Trabajar de celador sin oposiciones

Trabajar de celador sin opositar

El ámbito de la salud es un sector muy amplio, por lo que tendrás la oportunidad de encontrar numerosas oportunidades de empleo. En ellos se requiere una gran cualificación, pero también conseguirás una buena recompensa económica, pues las carreras de ciencias de la salud son de las mejores pagadas del mercado.

Ya os informamos sobre puestos de trabajo como los de Visitador médico y farmaceútico, auxiliar de farmacia, farmaceútico, enfermero, auxiliar de enfermería, etc. y ahora es el turno de los celadores. Este es el profesional que se encarga de vigilar que se cumpla el mantenimiento del orden en un centro hospitalario, además de realizar diversas labores de apoyo. A continuación te indicamos mejor cuáles son sus funciones.

Índice

    Funciones de un celador

    Para poder entender mejor el trabajo de los celadores, os explicamos cuáles son sus funciones principales durante el día a día en un hospital.

    Ayudar al personal sanitario

    Una de las tareas más importantes de estos profesionales es prestar ayuda a los auxiliares en asear pacientes, procurar que estén bien alimentados atender todas sus necesidades o derivar las consultas al personal correspondiente.

    Ayudar a los pacientes

    Al igual que con el personal sanitario, este profesional deberá también ayudar a los pacientes, enseñándoles cómo usar y manejar las persianas y cortinas de la habitación o la cama en la que se encuentren.

    Movilizar a los pacientes

    Otra de sus funciones principales es la de transladar a los enfermos o pacientes de un sitio para otro en camilla o silla de ruedas, por ejemplo, moverlos hasta el quirófano. Es su obligación asegurarse de que los enfermos lleguen a su destino de la mejor forma posible y sin ningún problema.

    Movilizar a los pacientes

    Cuidar del instrumental

    Los celadores también recogen y entregan instrumental, muestras de sangre y registros médicos, así como trasladan y colocan tanques de gas. Pueden usar camillas de ruedas o carretillas para trasladar el equipo más pesado.

    Conducir vehículos

    Otra de las funciones que podrás tener como celador es la de conducir vehículos pequeños entre departamentos o zonas del hospital.

    Trabajar como celador

    Con oposiciones

    Como ocurre en muchas profesiones, para poder convertirte en celador de un centro público deberás presentarte y aprobar unas oposiciones, que organiza el Ministerio de Sanidad. Para poder presentarte a este examen no se requerirá unos estudios específicos, pero siempre será de gran ayuda haber recibido formación centrada en el tema, como cualquier curso de celador. Lo único que se necesitará será haber superado positivamente la Educación Secundaria Obligatoria y ser mayor de 16 años.

    Antes de hacer el examen tendrás que prepararte a fondo el temario, formado por 17 temas. La oposición en sí se trata de un examen tipo test, que podrá variar dependiendo de la comunidad autónoma en la que te presentes.

    Sin oposiciones

    Sin embargo, si estás aquí es porque te interesa conocer si puedes convertirte en celador sin haber opositado. Pues bien, sí es posible y a continuación te explicamos cómo.

    La única manera de encontrar un puesto de trabajo de celador sin haber aprobado unas oposiciones es incorporarte al sector privado. Estos puestos de trabajo de la Sanidad Privada no se ofertarán todos los años y el número de plazas no será muy alto, pero aun así, esta se convierte en una muy buena oportunidad para adentrarte en este sector. Como ya hemos mencionado, la incorporación a él no se hará mediante la superación de un examen, sino que se tomarán en cuenta tu currículum y los méritos que presentes. En general, tras esta fase de selección por méritos, se realizará una entrevista personal con el responsable de RRHH del Servicio o la persona encargada de esta tarea.

    Sueldo de un celador

    Sueldo de un celador

    Respecto a lo que ganan estos profesionales podemos indicar que cuentan con un salario base de unos 600 o 700€ al mes, dependiendo de la comunidad autónoma. Sin embargo, como ya decimos, se trata de un salario base, por lo que este podrá ir creciendo gracias a los complementos. Algunos de estos suplementos pueden ser los complementos de destino, el complemento específico, complemento de productividad fija, complemento de productividad, complemento por atención continuada o complemento de carrera.

    Por todo esto, al final, el sueldo de un celador podría establecerse en torno a los 950 o 1.000€ mensuales, a lo que se le irá sumando los años de antigüedad, pudiendo alcanzar los 1.200€.

    Artículos relacionados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir