¿Cómo estudiar oposiciones trabajando?

24 de septiembre de 2021

estudiar oposiciones trabajando

Mucha gente se encuentra en la tesitura de dudar sobre si se puede estudiar oposiciones trabajando a la vez y poder lograr la tan ansiada plaza. Es normal sentir miedo, agobio y dudar sobre si realmente podrás ser capaz de sacar tiempo diario para prepararlas adecuadamente.

Desde el principio debes saber que estar trabajando será un hándicap a la hora de poder estudiar, ya sean oposiciones, una carrera o un máster. Sin embargo, no debes darlo por perdido ya que siguiendo una serie de consejos es posible lograr aprobar unas oposiciones.

Índice

    Los mejores consejos para estudiar oposiciones trabajando

    Antes de comenzar a estudiar oposiciones trabajando, debes analizar si realmente tienes tiempo, capacidades y motivación para dedicarle horas diariamente a prepararlas. Obviamente no debes compararte con opositores que dedican 8 o 9 horas diarias a estudiar ya que no es viable en tu caso.

    Esperamos que nuestros consejos para estudiar oposiciones trabajando te sirvan de apoyo en tu nueva aventura.

    estudiar oposiciones trabajando

    Escoge bien las oposiciones

    El primer paso es ser consciente de las oposiciones a las que te quieres presentar. ¿Es factible estudiar oposiciones de Abogado del Estado mientras estás trabajando? Seguramente no, aunque nada es imposible. Infórmate bien sobre las oposiciones más fáciles o con temarios más cortos y mayor número de convocatorias.

    Estas suelen ser del grupo C1 y C2. Las pruebas tipo test son más sencillas a la hora de estudiarlas y los temarios de oposiciones como Correos, Auxiliar, Celador... son más livianos que los relacionados estrictamente con el Derecho. Por eso, antes de comenzar la carrera infórmate bien y escoge oposiciones que te sea posible preparar y que tengan que ver con aquello que te gusta o que querrías trabajar.

    Planifícate bien

    Una vez te hayas decidido a estudiar oposiciones trabajando y escojas aquellas que quieres prepararte, llega la hora de lo más esencial: planificarte. Hay muchas técnicas que te pueden ayudar a organizarte diaria y semanalmente para conseguir estudiar todos los temas antes de la fecha del examen. Puedes utilizar, por ejemplo, puedes descargar algún planificador gratuito de internet donde ir estructurando los temas a lo largo del tiempo.

    A la hora de estudiar oposiciones, lo mejor hacer primero una lectura del temario a nivel general. De esta manera comenzarás a absorber conceptos clave, verás de qué trata el temario y cuánto podrías tardar en completarlo. En una segunda ronda te recomendamos que subrayes lo más importante para resumir cada tema. Una vez hayas completado todo el temario, llega la hora de realizar esquemas del contenido que te permita estructurar mentalmente todo para, finalmente, memorizarlo al máximo.

    Madruga y aprovecha el día

    Este consejo para estudiar oposiciones trabajando tiene mucho que ver con el anterior. Obviamente si entras a las 7 de la mañana no será recomendable que madrugues más para estudiar, siendo las horas de la tarde y noche más cómodas para ello. Pero si tienes las mañanas libres, deberás acostumbrarte a madrugar y sacar horas para estudiar.

    De esta manera aprovechas mucho más el día y puedes seguir la planificación previa según te hayas marcado. Recuerda que el día tiene 24h y, quitando las 8-10h de trabajo, seguro que consigues sacar unas 3 horas diarias para estudiar, aunque para ello tengas que renunciar a otros placeres y momentos de ocio.

    planificar oposiciones

    Descansa adecuadamente

    No te olvides de dormir bien. El descanso es fundamental a la hora de alcanzar cualquier objetivo profesional y personal. Lo aconsejable es que descanses unas 7 horas diarias. También hay estudios que demuestran que las personas que se acuestan pronto y madrugan habiendo dormido estas horas son más productivas a lo largo del día siguiente.

    Se acabó quedarte viendo Netflix hasta la 1 de la madrugada. Coge el hábito de dormir pronto y bien para que al día siguiente seas capaz de rendir al máximo tanto en tu trabajo como durante tus horas de estudio.

    Coge el hábito de estudiar

    Y este hábito de descansar también se traslada al estudio. Es normal que si llevas años sin estudiar te sea muy complicado al principio, pudiendo frustrarte y bloquearte. No queremos eso. Aunque los primeros días o semanas dediques 1 hora a estudiar, con el tiempo irás cogiendo el hábito de estudiar oposiciones trabajando. Esto es fundamental para no renunciar a mitad de camino.

    Aquí también entra el escoger el método de estudio que mejor te funcione. Nosotros te hemos propuesto uno, pero cada persona deberá adaptarlo a su rutina diaria.

    Consigue el apoyo de gente cercana

    No caigas en la trampa de las llamadas de amigos para salir a tomar algo. Tienes que estudiar. Rodearte de gente cercana que te apoye, que comprenda la dificultad de estudiar oposiciones trabajando y que te sirva de motivación es fundamental. Ojo, eso no quita a que puedas sacar un día a la semana para dedicártelo exclusivamente a ti y salir con amigos. Sin embargo, intenta que estas "tentaciones" no te distraigan de tu objetivo. La constancia es la clave del éxito.

    Mantén la calma en momentos de estrés

    Habrá momentos en los que te sientas perdido, que no puedes más y que no vas a conseguirlo. Tranquilo, nos ha pasado a todos. Lo mejor es mantener la calma y controlar nuestra ansiedad para seguir con nuestra maratón. Recuerda que estudiar oposiciones trabajando es un proyecto a largo plazo, que no se consigue de la noche a la mañana y que requiere de un estado emocional positivo.

    Puede que realizar actividades como deporte o meditar te sirvan de ayuda para manejar el estrés. Consigue despejarte una hora al día, sal a pasear, lee un libro o ve al cine a ver tu peli favorita.

    controlar estrés

    Ten presente tus objetivo en todo momento

    Todo esto sin perder ni un solo momento tu objetivo: aprobar las oposiciones. En esos momentos en los que te sientes perdido es muy aconsejable recordar todo lo que llevas recorrido y cuáles son tus metas. Si de repente crees que estás perdido, haz un análisis de todo lo que has conseguido hasta ahora, aunque sea lo más mínimo.

    Para personas que deciden estudiar oposiciones trabajando, simplemente coger el hábito de estudio ya es un logro inmenso. Quédate con los pequeños pasos que vas dando y mantén firme tu motivación para lograrlo.

    Si tienes hijos...

    En muchos casos nos encontramos con la situación de tener que estudiar oposiciones trabajando y criar a nuestros hijos. Aunque aquí la cosa se complica un poco, lo mejor es hablar con ellos y hacerles entender que esta situación es temporal y que lo haces para lograr una estabilidad económica y laboral para toda la familia.

    Intenta que tu pareja, familiares o amigos te ayuden con ellos. Es fundamental que entiendan el esfuerzo que estás haciendo, que respeten tus horas de estudio y que sean un apoyo más en todo este proceso.

    Apúntate a una academia

    Por último, si crees que te falta una chispa más para prepararte las oposiciones ya que no estás seguro de poder planificarte bien, lo mejor es que te apuntes a una academia. Hay muchas especializadas en situaciones como la tuya y seguro que te ayudarán a conseguir que te organices bien, que saques horas de estudio diario y que además te guiarán con técnicas de estudio para aprobarlas.

    Recomendación final

    Aunque pueda parecer un tópico, nuestra última recomendación es que imagines el momento en el que todo esto acabe, que después de tanto esfuerzo hayas conseguido aprobar las oposiciones y conseguir tu plaza. En ese preciso instante te darás cuenta de que todo ha merecido la pena, que tu vida dará un giro de 180º y que eres capaz de conseguir todo lo que te propongas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir