El primer día de trabajo: Consejos para superarlo

31/08/2021 00:16

El primer día de trabajo Consejos para superarlo

El primer día de trabajo es un día en el que se debe estar preparado para enfrentar los nervios que produce esta experiencia, sin importar si este primer trabajo es el inicio de la vida laboral o ya se ha pasado antes por este proceso. Estos nervios incluso pueden ser mayores que los que se presentan en la entrevista, debido básicamente a la sensación de estar en un nuevo entorno de trabajo con nuevos compañeros y por supuesto, un jefe nuevo.

Índice

    ¿Qué hacer antes del primer día de trabajo?

    Los días antes de comenzar en un nuevo trabajo es recomendable ordenar toda la información posible sobre la empresa: la historia de la empresa, quiénes la fundaron, los objetivos, valores, reconocimientos, entre otros datos. Este conocimiento es una forma de aumentar la confianza en sí mismo.

    Otra de las acciones a realizar antes de comenzar, es  la ruta hasta el trabajo, con la finalidad de calcular el tiempo que se lleva llegar, evitando así llegar tarde el primer día. También se deben tener en claro cómo se va a llegar, si se puede ir caminando o cuál medio de transporte se usará.

    La noche anterior a este día, se debe procurar descansar bien, para poder transmitir seguridad y energía. Lo recomendable siempre antes de una jornada laboral, es llegar descansado, aseado y desayunado, siendo aún más importante este primer día.

    11 Consejos para superar el primer día de trabajo

    primer día de trabajo

    Antes de comenzar este primer día de trabajo lo primero que se debe tener en claro, es que el perfil que se tiene como empleado es el que la empresa seleccionó por ser el que mejor cumple con los requerimientos que necesitan. Pensar en esto puede ayudar a calmar los nervios, afrontando con más seguridad el día que se tiene por delante.

    Hay ciertos factores que se pueden tener en cuenta para que este inicio de una nueva etapa laboral sea todo un éxito:

    Buena vestimenta

    No hay que asistir ni demasiado formal o informal, no hay que vestirse de forma rara, dejándose guiar por el sentido común. Se puede usar algo similar a lo que se usó para la entrevista de trabajo, procurando  usar colores neutros u oscurosHay que determinar cúal es el código de vestimenta este primer día de trabajo.

    Ser puntual

    Llegar tarde el primer día de trabajo no es lo deseado, pero tampoco es recomendable llegar con media hora o más de antelación. Lo indicado es llegar unos cinco minutos antes de comenzar la jornada laboral. Por eso es necesario conocer la ruta a seguir y prever cualquier inconveniente que se pueda presentar con el medio de transporte que se usará para trasladarse.

    Prestar atención

    En el primer día se harán las presentaciones correspondientes, además de recibir las indicaciones de cúal será el trabajo a realizar. La cantidad de información puede ser bastante alta, por lo que es aconsejable ir preparado y tener en donde realizar anotaciones en caso de ser necesario. De igual manera, cuando no se tiene bien claro alguna indicación o se tienen dudas, hay que realizar las preguntas que sean necesarias. Hay que anotar las tareas, los nombres claves, los procesos. Las preguntas deben lógicas y se debe anotar la respuesta, para evitar preguntar varias veces lo mismo.

    Evitar aislarse

    Hay que procurar entablar conversación con los compañeros de trabajos, conocer sus nombres, hacer preguntas. En las pausas de descanso, unirse al grupo, interesarse en las experiencias que tengan, en las actividades que realizan, es una buena forma de comenzar a integrarse.

    Tomar decisiones

    Es recomendable que en el primer día de trabajo se demuestre confianza y determinación para realizar las tareas propias del puesto, pero siempre dentro de un límite. Si al realizar una tarea no se sabe cuál es el procedimiento, hay que preguntar. En el primer día es normal que aún no se sepan muchos procedimientos propios de la empresa.

    Respetar los tiempos

    Si durante el primer día se debe realizar un trabajo o entregar un documento dentro de un tiempo determinado, hay que respetar los plazos dados, dando prioridad a esa petición.

    Evitar usar el móvil

    Pasar el primer día de trabajo revisando las redes sociales, haciendo llamadas o enviando mensajes, no es lo más conveniente. Es recomendable evitar usarlo en exceso, y preguntar las políticas de la empresa al respecto.

    Dar una buena imagen

    Mostrarse seguro de sí mismo, sonreír, demostrar interés, mantener un buen ritmo de trabajo, ser educado y cordial, procurando caer bien sin perder la personalidad. Ser lo más diplomático que se pueda.

    Participar en la toma de decisiones

    Participar en los grupos de trabajo para tomar decisiones sobre procedimientos o pasos a seguir para enfrentar un trabajo, es una buena forma de integrarse, pero sin tratar de imponerse. Hay que saber escuchar y aportar en base a lo que se ha comentado. Siempre hay que demostrar iniciativa.

    Hora de salida

    Hay que procurar haber finalizado todo el trabajo del día, antes de la hora establecida de salida, no dejar nada a mitad de camino y no ser la primera persona en irse. Preguntar si hay que hacer algo más puede demostrar el interés que se tiene en el trabajo.

    Antes de terminar...

    Antes de terminar el primer día de trabajo se debe realizar la siguiente comprobación para saber si se conocen los siguientes puntos:

    • Dónde se encuentran las salidas de emergencia, los sanitarios, la sala de reuniones y la fotocopiadora.

    • Los lugares de trabajo de los jefes, sus teléfonos o las extensiones.

    • La forma en cómo funciona el sistema informático de la oficina.

    El primer día de trabajo se trata fundamentalmente de saber adaptarse a una nueva situación, prestando especial atención a todos los aspectos que pueden ser determinantes en el inicio de una carrera laboral exitosa.

    También se trata de poder establecer relaciones humanas de una forma natural. Los siguientes días la tensión y los nervios irán disminuyendo, no solo para el nuevo empleado, sino también para el resto de sus compañeros.

    Otros temas relacionados:

    Errores que se deben evitar el primer día de trabajo

    Existen ciertos errores que se deben evitar durante el primer día de trabajo:

    • Dejar de hacer preguntas: Muchas veces no se hacen preguntas cuando se tienen dudas o no ha quedado algo totalmente claro, por miedo a demostrar inexperiencia. Esto es considerado un gran error, ya que querer despejar dudas es una conducta normal, y es una señal de que se está interesado en realizar bien el trabajo, algo que sin duda será tomado en cuenta por el jefe.
    • Quejarse por todo: Este es uno de los peores errores que se puede cometer el primer día de trabajo. Más adelante habrá tiempo para decir las cosas que no agradan del trabajo, del ambiente laboral, y las cosas que se piensa que deben ser cambiadas. Mientras llega el momento adecuado para hacerlo, es mejor no pasar por una persona negativa.
    • Aislarse: Hay que tratar de socializar con los compañeros en la medida de lo posible, evitando aislarse y no integrarse. Hay que procurar ser cordial y amable en todo momento.
    • No hacer comparaciones: No llegar este primer día haciendo comparaciones con el anterior trabajo, sean negativas o positivas, siempre es algo que cae mal. Hay que mostrar siempre que se cuenta con las herramientas necesarias para enfrentar una nueva experiencia.
    • No hablar de la vida privada: Durante este primer día y los siguientes, no es recomendable hablar de la vida privada y de los problemas que se tengan. Primero hay que ganarse la confianza del grupo de trabajo.

    Estamos seguros de que siguiendo estos consejos lograrás terminar tu primer día de trabajo con la sensación de haber sido todo un éxito y con ganas de continuar tu aventura en tu nuevo trabajo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir