¿Cómo aprobar las oposiciones tipo test?

24 de septiembre de 2021

oposiciones tipo test

Estudiar para unas oposiciones tipo test termina siendo más sencillo que tener que desarrollar varios temas y exponerlos oralmente. Es por eso que muchas de ellas utilizan este tipo de pruebas para evaluar a los candidatos, sobre todo cuando se trata de las oposiciones del grupo C.

En esta ocasión, te vamos a echar una mano con nuestros mejores consejos para conseguir aprobar las oposiciones tipo test. Además, te pondremos ejemplos de exámenes para que te hagas una idea de cómo son y no te pille desprevenido el día definitivo.

Índice

    Consejos para aprobar las oposiciones tipo test

    Antes de comenzar, debes saber que a la hora de estudiar para unas oposiciones tipo test lo mejor es practicar mucho. Más allá de seguir técnicas de estudio que a ti te funcionen, lo mejor es utilizar herramientas disponibles para hacer exámenes online. Seguro que encuentras muchas plataformas online para hacerlo.

    Veamos ahora nuestros 5 consejos para aprobar las oposiciones tipo test satisfactoriamente.

    oposiciones tipo test

    Leer bien las preguntas y respuestas

    Cuando llega el momento de comenzar el examen, es muy normal sentir presión, miedo y nervios. Pero debes aparcar todas esas emociones para centrarte totalmente en la prueba y leer detenidamente las preguntas. Muchas veces queremos acabar rápido y simplemente leemos la pregunta y las posibles respuestas por encima, y muchas ocasiones caemos en erros.

    Por ejemplo, al leer la pregunta y la primera respuesta, siendo correcta, la seleccionamos, e igual había otra que también era correcta junto a una tercera que establece que ambas están bien. Por tanto, si no leemos detenidamente la pregunta completa, estaremos perdiendo puntos seguro.

    Contesta primero las que te sepas seguro

    Una vez hayas leído bien la pregunta, si tienes dudas o crees no saberla a ciencia cierta, lo mejor es pasar a la siguiente. Debes responder en la primera vuelta a aquellas que te sepas realmente, dejando las dudas para una segundo e incluso tercera vuelta. No te preocupes, tienes tiempo de sobra para pensarlas más adelante.

    Si te quedas encasillado en una dudosa, estarás perdiendo tiempo y tus nervios aumentarán, por lo que es recomendable ir haciendo aquellas que estés totalmente seguro. Repito: tienes tiempo, no te agobies. De esta manera verás en una primera ronda cuánto de preparado estás.

    Sistema de puntuación

    Luego llega el caso de aquellas preguntas que no sabemos si contestar o no después de haber leído bien y reflexionado sobre ella. En este caso, deberás tener en cuenta el sistema de puntuación de las oposiciones tipo test. Normalmente, las mal contestadas restan las que están bien. Por tanto, sería conveniente dejarlas en blanco para que simplemente no sumen.

    Aunque nos entren ganas de responder pensando que, posiblemente, podamos sumar algo de puntos, la experiencia me dice que terminará perjudicándote. Así que ante la duda, déjala sin contestar. Eso sí, apura al máximo el tiempo porque leyendo otras preguntas puede darse el caso de que te venga la respuesta y puedas responderla.

    Un truco

    Muchas veces, cuando nos enfrentamos a las oposiciones tipo test, podemos seguir una serie de trucos para saber si esa pregunta puede estar bien o no. Uno de ellos es lo que se conoce como descarte. Es raro que haya preguntas con respuestas que ni tengan que ver con el tema, pero en ese caso debes estar atentos y descartarlas al momento.

    También tienes que tener en cuenta aquellas respuestas que no encajen gramaticalmente con la pregunta o directamente no te suenen de nada (esto solo si has estudiado al pie de la letra el tema o concepto y lo tienes muy claro). Atiende a si la pregunta anterior afirma algo contrario a la actual, de modo que seas capaz de crear un mapa mental y descartar alguna. Si ves que hay respuestas demasiado extremas, suelen ser falsas.

    Repasa bien antes de entregar

    Una vez que hayas terminado el examen de las oposiciones tipo test, no tengas prisa en entregar. Si tienes tiempo, apúralo al máximo y repasa. Es posible que te encuentres con alguna mal señalada y te sepas bien la respuesta, en cuyo caso puede restarte puntos.

    Eso sí, en el momento de repasar, aquellas preguntas que has respondido con seguridad, no las cambies. Es normal que después de tanto esfuerzo mental dudes sobre si es correcta o no, pero debes confiar en tus primeros momentos del examen, cuando estabas más despejado, y dejarla como está.

    oposiciones tipo test

    Otras guías para opositores:

    Ejemplos de exámenes oposiciones tipo test

    Las oposiciones tipo test son muy diferentes según el grupo o el sector en el que se enmarquen, por lo que tendrás que buscar ejemplos de aquellas que sean de lo que estás preparando. Sin embargo, para hacerte una idea de lo que puedes encontrarte, te vamos a dejar un documento con un examen test de ejemplo de las oposiciones al Cuerpo General Auxiliar de la Administración del Estado.

    Una recomendación para el día del examen

    Para terminar, queremos aconsejarte que el día del examen estés lo más tranquilo posible. Es muy recomendable dormir adecuadamente para ir a la prueba con la mente preparada y, en caso de ser una persona muy nerviosa, no tomar estimulantes como café.

    Por supuesto, olvídate de repasar. Las oposiciones son pruebas que se preparan con meses y años de antelación, por lo que repasar el mismo día del examen será absurdo y solo te servirá para generarte ansiedad y miedo frente a la prueba. Confía en lo estudiado y sigue nuestros consejos para aprobar las oposiciones tipo test.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir