Cómo terminar una carta de presentación

22 de junio de 2020

Cómo terminar una carta de presentación

Tras escribir una carta de presentación perfecta y causar la mejor impresión, terminarla de la forma inadecuada puede hacer que toda la buena imagen que se haya hecho el empleador se desvanezca, y con ella la posibilidad de conseguir una entrevista.

Por el contrario, un cierre bien escrito puede ser el motivo final que se necesitaba para ser considerado un candidato digno para una entrevista. Para terminar la carta de presentación se debe incluir un agradecimiento, una oración de cierre convincente e información adicional. La carta no debe sobrepasar una página de extensión, solamente se debe alargar si la empresa lo exige.

Índice

    El párrafo final de la carta de presentación

    Para escribir un buen párrafo final, se pueden tener en cuenta las siguientes sugerencias:

    Incluir los puntos destacados de los párrafos anteriores: Se debe seleccionar la información que se haya proporcionado sobre las aptitudes que se tienen y que hacen que el puesto de trabajo sea el indicado. En el párrafo final se deben recalcar estas características y lo útiles que serían para la empresa. Se puede ser muy concreto y convincente de que se cuenta con lo necesario para ser el candidato más adecuado para cubrir ese puesto de trabajo.

    Personalizar el final de la carta: Hay que hacer un análisis de los motivos por los cuales se está aspirando a ese puesto, y por qué se es el candidato que la empresa busca. Ser auténtico es esencial y no es necesario que este párrafo sea muy emocional o personal, pero sí que sea cordial.

    • Hacer referencia a la misión de la empresa es una buena opción para el párrafo final de la carta, ya que es una forma de demostrar el interés que se tiene en pertenecer a la empresa y que se entiende cuales son sus objetivos. Referirse al prestigio de la empresa tampoco está contraindicado.

    • Hay candidatos que deciden hacer un párrafo más arriesgado y buscan incluir una frase ingeniosa, que si resulta inadecuada puede hacer que el currículum sea descartado de inmediato. Tratar de demostrar que se es una persona agradable puede ser más convincente para el reclutador.

    • El estilo con que se finaliza la carta de presentación debe ser coherente con el resto de la carta, ya que el contraste puede ser chocante y resultar contraproducente.

    Demostrar confianza: El párrafo final es la oportunidad de demostrar las expectativas que se tienen en torno al trabajo y sobre todo, de la capacidad que se tiene para hacerlo de forma efectiva.

    Poner las habilidades al servicio de la empresa: Recordarle al entrevistador cómo la capacitación con la que se cuenta contribuirá con la empresa, y cómo se podrán beneficiar de las habilidades y potencialidades que se tienen.

    Referirse al currículum o documentos que acompañan la carta: Mencionar que se está acompañando la carta con el currículum u otros documentos que se hayan solicitado.

    Pedir una entrevista: En la mayoría de las ocasiones no se pedirá de forma explícita, y aunque se puede hacer para tratar de dar una imagen audaz y de estar muy interesado en el puesto, puede resultar contraproducente y se puede considerar que se está imponiendo al reclutador lo que se debe hacer o puede resultar agobiante en algunos casos.

    Agradecimiento: Siempre se debe agradecer al que esté leyendo la carta por su tiempo y consideración, siendo esta una forma de demostrar educación.

    Terminar la carta de presentación

    Elegir la palabra o frase con la que se va a terminar: Las opciones para finalizar una carta de presentación son bastante limitadas y deben ser elegidas con sumo cuidado. Siempre se debe asegurar que se mantenga el estilo y que este en general, sea el apropiado para el tipo de empresa en que se está postulando.

    Las siguientes palabras se pueden considerar:

    • Sinceramente / Atentamente, son palabras clásicas que se pueden incluir en casi que cualquier estilo, sin importar si la empresa es muy innovadora o  tradicional.

    • Mis mejores deseos / Saludos cordiales, son muy usadas actualmente y también se pueden usar de forma segura.

    • Con gratitud / Suyo, es poco usual estas palabras, solo si se conoce previamente a la persona que leerá la carta. No es recomendable usarlas si no se ha establecido un contacto previo.

    • Unos errores muy comunes que se cometen es escribir en mayúsculas toda la palabra o la inicial de cada una de las palabras que compongan la frase. Solo se debe escribir en mayúscula la primera letra de la palabra o frase, y terminar siempre con una coma.

    Firma y nombre: Es necesario dejar un espacio en blanco tras el último párrafo, por lo general cuatro espacios, y escribir el nombre, se puede incluir el título, y firmar sobre el nombre escrito, preferiblemente con un bolígrafo de tinta negra o azul.

    Si la carta es electrónica, es recomendable incluir de igual manera la firma escrita. Se puede crear de forma digital en un papel, escaneándola y creando un archivo de imagen, que será después “pegada” en el sitio indicado.

    Incluir los datos de contacto: No importa que se hayan incluido los datos de contacto – móvil, teléfono fijo, correo electrónico – se debe repetir esta información al final, especialmente si la longitud de la carta es más de una página.

    Incluir nota de documento adjunto: Es necesario informarle al lector que se están adjuntando documentos. Se debe mencionar en el cuerpo de la carta, pero de igual manera hay que escribir una nota de Documentos adjuntos justo debajo del bloque en donde va la firma. En algunas cartas se mencionan cada uno de los documentos que se adjuntan: currículum, certificados, entre otros.

    Antes de entregar la carta de presentación

    Cómo terminar una carta de presentación

    Revisar cuidadosamente la carta: Al finalizar es absolutamente necesario revisar que la carta no contenga ningún tipo de error ortográfico o de redacción. De entregar una carta con errores, la persona que la va a leer se hará una imagen muy negativa sobre el tipo de profesional que es. Es recomendable que se le pida a otra persona que lea la carta, para tener la absoluta seguridad de que no los hay.

    Usar el formato PDF: Existen empleos que solicitan que se envíe la carta por correo electrónico o a través de una página web de solicitud de empleo. Esta carta debe ser convertida en formato PDF, este es el más utilizado para adjuntar este tipo de documentos. Este formato asegura que el documento no perderá el formato al abrirlo.

    Enviar la carta en la forma que la empresa lo solicite: La empresa especificará cómo desea recibir los documentos cuando realiza la oferta laboral. Puede ser que se solicite en físico a través del correo tradicional; llenando un formato en una página de solicitud de empleo o el correo electrónico.

    Ejemplos de frases para terminar una carta de presentación

    Existe una gran cantidad de frases que se pueden utilizar para terminar una carta de presentación, todo depende del tono que se le quiera dar y estilo de la carta. El contenido de la carta cambia de un candidato a otro, por lo que el final también es diferente.

    Frases clásicas: Estas son las formas más clásicas de terminar la carta.

    • Sin más por el momento, quedo en espera de su amable respuesta.

    • Agradezco su tiempo y me pongo a su disposición para cualquier eventualidad.

    • Quedo en espera de noticias de su parte, reciba un cordial saludo.

    Frases optimistas: Mostrarse optimista al terminar la carta no está de más, puede causar una buena impresión,  habla de qué tan seguro se siente el candidato de sí mismo, además se puede informar que se espera quedar seleccionado para el próximo paso, la entrevista:

    • Quedo a su disposición para concretar una entrevista con la finalidad de ahondar más en mi perfil y los motivos por los cuales quiero trabajar con ustedes.

    • Me complacería continuar la presentación en una entrevista, quedo en espera de su amable respuesta y le envío un afectuoso saludo.

    • En espera de recibir una respuesta favorable de su parte, le envío un cordial saludo.

    • Agradezco plenamente su atención y, en espera de que mi perfil le haya interesado, me pongo a su disposición para una entrevista.

    Frases alternativas: También se pueden utilizar frases alternativas, pero teniendo siempre en claro que representan un riesgo, ya que no se sabe que reacción puede provocar en la persona que la está leyendo:

    • En espera de su lectura, le envío un amable saludo.

    • Aprovecho la oportunidad para reiterarle que mi perfil corresponde perfectamente a las necesidades del puesto ofertado. Sin más por el momento, reciba un cordial saludo.

    • Me despido no sin antes recordarle que quedo en espera de su amable respuesta.

    Formas relevantes de terminar la carta

    Cómo terminar una carta de presentación

    Todas las formas convencionales de terminar la carta son correctas, pero hay algunas formas que harán que la carta sobresalga:

    Sería un placer para mí el poder comentarle personalmente el modo en que mis aptitudes y conocimientos podrán beneficiar a su empresa: Resalta el interés por ser útil a la empresa y no solo para alcanzar logros profesionales y personales.

    Estoy convencido de que este es un puesto en el que mi pasión por la profesión puede desarrollarse plenamente gracias a las oportunidades que brinda su empresa: Se resalta lo importante que es para el candidato pertenecer a la empresa y los beneficios que se pueden aportar como trabajador.

    Me pondré en contacto con la compañía el miércoles próximo para conocer más detalles sobre el proceso de selección y la posibilidad de pautar una entrevista personal: Cómo se ha mencionado anteriormente, esta forma de cerrar la carta es muy arriesgada, puede surtir el efecto contrario al que se está buscando, pero cada vez es más usada, por lo que es una decisión que debe ser estudiada, y ver si terminar la carta de esta manera puede favorecer o no las aspiraciones laborales.

    Me encantaría conocer más sobre esta oportunidad profesional y comentarles el modo en que podré colaborar con el crecimiento de la empresa: Esta forma de terminar la carta demuestra un gran interés por la oferta laboral y por contribuir con el desarrollo de la empresa.

    Lo que no se debe poner al terminar la carta

    Cómo terminar una carta de presentación

    Existen algunas expresiones que pueden llevar al reclutador a descartar el currículum de forma inmediata y puede haber transmitido todo lo contrario a las intenciones que se tenían al momento de usar ciertos palabras o frases:

    En este puesto espero adquirir mayor conocimiento sobre: En sí misma esta frase no tiene nada de malo, pero si el objetivo de una carta de presentación es convencer al reclutador que eres el mejor candidato para ocupar el puesto que se está ofertando, no lo contrario. Se puede colocar las ganas que se tiene de poder evolucionar profesionalmente y de adquirir más conocimientos, pero no para finalizar la carta. Al final se deben colocar las habilidades que se tienen y lo que pueden aportar a la empresa, de una forma tal que quien lo lea quiera realizar la entrevista, y tal vez la contratación. Se puede incluir una frase de este estilo Me encantaría tener la oportunidad de aportar mis conocimientos sobre x para contribuir al crecimiento de la empresa “.

    A mí no me gusta escribir cartas de presentación y a ti no te gusta leerlas: Una frase como esta o una similar sin duda alguna harán que el lector de la carta presté una mayor atención. Pero puede que no sea de la forma que se espera y no es el momento adecuado para ser audaz, lo mejor es aprovechar la oportunidad para darse a conocer.

    Haré seguimiento a mi solicitud por medio de una llamada telefónica la siguiente semana: Decirle a la empresa que se estará pendiente llamando o escribiendo para informarse del estado de la solicitud, puede ser altamente contraproducente, pueden sentir que están siendo presionados. También escribir de forma imperativa que se espera la llamada para contestar preguntas. Esto para algunos puede ser señal de iniciativa, pero también, y por lo general, se puede considerar una forma de presionar y de imponer la realización de la entrevista.

    Errores a evitar en la carta de presentación

    La carta de presentación siempre debe entregarse junto el currículum cuando se aplica en una oferta de trabajo, por lo que se deben cuidar todos los detalles en el momento de escribirla, desde el saludo inicial a cómo se termina la carta. La carta puede ser lo que marque la diferencia a la hora de ser seleccionado para el próximo paso: la entrevista.

    Hay una serie de errores que no se deben cometer para no arruinar la oportunidad de destacar a través de la carta de presentación:

    • Una carta muy genérica en todos los aspectos no transmite nada, al igual que el currículum, debe ser muy específica. Hay que evitar enviar la misma carta a diferentes empresas, sino que se debe ajustar y  diferenciar según las particularidades de cada empresa y la oferta laboral que hayan realizado. Se debe demostrar que  es la persona adecuada para ocupar el puesto, por lo tanto hay que ser específico y concreto.

    • Por muy informal que sea la empresa, se debe cuidar el tono de la carta y evitar tutear. Igualmente no se puede escribir el saludo o despedir la carta como si la persona que la va a leer fuera un amigo de toda la vida.

    • Hay que mencionar el puesto al que se está postulando, porque se puede pensar que se está dispuesto a ocupar cualquier cargo dentro de la empresa. Es importante mencionar el puesto y estructurar la carta de acuerdo a él. Esto también hará más fácil terminar la carta de la forma correcta.

    • La carta tampoco debe ser un resumen del currículum ni incluir información irrelevante. Muchos candidatos tienden a resumir el currículum en la carta y a escribir con lujo de detalles toda su experiencia laboral o toda su vida en la carta de presentación. Esta no es la misión de la carta, perdiendo efectividad y logrando que, probablemente, se descarte el candidato.

    • La carta debe contener frases sencillas y cortas, desde el principio hasta la forma de terminar. Por lo general, los seleccionadores no suelen dedicar mucho tiempo a cada currículum, por lo que si se hace difícil de leer o es muy extenso lo descartarán, y lo mismo sucede con la carta.

    • No hay que incluir datos que no aporten nada en el contenido, ni saludar o despedirse con frases sin sentido o coloquiales. La carta de presentación no se debe hacer solo para cumplir con una formalidad.

    • En la carta de presentación no se incluyen fotografías, basta con la del currículum.

    • Cuando la carta se entrega en físico se debe procurar cuidar el estado en que se entrega. Se debe evitar que llegue arrugada, sucia, rota y debe ir en un sobre apropiado.

    Cuidar todos los detalles de la carta de presentación, en cada una de sus partes, es de vital importancia para cumplir con el objetivo propuesto: conseguir el puesto de trabajo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir