Oposiciones a Notario y Registrador

13 de septiembre de 2021

Oposiciones a notario y registrador

Las oposiciones a notario y registrador se presentan cada año alrededor de la misma época, los postulantes deberán prepararse con bastante tiempo de anticipación para inscribirse en las convocatorias, asegurarse de cumplir todos los requisitos que demanda la ley y esperar la fecha del examen.

Como cualquier otro proceso de oposiciones, puede ser bastante complicado y estresante prepararse para los exámenes y la presión de la competencia, es por ello que existen formas de estar listo para asumir el reto y destacar sobre los demás aspirantes que luchan por las reducidas plazas que ofrece el gobierno español.

Índice

    Guía sobre las oposiciones a notaría y registro

    Oposiciones a Notario y Registrador

    En la presente guía te informaremos mejor sobre cómo es el examen de las oposiciones a notario y registrador. Además, te ofreceremos algunos consejos para que te sientas preparado y confiado a la hora del examen.

    ¿Cuánto tardas en ser notario?

    Para saber el tiempo que puedes tardar en llegar a ser notario, hay que contar los años de carrera (4) y el tiempo que más o menos puedes tardar en aprobar las oposiciones a Notario y Registrador. En total, una persona puede tardar una media de 7 u 8 años en conseguir una plaza como Notario.

    ¿Qué estudios son necesarios para ser notario?

    Para ser notario debes tener aprobado el Grado o la Licenciatura de Derecho, aunque también es posible acceder a través de un doctorado del mismo.

    ¿Cuál es el sueldo de un notario?

    Muchas personas se deciden por opositar a notario por el alto sueldo que reciben. De hecho, es una de las profesiones mejor pagadas. Un notario llega a ganar 150.000€ anuales en España, aunque todo dependerá del sector en el que trabaje, ya sea público o privado, donde pueden ganar mucho más.

    Guías sobre otras oposiciones:

    Exámenes de las oposiciones a Notario y Registrador

    oposicion a notario

    Como es bien sabido, las pruebas que se presentan en los procesos de las oposiciones a notario y registrador o de cualquier clase son vitales para obtener el cargo deseado, ya que en ellas se demuestra el nivel de conocimientos y estudios que ostenta el aspirante.

    Esto es lo que puede marcar la diferencia durante el proceso de selección de unos participantes sobre otros; siempre es mejor demostrar más habilidad y profesionalidad para ser tenidos en cuenta.

    Las pruebas a realizar para las oposiciones a notario y registrador constan de cuatro ejercicios, dos de calidad escrita y dos orales; estos exámenes se presentan ante tres representantes de las notarías y el registro público, profesionales que ya trabajan en estas áreas: un magistrado, un profesor de derecho y un abogado del Estado. Las pruebas orales son públicas y las personas pueden asistir a verlas. A continuación explicaremos más a fondo cada una de las pruebas, tanto orales como escritas:

    • Primera prueba: Este examen es de carácter escrito y estará basado en los temarios destacados de las oposiciones a notario y registrador, los temas rondarán en base a los siguientes puntos: derecho común y foral, derecho civil y legislación fiscal. Las preguntas sobre derecho civil deben ser respondidas en un tiempo de 18 minutos, el resto del examen podrá ser respondido en un período de 60 minutos.
    • Segunda prueba: Esta prueba también es teórica y escrita, comprende los temas de derecho administrativo, hipotecario, mercantil y notarial; los aspirantes tendrán un total de 60 minutos para concluir la prueba escrita.
    • Tercera prueba: Esta prueba requerirá que los aspirantes redacten un ensayo sobre los temas tratados en la primera prueba, además de otros temas que pueda requerir el Tribunal que preside la evaluación. Los participantes tendrán 6 horas completas para redactarlo y corregirlo. Una vez que el aspirante termine de redactar el ensayo deberá leerlo en voz alta ante el Tribunal y los espectadores que hayan decidido ver la prueba.
    • Cuarta prueba: La cuarta prueba consiste en dos partes; la primera tratará de la redacción de un informe notarial, en la que el aspirante debe plantear y solucionar un problema jurídico y  dar varias soluciones para el problema planteado. La segunda parte del ejercicio requiere que el participante realice un examen de matemática financieras y contabilidad de estadísticas.

    Cómo superar las oposiciones a Notario y Registrador

    libros abiertos

    Ya que exploramos más a fondo la naturaleza de cada una de las pruebas que deben realizar los aspirantes a las oposiciones a notario y registrador, es hora de aportar algunos consejos para llevar a cabo un mejor estudio de los temas y estar totalmente listo para los retos que imponga el Tribunal de la evaluación. Presta mucha atención a cada uno de los apartados.

    Dale valor a la competencia

    La mayoría de las personas que se inscriben en las oposiciones a notario y registrador son personas sumamente preparadas, ya que es una de las oposiciones que más retos plantea para sus aspirantes: cada uno de ellos debe tener títulos a nivel universitario en diferentes carreras importantes relacionadas con las notarías y los registros, como puede ser la carrera de derecho.

    Debemos tener en cuenta que muchas de las personas que están compitiendo por una plaza junto a nosotros son opositores muy experimentados, y quizás ya tengan varios años concursando por un cargo en las notarías y los registros públicos, de este modo no debemos subestimar a nuestra competencia y tenemos que prepararnos al máximo para dar lo mejor de nosotros en las pruebas y procesos que se requieran en las oposiciones a notario y registrador.

    Evita las distracciones

    Conseguir un puesto en el sector público es cada vez más complicado hoy en día, sobre todo si se trata de cargos donde las personas tienen que ser totalmente profesionales y deben tener un título universitario de alto calibre. Si eres una de estas personas muy preparadas a nivel académico, y siempre has soñado con trabajar en el sector público en un cargo estable, estarás de acuerdo en que las oposiciones a notario y registrador merecen toda tu concentración y esfuerzo.

    En nuestra vida diaria tendemos a prestar mucha atención a nuestras familias, amigos y pareja; y eso es algo completamente válido en esos casos, pero cuando nos preparamos para un proceso de pruebas y de competencia con muchas otras personas muy hábiles, será mejor que sepamos organizar nuestras prioridades, al menos por el momento en que tengamos que estudiar y cumplir con las pruebas propuestas por el Tribunal de evaluaciones.

    Te recomendamos mantener un ritmo de estudio bastante regular, no entretenerte demasiado con pequeños detalles de tu familia, amigos o pareja, ellos deben entender que esto se trata de algo muy importante para ti y que tu futuro depende de su máxima colaboración en este asunto. Lo más recomendable será que te prepares con años de antelación, una vez que consigas el puesto podrás estar totalmente satisfecho contigo mismo y gestionar tu tiempo como prefieras.

    Motívate y relájate

    Para conseguir un objetivo no sólo hace falta la constancia y el estudio regular, sino que también necesitaremos mantener un nivel adecuado de estabilidad emocional y mental. Debido a esto, necesitaremos poner el mayor esfuerzo en encontrar pequeños momentos de relajación después de largas jornadas de estudio: tendremos que premiar nuestro carácter aplicado y reforzar las buenas conductas que hemos estado tomando.

    La motivación será nuestra mejor amiga en este largo camino que debemos emprender para lograr una posición en tan importante parte del sector público, esto nos ayudará a mantenernos enfocados en la meta y a avanzar de forma más rápida en los temarios de las oposiciones a notario y registrador.

    Para mantener una buena motivación, te recomendamos encontrar estímulos a través de pequeños premios que puedas darte a ti mismo después de cumplir cierta cuota de estudios diarios o semanales. También puedes alternar los temas que estudies para no sentirte completamente abrumado con un único tema durante mucho tiempo. Variar los esquemas de estudio también pueden evitar el aburrimiento, al igual que a veces es importante cambiar de lugar a la hora de estudiar, esto puede beneficiarte mucho si comienzas a sentir incomodidad en el ambiente.

    Es importante recordar que cada persona es muy particular, y cada uno presenta un método de aprendizaje diferente: debes tener paciencia contigo mismo y encontrar tu propio método, uno que te haga sentir cómodo y que no te estrese en exceso durante el largo proceso de preparación para las pruebas de las oposiciones a notario y registrador.

    Escribe notas y esquemas

    A pesar de que casi todas las personas tienen métodos distintos para aprender y retener información, podemos recomendarte un modo bastante sencillo de organizar tus horas de estudio y una forma en que puedes aprender la información y repasarla fácilmente. Presta atención al siguiente método de estudio:

    • Dar una primera lectura de reconocimiento de cada uno de los temarios indicados: recuerda que son bastantes temarios, te recomendamos empezar a prepararte con 2 o 3 años de antelación.
    • Cuando hayas leído todos los temarios de forma normal, debes volver a leerlos intentando destacar cada una de las ideas principales de los textos y diferentes temas; para ello, puedes repasarlos con un subrayador o con la opción de resaltar si se trata de un documento PDF.
    • Una vez que hayas repasado cada una de las ideas principales de todos los temarios, deberás crear un esquema de cada uno de ellos, escríbelo del modo en que más comprensible sea para ti y se te haga más fácil de repasar. Mientras anotas las ideas principales podrás sentir que se interiorizan en tu mente.
    • Finalmente relee todos tus esquemas las veces que lo necesites, ellos te acompañarán hasta el final del proceso y podrás repasarlos más sencillamente sin necesidad de leer los temarios tan densos y complejos. Así podrás sentirte menos estresado y ver todo de una forma un poco más manejable y reducida.

    esquemas

    Practica el examen oral para las oposiciones a notario y registrador

    Una de las partes más importantes de la evaluación es la tercera prueba, como mencionamos anteriormente: esta prueba consta de la redacción de un ensayo sobre temas jurídicos asignados por el Tribunal de evaluación.

    Después, este ensayo debe ser expuesto por el aspirante y leído en voz alta ante el Tribunal y los espectadores. Por esta razón es importante que no sólo nos preparemos a nivel escrito, realizando modelos de exámenes, sino que también necesitamos practicar nuestra fluidez de lectura, dicción y demás.

    A continuación, algunos consejos:

    • Practicar nuestro ritmo de lectura puede ser más sencillo si leemos los temarios en voz alta y nos acostumbramos a un tono de voz correcto para una audiencia. A través de esto también podremos controlar nuestra respiración, nuestra pronunciación y la dicción para modular correctamente cada palabra.
    • Te recomendamos realizar algunos ensayos de prueba y exponerlos a tus familiares, amigos o pareja, así estarás más preparado. Puedes pedirles que te hagan preguntas relacionadas con el tema, similares a las que podría realizar el Tribunal de evaluación, de este modo puedes prepararte para responder bien ante cualquier cuestión que decidan preguntar.
    • Recuerda que en el momento de exponer no debes aprender los temas de memoria, ni recordar las palabras exactas en el mismo orden en que las escribiste; necesitas sintetizar tu idea y exponerla con tus propias palabras: debes practicar esto muy bien para garantizar tu fluidez en el momento de la exposición.
    • Si sufres de pánico escénico, te recomendamos practicar con un grupo de amigos o familiares que te ayuden a vencerlo poco a poco; también puedes intentar relajar tu lenguaje corporal, colocar la mirada en ciertos puntos y alternarla para presentar tu respeto a los miembros del Tribunal. Durante el momento de la exposición también puedes mirar a un punto muerto de la sala o a otras personas que estén ahí apoyándote, como un amigo, un familiar o tu pareja.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir