario, el de la construcción, entre muchos otros, de manera que trascendió las fronteras entre países y se pudo comenzar a hablar de una crisis de alcance planetario.

    Sus consecuencias golpearon duramente el comercio internacional, con estrepitosas caídas de hasta el 60% y del 70% en el caso de los precios de las cosechas en ciertos países.

    El fuerte decrecimiento y el drástico desempleo trajo consigo multitud de enfermedades, hambre, convulsiones políticas y aumento del flujo migratorio en busca de aquellos países que pudiesen ofrecer mejores oportunidades.

    crisis 1929: titulares periodico

    ¿En qué consistió la Crisis de 1929?

    La Crisis de 1929 fue una fuerte recesión económica y social que tuvo su punto de arranque en Estados Unidos  y que, cual enfermedad altamente contagiosa, se expandió rápidamente por todo el mundo.

    La Gran Depresión comenzó en 1929 y sus efectos se dejarían sentir hasta 1940 o comienzos de 1941 en el caso de ciertos países.

    Dentro de los ámbitos de la producción industrial, la agricultura, la construcción y la banca, los efectos de la crisis fueron devastadores.

    Debido a esta constatación, se mantiene la idea de que la Gran Depresión de 1929 es, sin duda, la peor y más grande crisis económica que ha habido en la historia debido a sus largos efectos en el tiempo, así como al alcance geográfico.

    ¿Cuáles fueron los países que se vieron afectados por la Gran Depresión?

    Si bien es cierto que la Gran Depresión de 1929 tuvo el pistoletazo de salida en Estados Unidos, tal y como hemos comentado en líneas precedentes, la realidad es que rápidamente se extendió por muchos otros países.

    Hay que tener en cuenta que, a finales de los años 20 y tras haber concluido la primera gran guerra, el centro económico se instaló en Estados Unidos que emergió como la potencia más poderosa del momento.

    El continente europeo dependía en gran medida de los créditos, importaciones y exportaciones que les proveía el suelo americano ya que, tras la contienda mundial, sus recursos habían quedado ciertamente menguados.

    A partir de aquí, es fácilmente comprensible el efecto dominó que se dio a continuación. Algunas de las naciones que más se vieron afectadas fueron: Austria, Francia, Alemania, Japón, Reino Unido, Italia, Países bajos y España.

    Causas de la crisis de 1929

    Cabe señalar que las causas exactas de la Gran Depresión que propiciaron la caída tan abrupta de los mercados financieros y económicos todavía hoy se desconocen.

    Sin embargo, sí que podemos apuntar a algunos factores que ayudaron a propiciarla:

    • Crack de la bolsa de Nueva York o Wall Street: Sucedió un martes de octubre de 1929 y pasó a la posteridad como el "martes negro.
    • Quiebre en cadena de miles de bancos.
    • Congelación de ventas y producción: se paralizaron millones de negocios y empresas.
    • Pésimas políticas del gobierno de Estados Unidos: La política estadounidense no supo hacer frente a un descalabro económico que no tenía ningún tipo de precedente.
    • Consecuencias económicas de la primera guerra mundial en el mundo.

    Consecuencias de la crisis económica de 1929

    Las consecuencias de la Gran Depresión fueron devastadoras y extensas en el tiempo:

    • Desempleo: El paro parcial y las tasas de desempleo se dispararon de manera brutal y trajeron consigo enormes episodios de hambrunas, mendicidad y enfermedades en todo el mundo. En 1932 el número de desempleados ascendió hasta los 40 millones.
    • Caída demográfica: Como consecuencia de la ausencia de trabajo, cayeron en picado el número de bodas y con ellas, de la natalidad, así como el aumento de las migraciones hacia otros países en los que hubiesen mejores condiciones de vida, lo que, a la postre, derivó en un fuerte descenso demográfico.
    • Las clases medias e inferiores fueron las que más sufrieron los efectos de la crisis (enfermedad, miseria, hambre, muerte,...).
    • A nivel político, el hambre y la miseria conformaron excelentes caldos de cultivo para el surgimiento de formas de gobierno totalitarios y dictatoriales de ultraderecha en España, Alemania e Italia, lo que conduciría, sin remedio, a las segunda guerra mundial.

    hitler

    La Gran Depresión: Características de una crisis sangrante

    Podemos establecer una serie de factores que construyeron el perfil sangrante de una crisis interminable como fue la Gran Depresión:

    • Duración extensa: La Crisis de 1929 fue especialmente larga, hasta el punto de que, en algunos países se alargó hasta la década o más.
    • Efecto transoceánico: Las consecuencias de la crisis se dejaron sentir tanto en grandes naciones avanzadas como en las subdesarrolladas.
    • Problema de muy compleja solución: Debido a las características concretas de la situación socioeconómica de cada país, no se pudo desarrollar una única solución, lo que habría facilitado enormemente las cosas; en lugar de eso, fue necesario adaptar una solución diferente para cada país.
    • La política exterior europea fue una de las principales damnificadas en el proceso.
    • Dentro de las numerosas consecuencias negativas, cabe señalar que se posibilitaron algunas positivas, entre ellas, la creación de mecanismos de control para evitar situaciones parecidas en el futuro.

    Efectos sociales: Las principales víctimas

    Si bien es cierto que todos los escalones sociales se vieron afectados por las durísimas consecuencias de una crisis sin precedentes, la realidad es que sus efectos se vieron principalmente afectados en determinados estratos: los pobres y todos aquellos que disponían de unas posibilidades económicas medias tirando a bajas, como los productores del campo y del comercio, fueron los que más sufrieron la crisis.

    En cuanto al sector agrícola, los estudiosos afirman que fue el más dañado en la Gran Depresión, con un descenso de sus ingresos de hasta el 70%: sus cosechas no disponían de comprador, se endeudaron enormemente y la mayoría perdió sus propiedades.

    En cuanto al sector de la banca, perdió completamente la confianza tanto del público como de los empresarios, de manera que la gran mayoría de los clientes perdieron todos sus ahorros.

    crisis 1929

    Soluciones para una crisis interminable

    Muy poco a poco, Estados Unidos comenzó a recuperarse de la crisis en parte gracias al ascenso al poder de Franklin Roosevelt, perteneciente al partido demócrata, como presidente en 1933.

    Su llegada dio inicio a una serie de medidas de índole política y económica que recibieron el nombre de New Deal y que se concretaron en un aumento del control de la economía por parte del Estado, de manera que se redujo en gran medida el problema del desempleo, propusieron leyes de seguridad social y de vivienda, así como un sistema fiscal más eficiente.

    A partir de 1936 comenzó a experimentarse un crecimiento acelerado de la economía.

    Artículos relacionados

    1. Avatar Brenda dice:

      Que lindo esto

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir