Becarios: Las 9 competencias más valoradas por las empresas

26 de agosto de 2021

Becarios Cuáles son las competencias más valoradas

Trabajar como becario es una de las formas más recomendadas de comenzar una carrera en el mundo laboral. Además, se puede tener la probabilidad de llegar a ser contratado por la empresa en donde se realicen las prácticas profesionales. Hay que tener en cuenta que en la actualidad las empresas buscan en los becarios algunas competencias que son muy valoradas y que pueden ser el motivo por lo que al finalizar el tiempo de trabajo como becario, se comience a trabajar como empleado.

En muchas empresas se ofrecen becas para realizar estas prácticas a estudiantes para que terminen su formación profesional en la empresa, a través de programas de integración profesional. Cuando los estudiantes de la universidad, de formación profesional o de centros formativos importantes terminan sus cursos académicos y aprenden los contenidos necesarios, la mejor forma de ponerlos en prácticas en la vida real, es a través de becas o prácticas profesionales en empresas u organizaciones reales que les permitan conocer cómo es un día de trabajo como profesional, en la carrera u oficios en  los que se han formado.

Los becarios no siempre entran a las empresas para realizar sus prácticas cuando están terminando su formación académica. En muchas ocasiones, realizan las prácticas en forma paralela a los estudios. Además, tras realizar las que son obligatorias para poder obtener el título, los recién egresados pueden seguir las  prácticas en empresas, gracias a los convenios que haya firmado la empresa con la universidad.

Índice

    Las 9 Competencias más valoradas en los becarios

    Becarios Cuáles son las competencias más valoradas

    Las empresas en la actualidad, buscan un serie de competencias en los becarios, que les permite realizar su selección en base a estas.

    Las 9 competencias más valoradas en los becarios son:

    Tener iniciativa

    Tener un buen resultado en las tareas  que se solicitan en el trabajo, siempre se va  a valorar de forma positiva, pero esto no es suficiente. Siempre hay que mostrar interés en contribuir en otras tareas, ofrecer soluciones o proponer alternativas que puedan ser beneficiosas para la empresa, participando en forma activa en el buen funcionamiento de la empresa en general. Esta es una de las competencias que las empresas buscan más en los becarios.

    Contar con una buena actitud

    Esto es muy importante tenerlo en cuenta. Por muy bien que se realice el trabajo, de nada servirá si se tiene una actitud  negativa o se muestra siempre apático y pasivo. Demostrar entusiasmo en lo que se hace, y dar la lo mejor de sí mismo en cada tarea que se desempeñe, siempre causará una buena impresión. Trabajar en equipo y colaborar con los compañeros, le permite al becario transmitir, que es una persona con la que se puede contar.

    Mucha capacidad de aprendizaje

    Las empresas no piden que los becarios sean expertos en todas las tareas, pero una de las competencias que son más valoradas por las empresas en un becario, sin importar el trabajo que hagan, es la capacidad para aprender y sus ganas de mejorar todos los días.

    Prestar atención a todo

    Esta es una competencia que permite ser cada día un poco mejor en lo que se hace, algo que sin duda no dejará de ser notado por el personal de la compañía.

    Querer desarrollarse como profesional

    Nunca hay que  conformarse, ni en lo personal ni como profesional porque cuando se están haciendo prácticas en una empresa, es con la finalidad de adquirir aptitudes que pueden  hacer que se crezca laboralmente. Las empresas por lo general descartan de su personal a alguien que crea que ya no puede dar más. Hay que tener objetivos, superar los retos y procurar siempre conseguir el mejor resultado.

    Ser responsables

    Ser un becario no implica que se está exento de responsabilidades, siendo esta una de las competencias que valoran las empresas. Se deben realizar las tareas de la mejor manera posible, sin restarles importancia . Un becario forma parte de la empresa, y si demuestra madurez y compromiso con sus funciones, es probable que se pueda ser tenido en cuenta en el futuro.

    Autonomía

    Esta es otra de las competencias que son más valoradas en un becario, siendo una de las competencias básicas que se deben tener. Realizar el trabajo sin tener que esperar órdenes, con alguien encima supervisando o solucionando lo que se haga mal. Si como becario se delegan las responsabilidades en otros todo el tiempo, se demostrará que no se está preparado para un trabajo de verdad, y que no es responsable como para hacer las tareas sin tener ayuda.

    Tener capacidad selectiva

    Un estudiante que cuente con la capacidad de seleccionar los programas de becas en los que quiere participar es una de las características que se deben tener en cuenta. Si lo que se busca es mejorar la empleabilidad como recién titulado, lo que se necesita son personas que hayan optado a un programa de becas porque en realidad están interesadas en trabajar en esa empresa en particular.

    Adaptación al entorno

    Un becario debe ser capaz de adaptarse al entorno laboral de la empresa, siendo esto fundamental para tener una buena valoración en cualquier programa. De hecho, cada empresa y cada entorno será diferente para los nuevos becarios, pero estos deben demostrar que están preparados para asumir esos cambios y para integrarse en un equipo, ser capaces de perseguir sus objetivos.

    Otras guías sobre prácticas y primeros empleos:

    ¿Cuánto cobra un becario en España?

    Probablemente un becario pueda recibir una retribución por su práctica formativa, ya sea en forma de salario o en otras formas como el pago de dietas, transporte, ayudas con los estudios, pero en la mayoría de ocasiones, esto no ocurre.

    Es más habitual obtener alguna retribución cuando se realizan prácticas extracurriculares a través de los convenios de colaboración, que son una forma de entrar al mercado laboral. Estas retribuciones suelen estar un poco por encima del sueldo mínimo establecido.

    Ya sea que los becarios cobren o no, igual tienen cobertura de la Seguridad Social, por lo que sí acarrean gastos de personal, aunque el monto es muy bajo en comparación con los trabajadores. Si la empresa tiene un adecuado Programa de Becarios, que esté alineado a la estrategia de la organización y de Recursos Humanos, se puede ayudar a entrar en el mundo laboral a jóvenes profesionales sin experiencia.

    Características principales de un becario

    Becarios Cuáles son las competencias más valoradas

    Son muchas las empresas que deciden incorporar becarios a sus nóminas de trabajadores, con la finalidad de que estas personas puedan completar sus procesos de formación. En muchas ocasiones se confunde el término becario con otros conceptos que tienen diferencias en el aspecto laboral y administrativo.

    Por esto, es necesario saber cuáles son las características que presentan los becarios:

    • Los becarios no tienen contrato de trabajo. Esto se debe a que las relaciones laborales que surgen entre el becario y la empresa son definidas a través de convenios que se establecen con las universidades o centros formativos. Así, la empresa y la universidad deciden cuáles son las condiciones laborales del puesto de becario, y después el estudiante acepta y firma las condiciones bajo las cuales hará las prácticas. No se debe confundir a los becarios con los contratos en prácticas o con lo que se conoce como contratos de formación, que son los que se realizan en las empresas, y que sí se consideran contratos laborales.
    • El becario debe tener la disposición de aprender en una organización que tenga un proyecto que se ajuste a la carrera profesional.
    • Se debe determinar de forma detallada el perfil del puesto de trabajo, las competencias requeridas, y también, los rasgos de personalidad que son necesarios para ocupar la posición laboral.
    • El becario debe cumplir con los requisitos de formación mínimos para que se pueda considerar como tal.
    • Que cumpla con las competencias y habilidades mínimas que se requieran, ajustadas al perfil del puesto.
    • El proyecto de la organización debe ser compatible con la carrera profesional del becario.
    • El becario debe tener la madurez suficiente como para recibir retroalimentación periódica con respecto al desempeño que tenga en el proyecto, identificando cuáles son las áreas de oportunidad y fortalezas para continuar con un crecimiento profesional y personal.
    • Debe ser capaz de adaptarse rápidamente a cualquier cambio que surja dentro de la organización, de acuerdo con su evaluación de desempeño.
    • Se le deberá asignar a un Mentor (puede ser el jefe o alguna persona del área de Recursos Humanos) para que sea quien lo acompañe desde el principio del proyecto; que sea el encargado de proporcionar retroalimentación periódicamente, y lo acompañe hasta el final del proyecto.

    El reporte de desempeño del becario se analiza en forma conjunta con el departamento de Recursos Humanos, para poder definir cuáles fueron las fortalezas que demostró el Becario (High Performer) y cómo se pueden replicar con base a análisis, para ser tenido en cuenta para futuros proyectos, e incluso, para poder establecer un plan de carrera dentro de la empresa.

    El becario debe contar con suficiente madurez emocional para que, en caso de terminar el programa como becario y no quedar seleccionado para formar parte de la empresa u organización en un puesto formal, pueda continuar con la búsqueda de empleo formalmente, pero teniendo la ventaja de haber sido becario, y contando además con el conocimiento de áreas de oportunidad y fortalezas.

    Normativa que regula las prácticas y la contratación de becarios

    • Real Decreto 592/2014 de 11 de julio, por el que se regulan las prácticas académicas externas de los estudiantes universitarios.
    • Real Decreto-ley 8/2014 de 4 de julio, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia.
    • Real Decreto-ley 28/2018 del 28 de diciembre, para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo.

    Programas de desarrollo de becarios

    becarios

    Es importante conocer qué oportunidades ofrecen los programas de desarrollo de becarios, que son programas que se orientan a encontrar a los candidatos perfectos para una empresa u organización. Estos programas tienen una duración de seis meses o un año, tiempo en el que se pretende que el becario pase por un proceso donde será evaluado y e irá aprendiendo y mejorando en la empresa.

    La finalidad de estos programas, es que una vez terminado el periodo de prácticas, el candidato pueda estar preparado para pasar a ser parte de la empresa como un trabajador bajo contrato. Por lo general, los becarios no tienen el conocimiento de qué es lo que ofrece un buen programa de selección de becarios.

    Los diferentes tipos de programas que existen son:

    Programa formativo

    Un buen programa de prácticas debe estar enfocado en mejorar la empleabilidad del becario, ofreciendo un programa de formación en paralelo a sus estudios, durante todo el periodo de tiempo que esté desarrollando las prácticas. Con este tipo de programa se consiguen completar los conocimientos del becario en los aspectos en los que pueda haber tenido más dudas y mejorar su adaptación a las funciones que desarrolla en la empresa.

    Programa de incentivos

    En muchos programas de prácticas, las empresas le ofrecen a los becarios una serie de incentivos con las prácticas, con la finalidad de que los trabajadores puedan desarrollar sus funciones. Estos programas puede proporcionar, por ejemplo, periodos en los que el becario puede tener bonos de comida gratis o bien puede tener bonos de transporte. De esta forma, se desarrollará una mayor sintonía y los becarios sienten que la empresa se preocupa por ellos y su bienestar.

    Prácticas remuneradas

    Un programa de prácticas remuneradas con el aporte de una parte del salario del becario, es una garantía de recuperar la inversión que la empresa está haciendo por la corporación de los becarios. Es una forma de hacer sentir al becario que es importante dentro de la empresa y que se debe dar todo lo mejor en la actividad que realiza, con el objetivo de ser bien valorado y poder optar, por lo tanto, un puesto de trabajo en el futuro.

    Plan de desarrollo

    Un plan de desarrollo es una manera que tienen las empresas de asegurar que la implementación del proyecto en la empresa, forma parte de una estrategia a largo plazo. Por lo tanto, se realiza una planificación desde la evolución del becario en la organización, de modo que pueda obtener incentivos y aumentar las posibilidades de tener un desarrollo a nivel profesional.

    Nota del rendimiento

    Evaluar cuál es el rendimiento de los becarios y cómo se integran en la empresa, es otro aspecto que es muy valorado cuando se trata de un programa que busca cómo mejorar la empleabilidad de los becarios. Muchas empresas no se limitan únicamente a incorporar al becario, sino que se unen a un programa de evaluación de su actividad durante todo el tiempo que se desarrolla su actividad. Así se logrará tener una visión más cercana y clara de la adaptación que haya tenido el becario a la organización y al puesto de trabajo.

    Participación en diferentes equipos

    Muchas empresas como parte de su plan de integración, dan la oportunidad de que los becarios puedan trabajar con varios equipos, pasando por los diferentes departamentos, para lograr de esta manera que puedan conocer toda la organización. De esta forma, también pueden ser conocidos por todos los miembros de la organización, lo que ayuda a que pueda encontrar su lugar dentro de las diferentes áreas de la empresa.

    Estos son solo algunos de los aspectos que pueden contener los programas de desarrollo de becarios que se especifican en las empresas. Sin embargo, cada empresa tiene su propia filosofía y su forma de enfocar la selección de personal y la retención del talento a través de estos programas de prácticas. Es importante tener en cuenta que hay empresas que se vuelven famosas por tener programas de prácticas muy acordes a las necesidades de los becarios y que son muy bien valorados por los candidatos.

    Algunas empresas cuentan con programas de prácticas que son bien valorados en Facebook, Google, Pepsico, Intel o HP. En todas ellas se ofrecen las condiciones para la incorporación de becarios, como la flexibilidad de horarios, el desarrollo de un plan de carrera, otorgar incentivos a los becarios o remunerar las prácticas.

    Ventajas y desventajas de contratar becarios

    Becarios Cuáles son las competencias más valoradas

    La práctica de las empresas de establecer convenios con universidades y centros de formación para contratar becarios, no es muy bien vista por muchas personas, debido a que aproximadamente el 58% de los becarios no recibe ningún tipo de compensación económica. La mayoría de estos trabajadores reciben solo un bono para financiar los gastos de transporte y la gran mayoría de ellos deben aspirar a tener la oportunidad de tener un primer empleo.

    Con esto, puede parecer que ningún estudiante podría estar interesado en ser becario, pero lo cierto es que ocurre todo lo contrario. Cada día aumenta más el número de becarios que se desempeñan en empresas, fundamentalmente por los convenios que las empresas han establecido con las universidades, que buscan una primera oportunidad para que los estudiantes se incorporen al mercado laboral, mientras que todavía están cursando una carrera. Esta situación de los becarios y su remuneración, se ha convertido incluso en un tema político, dado que ha propiciado debates sobre esta práctica de las empresas, que para algunos incluso, puede ser considerado como agresivo y una oportunidad de tener mano de obra barata.

    Para tener una idea de lo que ganan y pierden las empresas, hay que conocer  las ventajas y las desventajas de tener becarios en la nómina:

    Ventajas

    • Por lo general, los becarios son entusiastas y buscan aprender, por lo que siempre están destinados a trabajar.
    • Es una oportunidad que tienen las empresas para descubrir y retener nuevos talentos.
    • Tienen los conocimientos frescos, por lo que no les cuesta mucho realizar sus tareas.
    • Su contratación no requiere hacer una inversión de dinero.
    • Disfrutan de explorar nuevas herramientas y tendencias, lo que para la empresa puede significar innovación y creatividad.
    • Pueden aportar mejores ideas sobre la dirección de la empresa o cómo tratar con los empleados.
    • Se puede formar al becario para el trabajo que se realiza en la empresa en forma particular, con las normas y valores de la empresa.

    Desventajas 

    • Cuando se trata de becarios que continúan sus estudios, compaginar el horario con la empresa puede ser algo complicado.
    • La falta de experiencia puede ser perjudicial para la empresa en algunas ocasiones.
    • Por lo general, no tienen confianza en sus propias capacidades.
    • Requieren ser motivados constantemente para realizar sus labores, sobre todo los que no reciben ningún tipo de remuneración por lo que hacen.
    • Es necesario poder ser flexibles con los horarios y permisos para días de estudio o fechas académicas particulares.
    • Necesitan ser orientados constantemente y esto quita tiempo a otros profesionales para hacer su trabajo.
    • El recambio de becarios puede ser verdaderamente agotador para todos los involucrados dentro de la empresa.

    Los becarios aportan una gran cantidad de beneficios para las empresas, lo que hace que valga la pena esforzarse para garantizar que se cuente con los mejores talentos. Si bien la búsqueda de becarios de calidad puede ser una tarea difícil debido a la poca experiencia con la que cuentan, se puede comprender cuál es su carácter por la forma en que se presentan y cómo responden a las preguntas de la entrevista, pudiendo así reconocer si cuentan con las competencias necesarias para formar parte de la empresa.

    Recomendaciones finales

    Encontrar un primer empleo para un recién titulado nunca es sencillo, pues implica ajustarse a las demandas de las empresas y al, mismo tiempo, reconocer y ajustarse a sus propias demandas. Con la búsqueda de un primer empleo los estudiantes comprenden que no se puede encontrar el trabajo soñado en el primer intento, y que tienen que superar retos para poder alcanzar los objetivos profesionales que se hayan propuesto.

    Las empresas, conscientes de esta realidad por la que pasan tantos jóvenes, ofrecen puestos a becarios que estén interesados en iniciarse en el mundo laboral en un entorno de aprendizaje, donde puedan poner en práctica lo que han aprendido, y de igual manera continuar formándose en un entorno real.

    Mejorar las retribuciones salariales, proporcionar planes de formación para el becario e incentivar que ser becario sea una opción que sea tenida en cuenta por los estudiantes y recién titulados es la meta de algunas empresas. De igual manera, quienes quieran ser becarios, deben procurar mejorar sus competencias y habilidades, así como también tener un excelente historial académico, con la posibilidad de tener más probabilidad a un puesto de trabajo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir