Competencias y habilidades, la mejor herramienta para redactar tu CV y tu Carta de Presentación

Competencias y habilidades, la mejor herramienta para redactar tu CV y tu Carta de Presentación

En la actualidad, cuando se está buscando empleo, no solo son importantes los conocimientos que se tienen, sino también las competencias y habilidades, pues estas serán muy valoradas por los encargados de elegir al personal de una empresa.

Estas competencias y habilidades son las que le aseguran al encargado de la selección que el candidato puede ocupar determinados puestos de trabajo y tendrá un correcto proceso de adaptación al método de trabajo y las funciones inherentes a la carga. No deben ser incluidas en el currículum solo por agregarlas, sino que hay que tener en cuenta diferentes aspectos sobre cómo se deben presentar, para que surtan el efecto esperado.

Índice

    Diferencias entre habilidades duras y blandas

    Los dos tipos de habilidades que pueden aparecer en el currículum son las siguientes:

    Habilidades duras

    Son las habilidades que se consideran que no pueden fallar para realizar un trabajo y las que aparecen como requisitos en las ofertas de trabajo que hacen las empresas. Son conocimientos concretos que el trabajador debe conocer para poder desarrollar su trabajo de forma efectiva, como saber manejar una herramienta determinada o un software determinado.

    Habilidades blandas (Soft Skills)

    Son las que forman parte de la personalidad de un individuo y son determinantes para poder realizar cualquier trabajo, habiendo unas que se adaptan mejor a un tipo determinado de trabajo que otras. La confianza en sí mismo, el liderazgo, la empatía y las habilidades para comunicarse, son todas iguales en importancia para trabajar en cualquier empresa.

    ¿Cómo incluir las competencias y habilidades en el currículum?

    Competencias y habilidades, la mejor herramienta para redactar tu CV y tu Carta de presentación

    En el momento de redactar el currículum, por lo general, no se sabe en qué apartado se deben colocar las competencias y habilidades profesionales o personales.

    Existen dos opciones a la hora de incluirlas en el currículum:

    Enfoque tradicional

    En este enfoque se resalta la formación académica y la experiencia profesional, integrándose las competencias y habilidades a lo largo de todo el currículum en los diferentes apartados. Hay que conocer en qué apartado se debe colocar cada una, utilizando palabras clave para llamar la atención de quien lea el currículum, utilizando los términos específicos para las competencias que están buscando en los candidatos. Una ventaja de este enfoque, es que se ahorra espacio al no incluir un listado de habilidades.

    Currículum por competencias

    En este formato se resaltan prioritariamente las competencias y habilidades antes que la formación y la experiencia. Se suele reemplazar el apartado de experiencia profesional con las competencias y habilidades que se utilizan, siendo este tipo de formato es muy útil cuando no tiene mucha experiencia laboral.

    Currículum por competencias

    Competencias y habilidades, la mejor herramienta para redactar tu CV y tu Carta de presentación

    Existen dos tipos de competencias: las transversales y las técnicas.

    Transversales

    Estas pueden afectar a todas las habilidades, destrezas y aptitudes que permiten que un empleado realice de forma eficiente sus funciones. Se desarrolla en cualquier actividad que se realice y se adquiere en diferentes entornos. Como competencias transversales, se tienen: el trabajo en equipo, la iniciativa, la planificación.

    Técnicas

    Las competencias técnicas son las habilidades, conocimientos y destrezas que son necesarias para poder llevar a cabo un trabajo específico. Solo se adquieren por medio de la capacitación y la experiencia.

    Las competencias siempre se deben incluir en el currículum, porque le permiten al encargado de la selección entender cómo trabaja un candidato a un puesto de trabajo. La formación y la experiencia práctica, información sobre el nivel técnico y el conocimiento que tiene de la profesión.

    Competencias y habilidades por tipo de currículum

    Competencias y habilidades, la mejor herramienta para redactar tu CV y tu Carta de presentación

    Las competencias y habilidades como el pensamiento crítico, la toma de decisiones y el liderazgo, por ejemplo, que son inherentes a la condición humana y que son más difíciles de automatizar, serán las más demandadas por las empresas.

    Si tiene dudas respecto a las competencias y habilidades que deben incluir, hay algunos ejemplos que pueden tomar como base para colocarlas según el tipo de currículum:

    Habilidades Personales

    Liderar un equipo no solo consiste en conducir un proyecto para ser completado con éxito, sino también llevarlo a cabo en el menor tiempo posible y de manera eficiente.

    Habilidades de liderazgo

    Si se realiza la postulación en un puesto gerente en el que tiene un equipo al que dar instrucciones, hay que tener en cuenta el siguiente listado de competencias y habilidades profesionales que deben incluir:

    • Planificación de estrategias
    • Inteligencia emocional
    • Asertividad
    • Comunicación efectiva
    • Resolución de problemas
    • Delegación de tareas
    • Coordinación
    • Reacción rápida

    Habilidades de innovación y creatividad

    Cada vez hay más competencia en el mercado, por lo que las empresas necesitan ideas frescas e innovadoras que les permiten ofrecer mejores productos y servicios a sus clientes. En caso de que se realice la postulación a un trabajo relacionado con la innovación y la creatividad, algunas de las siguientes competencias y habilidades pueden ser convenientes incluirlas en el currículum:

    •  Percepción
    •  Capacidad de asociación
    •  Capacidad intuitiva
    •  Imaginación
    •  Soltura
    •  Curiosidad intelectual

    Habilidades de comunicación

    En cualquier puesto de trabajo es fundamental saber comunicarse de forma efectiva con los compañeros, superiores o clientes y saber delegar tareas. También es necesario saber transmitir ideas de manera clara y saber cómo, cuándo, dónde y quién utilizará cada una de las tareas.

    Las siguientes habilidades se pueden incluir:

    •  Escucha activa
    •  Negociación
    •  Empatía
    •  Comunicación escrita
    •  Comunicación verbal
    •  Credibilidad
    •  Persuasión
    •  Lenguaje no verbal
    •  Claridad

    Habilidades de responsabilidad

    Contar con responsabilidad implica de forma general la capacidad de trabajar sin supervisión, asumir la responsabilidad de los resultados, ser autosuficiente y saber sacar lo mejor de la personalidad.

    Si el puesto de trabajo requiere de un trabajador responsable, hay que tener en cuenta los siguientes atributos personales:

    • Autonomía
    • Autocrítica
    • Perseverancia
    • Compromiso y lealtad
    • Seguridad
    • Perspectiva y enfoque
    • Actitud proactividad
    • Liderazgo
    • Trabajo en equipo
    • Comunicación escrita
    • Resolución de problemas
    • Ética de trabajo
    • Capacidad de análisis
    • Comunicación verbal
    • Iniciativa
    • Flexibilidad

    Habilidades interpersonales

    En la actualidad, saber manejar equipos y móviles es fundamental para muchas profesiones. Siendo necesario ir más allá del clásico dominio de Excel y aprender a utilizar otras aplicaciones.

    Habilidades informáticas

    •  Microsoft Office (Excel, Word, Power Point)
    •  Redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter)
    •  Google Suite (Drive, calendario, Gmail)
    •  Diseño de imagen (Photoshop, Indesign, Illustrator)
    •  Análisis de datos (Analytics, Trends, Ubersuggest)
    •  Web (HTML, CSS, Javascript)
    •  Bases de datos (Access, Oracle, Teradata)
    • Sistemas de gestión empresarial (SAP, Sage, Infor)

    Diferencia entre competencias y habilidades

    Estos dos términos requeridos a ser confundidos por lo que es conveniente saber diferenciarlos:

    Habilidades

    Son las capacidades que tienen para realizar una tarea determinada, debido a la formación recibida y la experiencia. Específicamente las habilidades van encaminadas a poner en práctica una competencia determinada.

    Competencias

    La competencia es la capacidad de poner en práctica todos los conocimientos que tienen para realizar una tarea. Las habilidades son parte de una competencia, por lo que la competencia es la capacidad que se tiene de realizar una tarea de forma exitosa, aplicando para ello los conocimientos adquiridos.

    En el momento de incluir las competencias y habilidades en el currículum, es recomendable no separarlas, puesto que a veces no se puede realizar una distinción muy precisa. Se puede comenzar describiendo las habilidades y terminar hablando de las competencias, pero sin hacer la separación.

    Mencionar las competencias y habilidades en el currículum

    Conocer a quién va dirigido

    En el momento de agregar competencias al currículum, es útil conocer a quién va dirigido. Cuando solicite un puesto de trabajo, busca tres fuentes para entender cómo puede reaccionar el seleccionador ante las competencias que se mencionan en el currículum, esas fuentes son: la descripción del empleo, la empresa y el sector.

    Hay que realizar una investigación de la empresa para saber cuál es su cultura empresarial. Se debe incluir las competencias que la empresa valore en general y considere que son las más importantes. También es recomendable conocer bien el sector para adaptar las competencias del currículum con las expectativas del sector. Hay que demostrar la experiencia y el conocimiento describiendo las competencias de la misma manera en que lo haría un conocedor en el campo de recursos humanos.

    Dejar de lado las divagaciones

    En la medida de lo posible, hay que evitar la información innecesaria en el currículum. Está bien ser un empleado versátil, pero la información no relevante puede conducir a crear confusión en el lector y darle al currículum una imagen desordenada.

    Usar un formato adecuado

    Para dar el formato adecuado en el currículum, hay que seguir las recomendaciones para organizar las competencias y visualizar los niveles de capacidad.

    Hay una serie de consejos para dar un buen formato a las competencias en el currículum:

    • Incluye tanto habilidades suaves como duras, ni restarle importancia a ninguna.
    • Indicar las competencias en informática, idiomas, herramientas o procesos utilizados en forma de sustantivos.
    • Reflejar las competencias y palabras claves que se usan en el anuncio de empleo.
    • Buscar en la experiencia laboral y usar también una sección especial con una lista en que se visualiza los niveles de cada competencia.
    • Hay que concentrarse en construir un conjunto de competencias en un lugar de enumerar una serie de competencias que no tienen ninguna relación entre ellas.

    Incluye las competencias y habilidades en la Carta de Presentación

    En la carta de presentación que se adjunta al currículum se pueden describir de forma más específica las habilidades y competencias con las que se cuenta. Se pueden dar más detalles de cómo se adquirieron, pero sin hacerlo de una forma muy extensa. En la carta de presentación tiene una función primordial el cierre de dicho documento, por lo que es muy importante saber cómo terminar una carta de presentación.

    Una de las competencias laborales más valoradas en la actualidad es el dominio del inglés u otro idioma. Los idiomas es un apartado que no debe faltar en el currículum y se deben especificar en la carta de presentación, especialmente si se cuenta con un buen nivel de dominio. Siempre hay que indicar los cursos u otras formas en cómo se llegó al dominio del idioma.

    De igual manera se debe hacer con las habilidades informáticas, en las que hay que colocar el grado de dominio que se tienen en ofimática, software especializado, diseño, sistemas operativos, aplicaciones y cualquier otra herramienta tecnológica que esté relacionada con la oferta de trabajo.

    Artículos relacionados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir