Cómo trabajar de monitor de CrossFit

27 de agosto de 2021

Cómo trabajar de monitor de CrossFit

El CrossFit es en la actualidad una de las disciplinas deportivas que cada día tiene más seguidores en su práctica, por lo que en las ciudades es cada vez más frecuente ver cómo se abren nuevos boxes, lo que hace que aumenten las oportunidades laborales para un monitor de CrossFit. Si se practica esta disciplina y si se siente una verdadera pasión por ella, se puede convertir en una profesión y aprovechar las oportunidades laborales que surgen cada día.

Como cualquier otra disciplina deportiva, la práctica del CrossFit debe ser guiada por un monitor que esté debidamente especializado y altamente capacitado, por lo que para ser monitor de CrossFit se requiere contar con un elevado nivel formativo para de esta forma brindar las pautas necesarias y lograr hacer cada una de las exigentes rutinas sin sufrir ninguna lesión.

Para ser un buen monitor de CrossFit no solamente se debe orientar a los alumnos  que realicen cada ejercicio de la forma más adecuada y utilizando la técnica correcta, sino que también debe ser un motivador. En todas las disciplinas deportivas es necesario contar con una buena motivación, en el CrossFit es vital, debido a las altas exigencias físicas y mentales que esta disciplina requiere.

Índice

    Qué es el CrossFit

    Cómo trabajar de monitor de CrossFit

    El CrossFit se puede definir como un método de entrenamiento que se basa en realizar entrenamientos cortos y estructurados de alta intensidad. En esta disciplina se encuentran combinados elementos comunes en la práctica de la halterofilia, de la gimnasia deportiva y la aplicación de intervalos de alta intensidad. Además es una marca registrada de una empresa fundada en el año 2.000 en Estados Unidos por Greg Glassman.

    Perfectamente en un entrenamiento, el monitor de CrossFit puede exigir que se realicen veinte flexiones, seguidas por una carrera de 400 metros, flexiones, sentadillas o dominadas, y finalizar con una carrera que se debe hacer cargando una pesa de 20 kilos, todo esta rutina sin descanso, por lo que el papel motivador del monitor es esencial para lograr superarla.

    El CrossFit surgió cuando Glassman, que era preparador de un departamento de policía en California combinó en sus entrenamientos diferentes ejercicios de otras disciplinas deportivas, realizados en grupo, lo que aumentaba la motivación y se conseguían mejores resultados físicos. Debido al éxito que obtuvo, creó la empresa y comenzó a ofrecer esta forma de entrenar en otros centros deportivos y gimnasios, primero de Estados Unidos y luego en otras partes del mundo.

    El CrossFit, cuenta con aproximadamente 115.000 monitores en todo el mundo. En España existen alrededor de 300 gimnasios o boxes que ofrecen este tipo de entrenamiento, 56 de ellos en la Comunidad de Madrid y 28 en Cataluña, por lo que el trabajo de monitor de CrossFit es cada vez más demandado.

    Otras guías que pueden interesarte:

    Cómo ser monitor de CrossFit

    monitor de CrossFit

    Si se siente un verdadero interés en el CrossFit, no solo en la práctica, sino que también hay un interés en ser monitor de este tipo de entrenamiento, lo primero que se tiene que hacer es procurar realizar una formación específica en esta disciplina. Esta formación la ofrece la empresa CrossFit, no se recomienda realizar cursos que no estén acreditados por la empresa oficial. Para tener más información sobre esta disciplina deportiva, y los lugares y fechas en las que son impartidos los cursos de formación, es recomendable consultar la página web de CrossFit.

    Para poder ser un monitor de CrossFit acreditado al máximo nivel, es necesario completar una formación de cuatro niveles. Cada uno de estos niveles permite al monitor obtener una acreditación diferente.

    Certificado CF-L1

    Este nivel de certificación corresponde al curso básico de introducción al CrossFit y los primeros movimientos de esta práctica. Su duración es de dos días, e incluye clases teóricas y prácticas que permiten obtener la certificación CF-L1. Esta certificación debe ser renovada cada cinco años. Para poder realizar este nivel se debe ser mayor de 17 años.

    Certificado CF-L2

    Para poder obtener esta acreditación se debe haber realizado con éxito el nivel anterior y se recomienda tener por lo menos seis meses de experiencia como monitor de CrossFit en un box curso.

    En este nivel se profundizan los conocimientos sobre el CrossFit y se enseña todas las pautas que son necesarias para poder programar con éxito los WODs, el ritmo que debe tener cada uno de ellos, enseñar cuál es la técnica apropiada para realizar cada ejercicio o cómo impartir una clase de forma que resulte motivadora y sea eficaz, entre otros conocimientos.

    Certificado CF-L3

    Esta acreditación se obtiene luego de haber superado los dos anteriores cursos y poder demostrar 750 horas de entrenamiento de CrossFit en grupo o de manera individual o bien poder acreditar 1.500 horas acumuladas durante los últimos cinco años. En este nivel se profundiza aún más en todos los fundamentos tanto teóricos como prácticos del CrossFit.

    Certificado CF-L4

    Este es el máximo nivel de acreditación que se puede alcanzar y permite trabajar como monitor de CrossFit con la mayor certificación. Esta certificación permite demostrar la experiencia que se ha obtenido en varios años de entrenamiento e impartiendo clases de CrossFit en grupos.

    Para prepararse para cada certificado es recomendable acudir a la página de la marca CrossFit, donde se pueden encontrar los manuales de estudio necesarios para aprobar cada nivel. Por ejemplo, la guía de estudio para el primer nivel consta de una serie de artículos escritos por Gleg Glassman, y que sirven de introducción a esta práctica deportiva.

    Cursos para ser monitor de CrossFit

    Además CrossFit pone a la disposición de quién quiera prepararse como monitor diferentes cursos complementarios, que permiten perfeccionar y actualizar la técnica, como el curso de Entrenador de levantamiento de ruedas o el de anillas, que tiene un valor de unos 400 €.

    Los cursos de acreditación se realizan de forma periódica en diferentes partes del mundo y distintas fechas, solo hay que conocer cuáles son las ciudades dónde se van a realizar los cursos. Esta información se encuentra en la página oficial de CrossFit.

    Certificaciones adicionales

    Cómo trabajar de monitor de CrossFit

    También se pueden obtener otro tipo de certificaciones en la modalidad online. Se pueden encontrar otros cursos que pueden ser mucho interés para un monitor de CrossFit. Por ejemplo, el curso que se realiza para convertirse en jurado de competiciones como las Regionales o los CrossFit Games. En este curso se obtiene una visión general del conocimiento y las habilidades que son utilizadas durante la competencia, incluyendo cuáles son los estándares de movimiento, los errores más comunes que se cometen y cómo realizar el recuento de repeticiones.

    Otros cursos que se pueden encontrar es el de CrossFit Kids, que está dirigido completamente a niños; el Scalling Course, orientado al escalado de entrenamientos en principiantes, niveles intermedios o avanzados; el Running Course, orientado a todas las personas que quieran aprender y mejorar la técnica de correr; o el curso de Spot The Flaw, que enseña cómo realizar los movimientos más comunes y permite que los monitores de CrossFit puedan perfeccionar sus habilidades para realizar correcciones efectivas y pertinentes a los alumnos.

    Opciones laborales como monitor de CrossFit

    Cuando se ha realizado alguno de los cuatro niveles de acreditación para ser monitor de CrossFit, se puede pensar en la posibilidad de dedicarse a este trabajo. En esta profesión se tienen varias alternativas laborales que deben ser conocidas para tomar la mejor decisión sobre el futuro laboral.

    Una de las opciones más seguidas es ejercer como monitor de CrossFit en alguno de los gimnasios o boxes que cuenten con la licencia que les permita poder impartir este tipo de entrenamiento. Hay que buscar en cuál box se puede comenzar a realizar los primeros WODs.

    Otra opción por la que se deciden muchos de los monitores de CrossFit acreditados, es la de instalar su propio box, lo que puede representar realizar una alta inversión económica y lidiar con las dificultades normales que se presentan normalmente al abrir un negocio. Sin embargo, uno de los beneficios del CrossFit, es que los niveles de motivación y la capacidad de superar obstáculos se incrementa, tanto a nivel físico como mental, por lo que es más fácil lidiar con ciertos tipos de dificultades.

    En este último caso hay que asumir la responsabilidad de los gastos propios de un local y del material necesario para los entrenamientos, además de realizar el pago de aproximadamente de unos 2.700 € a la marca CrossFit como licencia para poder impartir este tipo de entrenamiento en un box.

    Sueldo de un monitor de CrossFit

    Otro de los factores que influyen a la hora de decidir trabajar como monitor de CrossFit, son los ingresos que se pueden recibir por ejercer esta profesión.

    El primer factor que influye en el sueldo de un monitor de CrossFit, son las horas de trabajo. Un monitor puede ser que tenga que dar entrenamientos a jornada completa, o en otros casos entrenar unas horas al día o dar clases de forma esporádica. Y también depende si se dan clases en un box, se es un entrenador privado o si es el dueño de su propia instalación.

    Un sueldo de ejemplo, se puede decir que en un trabajo de monitor de CrossFit de media jornada puede tener un sueldo de 700 € al mes, y otro con la misma formación pero realizando solo dos horas al día de entrenamiento, se puede ganar entre 200 y 250 € al mes. Tomando en cuenta todos los factores que inciden en el sueldo, se puede llegar a la conclusión de que el sueldo promedio de un monitor de CrossFit en el país está alrededor de los 1.700 € mensuales, lo que resulta en unos 22.000 € al año.

    Beneficios del CrossFit

    Cómo trabajar de monitor de CrossFit

    El CrossFit aporta una serie de beneficios, tanto físicos como mentales, que todo monitor de CrossFit debe conocer como parte de su preparación y de la información que le transmite a sus alumnos:

    • Una mejor condición física: Este es el primer y más importante beneficio, siendo también el más notorio, el cuerpo alcanza un estado óptimo de condición física, lo que incide en el estado de salud en general.
    • Hay un aumento en el número de neuronas: Este tipo de ejercicio produce un aumento de los niveles del factor neurotrópico derivado del cerebro, una proteína genera que las neuronas del hipotálamo aumenten.
    • Se obtiene una mayor fortaleza mental: Al llevar el cuerpo al límite hace que se desarrolle la capacidad de seguir adelante, aumentando los niveles de resistencia a la fatiga o el dolor, pudiendo sacar una fuerza extra cuando parece que ya no se puede más.
    • Aumenta la autoestima: El ser capaz de superar los propios límites aumenta de forma significativa la propia seguridad y autoconfianza, lo que hace que aumente al mismo tiempo la autoestima.
    • Se adquieren hábitos saludables: Es inevitable que se adopten hábitos como la disciplina, el sacrificio o la aceptación de las debilidades, lo cual se puede aplicar en todas las esferas de la vida, no solo al CrossFit. Además permite mejorar los hábitos alimenticios y tomar una mejor conciencia del propio organismo.

    Entrenamiento CrossFit

    Un monitor de CrossFit realiza por lo general entrenamientos que tienen una duración de una hora y están estructurados según un esquema como el siguiente, en el que se pueden presentar algunas variaciones:

    Warm up o calentamiento: En la primera parte del entrenamiento se realizan por lo general pequeños circuitos con ejercicios sencillos, con la finalidad de aumentar las pulsaciones y hacer que el cuerpo entre en calor y evitar contracturas.

    Skill o habilidad: Ya en esta parte se realiza la técnica de un ejercicio concreto, como puede ser por ejemplo, el movimiento de mariposa.

    Strength o fuerza: En esta etapa se ejecuta un trabajo de fuerza que se encuentre relacionado con el ejercicio que se realizó en la fase anterior. Para seguir con el ejemplo anterior, este trabajo serían unos pull ups lastrados.

    WOD (Workout of the Day): Aquí el monitor de CrossFit indica cuál es el ejercicio del día, y que es por lo tanto el centro de todo el entrenamiento. Se basa en un circuito de ejercicios determinados y de diferentes modalidades que deben ser realizados siempre a contrarreloj.

    Cool down: Al terminar todo el entrenamiento, se realizan siempre sesiones de estiramientos y relajación, con la finalidad de evitar lesiones.

    Tipos de WODs

    Los WODs son el núcleo central de un entrenamiento de CrossFit y pueden ser de diferentes tipos, y que van a depender del peso de cada persona que esté entrenando, lo que hace que el monitor de CrossFit personalice el entrenamiento, a pesar de hacerse en grupo.

    Los WODs se encuentran divididos en The Girls y en The Boys. Los The Girls suelen ser nombrados como huracanes, tormentas o ciclones y los segundos llevan nombres de militares, bomberos o policías fallecidos en actos de servicio.

    Un ejemplo de WODs son:

    The Girls
    Angie, se deben completar todos los ejercicios en el menor tiempo posible:

    • 100 Pull-ups.
    • 100 Push-ups.
    • 100 Sit-ups.
    • 100 Squats.

    Barbara, se realizan cinco rondas con tres minutos de descanso entre cada una:

    • 200 Pull-ups.
    • 30 Push-ups.
    • 40 Sit-ups.
    • 50 Squats.

    Chelsea, se deben hacer todos los ejercicios dentro de cada minuto durante 30 minutos:

    • 5 Pull-ups.
    • 10 Push-ups.
    • 15 Squats.

    Cindy, hay que realizar 21, 15, 9 repeticiones de cada ejercicios por tiempo:

    • 5 Pull-ups.
    • 10 Push-ups.
    • 15 Squats.

    The Boys

    JT, hay que hacer 21, 15, 9 por tiempo:

    • Handstand push ups (HSPU).
    • Ring dips.
    • Push-ups.

    Michael, realizar tres rondas por tiempo:

    • Run 800 meters.
    • 50 Back Extensions.
    • 50 Sit-ups.

    Murph, se debe hacer por tiempo. Las repeticiones de flexiones, sentadillas y dominadas se pueden repartir de forma personal:

    • 1 mile Run (1600 metros).
    • 100 Pull-ups.
    • 200 Push-ups.
    • 300 Squats.
    • 1 mile Run (1600 metros).

    Daniel, se deben realizar en el menor tiempo posible:

    • 50 Pull-ups.
    • 400 meter run.
    • 21 Thrusters (42,5/30).
    • 800 meter run.
    • 21 Thrusters (42,5/30).
    • 400 meter run.
    • 50 Pull-ups.

    Cómo ser un buen monitor de CrossFit

    Para ser un buen monitor de CrossFit se deben reunir una serie de habilidades que permitirán desarrollar una carrera exitosa:

    Contar con el conocimiento deportivo del CrossFit

    Es importante que como monitor de CrossFit se domine a la perfección la técnica de cada uno de los ejercicios. Además, se deben tener conocimientos de cómo tratar las lesiones o problemas que se pueden presentar en los alumnos al realizar los ejercicios y de cómo se pueden reducir los riesgos.

    Un buen monitor de CrossFit debe tener un gran conocimiento de cada uno de los entrenamientos y del impacto que puede provocar en  los alumnos, para que pueda programar de manera adecuada los WODs, con la finalidad de conseguir los objetivos planteados previamente.

    Estar siempre en contante actualización

    Un monitor de CrossFit no se debe conformar con los conocimientos previos o pensar que ya no necesita seguir aprendiendo. La pasión por esta disciplina debe llevar al monitor a continuar con su formación para así poder ampliar su conocimiento en técnicas, psicología del deporte e incluso nutrición, y ofrecer un mejor servicio a sus alumnos.

    Ser empático

    Un buen monitor de CrossFit debe poder ponerse en el lugar de los alumnos, para así poder entender mucho mejor cuáles son los bloqueos o limitaciones que puedan tener y sobre todo cuáles son sus necesidades y expectativas. Es importante que el monitor conozca personalmente a cada uno de sus alumnos y que realice rutinas específicas, teniendo en cuenta las necesidades y objetivos de cada uno.

    Saber planificar y programar de forma adecuada

    Cuando se han definido las metas de cada uno de los alumnos y a nivel grupal, se debe hacer una buena programación de los ejercicios, rutinas para que se siga un lineamiento y en el tiempo establecido se puedan cumplir con los objetivos. Un monitor de CrossFit debe tener siempre presente la respuesta individual de cada uno de los alumnos, debido a que no todos tienen la misma evolución y capacidad.

    Poder motivar a los alumnos

    Todo aquel que practica esta disciplina sabe que hay días en los que el resultado no es el esperado, que no se tienen ni la fuerza ni el ánimo y el WOD resulta interminable. En esos días el monitor debe ser capaz de motivar al deportista, por lo que es fundamental que pueda dar ánimo durante la sesión y que enseñe cómo superar esos momentos.

    Establecer metas

    Para poder poner en evidencia que los alumnos están cumpliendo con los objetivos planteados, es importante que como monitor se conozcan cuáles son las debilidades que tiene el grupo y las individuales, para así poder establecer metas reales que se puedan cumplir. De esto dependen los lineamientos y los planes a futuro que se tengan en el box.

    Ser líder en todo momento

    Para destacarse como buen monitor de CrossFit es necesario contar con una gran capacidad de liderazgo, necesaria para mantener a los alumnos motivados y sobre todo para que genere la confianza necesaria en ellos.

    El primer paso que hay que dar para ser un buen líder es establecer normas y propiciar su cumplimiento. Adicionalmente se debe tener una buena actitud en todo momento, se debe ser cercano y respetuoso con el rendimiento de cada uno de los alumnos.

    Poder establecer una buena comunicación

    No importa si como monitor de CrossFit se tienen cientos de certificados y todos los conocimientos de la disciplina, si no se cuenta con la capacidad de comunicarse efectivamente, no se podrá destacar como monitor. El no saber como establecer una buena comunicación no va a permitir que como monitor se compartan todos los conocimientos con los alumnos.

    Ser paciente

    Todo deportista, sea cual sea la disciplina sabe que la técnica se aprende con la práctica, es decir, luego de que el alumno ha repetido varias veces la rutina. Como monitor de CrossFit se debe ayudar a los alumnos en todo momento, aunque se deba corregir el mismo error varias veces o repetir la forma correcta en la que deben realizar el WOD.

    Incentivar el trabajo en equipo

    Una de las características resaltantes del CrossFit es el trabajo en equipo. Como entrenador de CrossFit se debe trabajar para incentivar la colaboración entre los alumnos del box, con el único objetivo de generar un buen ambiente y un buen entorno de entrenamiento.

    Ser monitor de CrossFit es una profesión en la que se pueden combinar la pasión por un actividad física y el generar ingresos. Además permite adaptar el horario de trabajo y la forma de realizarlo a las necesidades personales. Otra profesión que también te permite todo esto puede ser trabajar de monitor de tiempo libre.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir