Ventajas y desventajas de ser funcionario

Ventajas y desventajas de ser funcionario

Trabajar de funcionario es uno de los objetivos de muchos estudiantes y puede que también sea el tuyo. Si te estás planteando comenzar a encaminar tu futuro profesional hacia este destino, tal vez te sea de gran ayuda conocer cuáles son las ventajas y desventajas de este puesto de trabajo. Una vez que ya sabes cómo trabajar de funcionario, es el turno de aprender qué pros y contras encontrarás durante tu camino y en el puesto de trabajo.

En España contamos con un número bastante alto de funcionarios: en 2021 más de 2,71 millones de personas trabajaban para la Administración Pública. Por ello, puede que se trate de una muy buena oportunidad para encontrar un puesto de trabajo.

Índice

    Cómo convertirse en funcionario

    Antes de acceder a un trabajo siempre toca prepararse para conseguirlo: estudiar la carrera que nos formará para ese puesto, recibir cursos sobre dicho sector o, en este caso, prepararse las oposiciones. Para poder acceder a un empleo de la Administración Pública deberás superar unas oposiciones, que para cada trabajo serán diferentes. Oposiciones para Correos, oposiciones a Educación Primaria, oposición a bombero, oposiciones de Psicología, oposiciones al ejército, oposiciones a Agente Forestal, oposición de Auxiliar de Bibliotecas y Archivo, oposición para Técnico Administrativo de AENA, oposición a Inspector de Trabajo son algunas de las muchas posibilidades que encontrarás para convertirte en funcionario.

    Cómo convertirse en funcionario

    Ventajas de ser funcionario

    El puesto de funcionario es conocido por ofrecer una gran estabilidad profesional al empleado, uno de los principales motivos por los que los estudiantes deciden prepararse estas oposiciones. Sin embargo, esta no es la única ventaja que ofrece dicho empleo, sino que encontramos muchas más, que os presentamos a continuación:

    Estabilidad profesional

    Como decíamos, al convertirte en funcionario, te asegurarás un trabajo fijo del que será muy difícil que te despidan, a no ser que cometas una infracción grave o muy grave. En el panorama tan cambiante en el que nos encontramos, este se trata de un aspecto muy importante a tener en cuenta. El funcionario podrá crear planes de futuro sin preocuparse por el desempleo o por la falta de dinero: alquilar una vivienda, comprar una casa, comprar un coche, crear una familia, etc.

    Horario fijo

    En este sentido, podrás contar con una mejor organización de tu tiempo libre y tu agenda. Los funcionarios contarán con un horario fijo, normalmente intensivo, que supondrá no tener que realizar horas extra; en el caso de que se deban realizar, siempre serán remuneradas.

    Mejor conciliación personal

    Relacionado con lo anterior debemos destacar este punto. Al contar con un horario fijo te será más fácil encajar tu vida profesional con la personal. Además, en el sector público encontrarás más flexibilidad que en el privado a la hora de pedir permisos de unos días, reducir tu jornada o pedir excedencias.

    Salario competitivo

    A pesar de que dependerá del puesto y del trabajo que ocupes, los empleados de la Administración Pública cuentan con un buen sueldo, al que se le podrán sumar extras como la antigüedad, la subida de categoría o la promoción interna. En Cómo trabajar de funcionario te mostramos el salario que podrás ganar, dependiendo del grupo de funcionarios al que pertenezcas.

    Vacaciones

    Vacaciones

    Al ser funcionario contarás con 22 días de vacaciones por cada año completo de servicio activo, reconocidos por ley. Por otro parte, también tendrás derecho a 6 días de asuntos propios a lo largo del año, un número que irá aumentando conforme el funcionario supere un trienio de actividad.

    Facilidad de traslado y movilidad

    A pesar de contar con una plaza fija, los funcionarios podrán solicitar un traslado a otro lugar por motivos personales, familiares, de salud, etc. Tendrás la oportunidad de participar en concursos de traslado para cambiar de localidad, pero sin perder tu puesto de trabajo.

    Otras ventajas

    • Igualdad salarial entre hombres y mujeres. 
    • Seguridad sobre tu jubilación y cotización en la Seguridad Social. 
    • Faltas de asistencia más justificables que en el sector laboral privado. 
    • Minimización de escenarios de reducción de plantilla y despidos en comparación con el sector de empleo privado. 
    • Más facilidad para que el banco te conceda un préstamo o una hipoteca.

    Desventajas de ser funcionario

    A pesar de que son muchas más las ventajas que encontramos sobre este trabajo, también existen algunas desventajas que os vamos a numerar a continuación. Deberás sopesar los pros y contras para conocer si realmente se trata de una buena oportunidad laboral.

    Mucho tiempo de preparación

    Como os explicábamos arriba, para poder convertirte en funcionario deberás aprobar unas oposiciones. La preparación de esta prueba requiere mucho tiempo de estudio, que, dependiendo de la persona, podrán ser más o menos años. No existe un tiempo determinado para prepararte las oposiciones, por lo que te podrás adaptar a tus capacidades y tu tiempo libre; sin embargo, te aseguramos que deberás dedicarle mucho tiempo. En añadidura, también requerirá una inversión económica, pues deberás inscribirte en academias que te preparen para el examen o invertir en todos los materiales que tendrás que comprar para la etapa de estudio.

    Mucha competencia

    Además de dedicarle mucho tiempo al estudio de las oposiciones, encontrarás mucha competencia en este sector, por lo que deberás alcanzar una nota superior a la de tus compañeros para hacerte con la plaza. Da lo mejor de ti y consigue destacar sobre los demás.

    Monotonía en el trabajo

    El puesto de funcionario puede resultar a veces un poco monótono, pues tendrás que realizar todos los días un trabajo muy parecido. Al contrario que en el sector privado, donde tus tareas serán más amenas y podrás desarrollar diferentes actividades dentro de tu puesto de trabajo, en el sector de la Administración Pública tus días no serán muy diferentes unos de otros.

    Monotonía en el trabajo

    Poco margen de innovación

    Con relación al apartado anterior, también encontramos la falta de innovación. En el puesto de funcionario tendrás poco margen de maniobra para poder innovar o desarrollar tu creatividad. Deberás cumplir unas funciones y normas que te dictan tus jefes y no tendrás la posibilidad de proponer otras alternativas. Se trata de un sistema de trabajo tradicional con pocas opciones de cambio o pocos desafíos.

    Otras desventajas

    • Número extenso de requisitos y papeleo
    • Posibilidad de aprobar, pero aún así no obtener la plaza

    Artículos relacionados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir